Nacionales | profesor | Facebook | adolescente

Tiene 13 años y sube todos los días a un molino para enviar la tarea

La historia de Gualterio se conoció cuando su profesor de Historia y Geografía subió una foto a Facebook del adolescente trepado a un molino para poder mandar sus deberes.

Gualterio vive en Jubileo, un pueblito cercano a Villaguay, Entre Ríos. Su profesor de Historia y Geografía subió una foto suya a Facebook y se volvió viral ya que el adolescente estaba trepado a un molino para poder mandar sus deberes.

El joven entrerriano va a primer año de la Escuela Agrotécnica J.J. de Urquiza pero vive a 50 km de Villaguay. Desde que se suspendieron las clases presenciales en el marco del contexto de Pandemia, Gualterio debió atravesar distintas circunstancias ya que no contaba con conexión a internet.

En ese marco, el joven se las ingeniaba cada vez que debía cumplir con sus profes para lograr captar señal y es por ello que un molino terminó siendo su principal aliado para cumplir su principal objetivo: estudiar y cumplir con el envío de sus tareas.

El Profe que dio a conocer la historia habló con Cadena 3 y relató que Gualterio subía todos los días dos veces a un molino de viento, único lugar donde recibía señal de Whatsapp. En ese momento comenzaba a recibir las actividades que enviaban sus docentes, luego las resolvía en su casa, y regresaba al mismo molino para poder enviarlas.

image.png

“Ahí me di cuenta de las ganas de superación que tenía”, dijo Arturo a la radio cordobesa y agregó que en ese momento “pedí autorización a sus padres para subir una foto al Facebook de la escuela, sin imaginar que tendría semejante magnitud”, indicó.

“La respuesta fue inmediata, a los cinco minutos me llamó un legislador provincial que me dijo ‘Mirá, entre los dos vamos a hacer que tenga internet en los próximos días’”, contó.

Gualterio quiere ser apicultor, toca el bombo y es trabajador rural desde chiquito.

“Incluso en los actos escolares virtuales, mandaba videítos para participar también”, detalló el docente.

Por último, el profesor de Historia y Geografía destacó entre lágrimas que “uno solo hace lo que tiene que hacer, este es mi trabajo, por ahí le digo a mis colegas más jóvenes que la actividad del docente no es solo dentro del aula, ni termina cuando suena el timbre, los chicos nos precisan”.

Fuente: Cadena 3

Dejá tu comentario