DEPORTE | campeonato | Fútbol | Preocupación

¿Qué es un domingo sin fútbol...?

Vamos a coincidir que, los que llevamos varios años, por no decir décadas, hemos tenido domingos sin fútbol, por razones muy variadas: de las placenteras (vacaciones) y las otras, esas que lamentamos (domingos lluviosos, paros y otros recesos que no pasaban de días o alguna semanas).

Esto que estamos atravesando es otra cosa. No sólo no tenemos actividad futbolística sino que nos están indicando que el parate incluye quedarse en casa y, adentro de ella, ¿no?

Como parte de los diferentes estamentos de nuestro fútbol, nos preguntamos, ¿qué es un domingo sin fútbol? Pero optamos, en esta oportunidad, por trasladar el interrogante a referentes conocidos, que representan diferentes estamentos del más popular de los deportes en el norte pampeano, con el agregado que si hoy habría competencia cada uno de ellos estaría preparándose para jugar, dirigir, relatar, hinchar u organizar el evento futbolístico.

Y en esa recorrida informal que hicimos, nos encontramos con Facundo Petisco, delantero de Costa Brava, que si nos fijamos en el calendario del Torneo Regional Amateur esta tarde probablemente que estaría jugando con su equipo ante Racing de Castex, o Ciudad de Bolívar en el sueño albirrojo de llegar lo más alto posible en un torneo del ascenso nacional.

“Es una situación fea, que nadie se imaginaba que iba a pasar. Cada vez que no pude jugar, por lesiones, alguna sanción o porque mi equipo quedó eliminado, estaba para atrás anímicamente. Ahora tampoco estoy bien, pero entiendo que se trata de la salud, la mía y la de todos”.

“Yo vivo con mi abuela -comentó- y estoy con ella transitando días muy largos. Me estoy informado, respetando lo que nos piden y, a la vez, entrenando con lo que nos pasa el ‘profe’ y en el espacio que tengo, que no es mucho”.

“Me alimento convenientemente -siguió-, esperando que esto pase y que todos estemos bien. He inventado cosas para trabajar con complementos, pero veo que no es ni parecido a un día de los que yo tenía y mucho menos a un domingo”.

“Es triste, pero hay que hacer caso”

“A todos se nos hace difícil. A mí, porque llevo 21 años trabajando como técnico en forma ininterrumpida”, recordó en su intervención, ‘Tuco’ Leguizamón, actual técnico de Racing de Castex.

“He vivido todos estos años intensamente, no sólo el domingo, que es sinónimo del día del partido, sino en la semana, donde uno planifica, entrena y está a pleno en esto que apasiona, pero también genera asumir compromisos y postergar otras cosas”.

“Uno recuerda que, más de una vez, terminó lamentando perderse un acontecimiento familiar, por ejemplo en ‘cumple’ de un hijo, o disfrutar una noche especial con amigos, porque primero estaba el fútbol, que para mí es pasión y trabajo”, completó.

“Ahora no lo tenemos, pero a eso se agrega el tener que estar sin poder hacer muchas cosas que uno reemplazaba cuando accidentalmente no había fútbol, y eso hace que sea todo doblemente difícil”.

“Pero hay que obedecer, ya que está la salud ante todo. Así que estoy aprendiendo a organizar el día de otra manera, para aprovecharlo y, a la vez, que no se haga tan largo. Trato de dormir bien, que es muy importante; comer sin excesos, porque me la tengo que pasar probando las remeras todo el día”, acotó.

“A los futboleros -como a tanta gente- nos ha cambiado la vida. Jamás he tenido la casa tan ordenada, limpia y, obviamente, sigo en contacto con el ‘profe’ intentando guiar a los jugadores para que no pierdan la parte física, ya que en lo táctico o futbolístico no se puede hacer nada”.

“Esperemos que esto pase, primero para poder ver a mis hijos que tengo uno en Pico y otro en Luiggi. Y, después, volver a los domingos con fútbol y todo lo demás”.

“Hoy sólo espero que los que tienen que tomar decisiones lo sigan haciendo, con el mejor asesoramiento. Que los médicos se sientan bien y que todos los demás los alentemos, como una gran hinchada, fundamentalmente cuidándonos”.

