Provinciales | proyecto | personas | ciudad

"Tenemos derecho a poder circular de esta manera"

Jéssica Malvicino, presentó un proyecto al Concejo Deliberante para que las personas ciegas o con cualquier otro tipo de disminución física, puedan tener una mejor accesibilidad a los distintos espacios de la ciudad.

Jéssica Malvicino, vecina de esta comunidad quien a raíz de una enfermedad perdió la vista hace seis años, presentó un proyecto al Concejo Deliberante para que las personas ciegas o con cualquier otro tipo de disminución física, puedan tener una mejor accesibilidad a los distintos espacios de la ciudad.

Dicho proyecto fue presentado en el mes de abril y trata sobre Rutas Accesibles. Estas son parte de una vereda o de un espacio peatonal que tiene un metro cincuenta de ancho por 2,10 metros de alto, con pavimento estable, sin elementos sueltos, antideslizante en seco y mojado, sin ningún obstáculo que impida la correcta circulación de todas las personas, indistintamente de sus capacidades o incapacidades.

En diálogo con este medio, Jéssica Malvicino, quien se desempeña como administrativa en el Servicio Social del Hospital Gobernador Centeno e ideó este proyecto como consecuencia de haber perdido la vista a raíz de una enfermedad, contó que “ya ingresó a la Comisión de Obra Pública y a Discapacidad, la idea es que sea aprobado para realizarse junto con el presupuesto con el que se cuente para el año que viene; necesitamos que sea lo antes posible” y agregó “sabemos que va a ser un ejemplo de innovación y accesibilidad para todos los espacios públicos de la ciudad y que va a servir de modelo para toda la provincia”.

Las rutas accesibles deberán estar marcadas mediante un sistema de señalización horizontal, con baldosas podotáctiles, las cuales están diseñadas para que todas las personas puedan hacer uso del espacio urbano. Es un sistema de comunicación que utiliza la sensibilidad táctil de las personas ciegas en contacto con el pavimento, ayudándolas a realizar trayectos seguros y con menor esfuerzo. Por sus características se van a diferenciar del resto, hay lisas, de puntos o de botones para las intersecciones de calles; lo que esto hace es delimitar el ancho y el largo de estas rutas. Durante el trayecto las personas con disminución visual se pueden guiar con las baldosas lisas y al llegar a las esquinas o intersecciones se van a encontrar con baldosas de puntos, que son las que les indican donde están las rampas para el cruce de calle.

“Lo que pido en el proyecto es que primeramente las obras se realicen en la Avenida San Martín entre 9 y 11, a ambos lados de la calle y con baldosas de puntos al ingreso del Municipio y al ingreso de los diferentes caminitos que tiene la plaza, en donde las baldosas se comunicaran desde afuera hacia adentro de la misma, por la línea de los bancos”, explicó.

La iniciativa contempla que luego pueda aplicarse también en el microcentro de la ciudad, con las mismas características de baldosas y señalización, “va a ser un recorrido muy intuitivo para aquellas personas que tienen algún proceso mental distinto, cualquier discapacidad de origen visual, para los usuarios de silla de ruedas, es importante saber además que al momento de modificar algo en la vía pública, se debe contar con el concepto de accesibilidad y que todos y todas puedan usar lo que se hace nuevo, no puede servir solo para algunos, de hecho está que las rampas de la ciudad las usamos todos” y continuó “también los comercios van a saber que no pueden poner en ese espacio macetas, mesas, sillas, cartelerías, ni ningún tipo de obstáculo; tenemos derecho a poder circular de esta manera”, afirmó.

Contó que fue recibida por la Intendenta, Fernanda Alonso y que junto a Daniel López, “me abrieron todas las puertas para presentar el proyecto sin ningún inconveniente, me sentí muy apoyada; en General Pico hay 1800 personas registradas con discapacidad, por lo tanto las rutas accesibles van a ayudar a que muchas familias puedan salir a la vía pública de manera autónoma y segura” y señaló “si tu casa no está adaptada, si tu barrio no está adaptado, si tu medio de transporte no está adaptado, si los lugares de recreación o de trabajo tampoco lo están, todos espacios que los discapacitados y las discapacitadas usamos para desplazarnos y vivir cotidianamente, seguramente mi bastón blanco será insuficiente si todos éstos ámbitos no están adaptados correctamente”, cerró.

Dejá tu comentario