Provinciales | Condena | Prisión en suspenso

Prisión en suspenso para autor de abuso sexual

En el marco de un acuerdo de Juicio Abreviado, el juez de control de General Pico Alejandro Gilardenghi, condenó a un hombre de 28 años como autor material y penalmente responsable del delito de "abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda"; a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional o en suspenso .

Además le impuso las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio, y en caso de modificarlo avisar previamente al Juez de Ejecución o al Fiscal. Abstención de relacionarse de cualquier modo con la damnificada -una adolescente, sobrina de su pareja-. Abstenerse también de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas. Someterse a un tratamiento psicológico obligatorio, previo informe que acredite su necesidad y eficacia -por parte de profesional idóneo en la materia. Y someterse a la observancia de las reglas de conducta por el Juez de Ejecución Penal, y al cuidado y contralor del Ente de Políticas Socializadoras .

El Juicio Abreviado fue solicitado por el fiscal Luciano Rebechi y el defensor particular José Luis Bernal, junto al imputado. La encargada de la guarda de la menor y la menor, al ser informadas sobre el acuerdo, prestaron su consentimiento.

Con las pruebas incorporadas en la causa quedó demostrado que el 1 de enero de este año, el imputado realizó tocamientos a la sobrina de su pareja, en su domicilio.

El juez expresó que "con la decisión acordada no se afectan de ninguna manera las garantías de acceso a la justicia y a la tutela judicial efectiva (más bien ocurre lo contrario), dado que aún en el hipotético caso de finalizarse el proceso de un modo ordinario, en un eventual juicio oral -y no con la salida alternativa que aquí se presentó-, la sentencia que recaería (...) sería similar o idéntica a la acordada por las partes. Por todas estas cuestiones, razones de celeridad y economía procesal -para una solución rápida y definitiva de este conflicto- aconsejan el dictado de la sentencia, en este caso, tal como se ha solicitado en el marco de este procedimiento abreviado”.

Finalmente el juez ordenó en forma inmediata la información pertinente al Registro de Procedimiento y Notificación de Antecedentes de condenados por delitos contra la Integridad Sexual, de la condena dictada en la fecha.

Condena por lesiones leves

Por otra parte, el juez de Control de General Pico, en calidad de subrogante de la audiencia de juicio, Heber Pregno, condenó ayer a un hombre de 32 años, a la pena de seis meses de prisión de efectivo cumplimiento; por considerarlo autor penalmente responsable del delito de “lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra la persona con la quien mantenía una relación de pareja”.

El debate oral se desarrolló el día 18 de octubre pasado, con la actuación unipersonal de Pregno, la intervención de la fiscal Ana Laura Ruffini y la defensora oficial Elba Pozze.

Las pruebas aportadas en el debate permitieron al juez dar por cierto que el 23 de mayo de 2018, en el interior del domicilio familiar donde el imputado residía con su pareja y madre de una hija en común, en el contexto de una discusión, él imputado aplicó un golpe de puño en el rostro a la mujer, ocasionándole lesiones de tipo leves que fueron constatadas por certificado médico.

En los alegatos de clausura, la fiscal solicitó se condene al imputado a la pena de seis meses de prisión, que deberán ser de efectivo cumplimiento, por contar con una condena anterior del año 2012.

La defensora oficial por su parte, expresó que “no se puede condenar al imputado teniendo en cuenta la retractación que se escuchó- en el juicio- de parte de la damnificada, que no existía intención de instar la acción penal, que se investiga un delito de instancia privada y la fiscalía no ha invocado razones de orden público para que proceda la acción penal”. Por todo ello, solicitó la absolución de su defendido.

Por su parte, el juez expresó que “no existe duda, luego de haber dirigido el debate, escuchar a los testigos y analizar las pruebas aportadas que el hecho sucedió, y que estamos frente a un claro caso de los conocidos como ‘violencia de género‘”.

Luego, el magistrado agregó que “han surgido en este debate, ciertos patrones de conducta, que se repiten con otros casos de violencia de género, como ser, luego de recibir golpizas o maltratos la víctima busca ayuda policial inmediata, para que, luego de apaciguados los ánimos y a un costado transite el camino de la justicia para el descubrimiento de la verdad, procedan a posteriori a retractarse o desdecirse, viendo que la justa solución que le va a brindar el Estado, como ser una condena le resultara perjudicial. Un perjuicio, que lamentablemente se aprecia desde esa óptica de vulnerabilidad, la cual a mi entender, resulta equivocada".

"Como ha sucedido en el caso bajo análisis, donde ambas partes víctima y victimario manifestaron que una pena de efectivo cumplimiento sería perjudicial para ellos, porque el imputado es el único que trabaja y aporta dinero al hogar. Lo cual no resulta bajo ningún punto de vista, que sea una causal válida de justificación ante la conducta ilícita realizada”.

“Tener perspectiva de género, no implica tener una mirada imparcial, vulnerando los derechos del imputado, sino, tener presente que se está juzgando un hecho, que tiene como protagonista a una mujer en estado de vulnerabilidad, con todas las aristas que ello implica. Debiéndole otorgar la justa solución al caso en concreto, y brindar una protección específica y especial”, mencionó Pregno en el fallo.

Finalmente el juez manifestó que “la agravante de la figura principal, surge ya que víctima y victimario, tenían y tienen una relación de pareja, según surge de la denuncia radicada, como de lo manifestado en el juicio por ambos, teniendo una hija en común”.

Dejá tu comentario