“Un domingo sin fútbol es triste –resaltó- pero tranquilo, porque la mayoría estamos haciendo lo que debemos hacer”.

“Sigo viendo fútbol”

“Un domingo sin fútbol es de dolor. Porque uno lo toma a esto con pasión y realmente no tenerlo, y con el presente que vivimos, hace que uno no pueda estar bien”, aportó Marcelo Aredondo, como referente del arbitraje pampeano.

“Creo que todos intentamos buscar algo para estar entretenidos en casa, donde tenemos que estar. Y yo no puedo dejar de ver fútbol en videos o grandes partidos que pasan en los canales deportivos. A eso le agrego lectura de textos que dispongo sobre reglamentos e interactuando con gente del fútbol... Pero está claro que igual es muy duro pasar un domingo así. Porque me he amargado muchas veces porque no podía dirigir, pero lo superé y punto, ahora intento lo mismo y esperemos que no se haga mucho más largo”, deseó.

A ese testimonio también sumamos la parte dirigencial, con alguien que -ante todo- es fanático hincha de Ferro y después directivo de la entidad, Darío Merino.

“Yo estoy como vacío, me falta hacer algo y si bien creo entender por lo que estamos pasando, igual se me hace muy difícil. Es raro saber que tenés que quedarte en casa y no podes ir a ver a tu equipo. En mi caso, los domingos con fútbol y jugando Ferro, duran muchos horas porque está el antes, durante y después del partido. Ahora todo es preocupación porque el rol dirigencial hay que seguir cumpliéndolo, ya que hay gente que espera que lo puedan hacer y en realidad, no podés. La impotencia es una sensación muy fea”, sintetizó

“Los unos les tenemos que hacer bien a los otros”

En el tramo final del recorrido nos quedamos con colegas a quienes habitualmente escuchamos los domingos, pero con auriculares puestos, relatando, y nosotros siguiendo así alternativas de partidos.

Luis Iglesias, relator de ‘Master Deportivo’, reconoció que “en tiempos de campeonato, cuando no te toca ir a relatar, trato de aprovechar bien a este día: extendiendo la sobremesa en familia o con amigos, siesta y tranquilidad. No tengo que mirar el reloj o buscar el auto para viajar a la cancha elegida para nuestra tarea”.

“Ahora es diferente, porque está el dicho ‘todos los días son domingo’. Y es así para mucha gente que sólo se quedaba en casa ese día. Para los que el domingo tenemos la responsabilidad de hacer algo porque hay fútbol, parece que del calendario nos sacaron ese día”.

“Hasta ahora trato de hacer lo que la mayoría dice que hace. Quedarme en casa, animarme a hacer cosas de mantenimiento, ordenar papelerío, ropa o cosas que hace años estaban esperando que las acomodarlas y salir sólo para ir hacer el programa en la radio, que en parte nos ayuda a sentirnos activos y dentro de mundo del fútbol”.

Miguel Collado, la cabeza de ‘Domingol’ definió el momento como ‘una experiencia nueva’. “No creo que no estemos acostumbrados, ya que el 20% de los domingos del año no tenemos fútbol y ahí hacemos lo que hacen los normales, no los ‘locos por el fútbol’”, aclaró.

“Claro, que el primer domingo sin fútbol lo aproveché parecido a esos que antes te decía: en casa, poniéndonos al día con cosas postergadas. Pero cuando ya no es un domingo sino que son varios seguidos, no es lo mismo. Y hoy pasa que pensamos y echamos de menos toda esa adrenalina que tiene cada domingo, ya que para nosotros todo arranca muy temprano. Tiene su momento máximo en el relato, pero a eso se le agregan los viajes, que todos son muy especiales y que no los olvidás”

“Así que a uno se le mezcla en estos días el recuerdo de lo que hacía con la incertidumbre de lo que está pasando y puede pasar, y el deseo de que este esfuerzo al que te someten tantas restricciones sea paliativo para salir adelante. Coincido con las medidas que se han tomado, sobre el aislamiento y demás. En definitiva, está bueno que entendamos que los unos les podemos hacer bien, con nuestras actitudes, a los otros”, finalizó.

Dejá tu comentario