POLICIALES | prisión preventiva

Prisión preventiva para uno de los acusados de robar y golpear a Barbero

Un joven piquense, con antecedentes condenatorios, fue notificado en la mañana de hoy por ser sindicado como partícipe del hecho que damnificó en agosto pasado al señor Barbero, en la localidad de Trenel.

Noventa días de preventiva fueron los que dictaminó el juez de Control Diego Ambrogetti para un joven piquense. El mismo se encuentra imputado por ‘robo agravado por lesiones y encubrimiento’, acusado de ser partícipe del hecho delictivo que damnificó a Barbero y su señora, ambos adultos mayores.

En la audiencia la fiscal Verónica Campo solicitó se realicen distintas medidas a fin de poder hallar pruebas que permitan establecer la culpabilidad o no del detenido. Entre ellas, la apertura de un celular, extracción de sangre para su cotejo con la obtenida en el lugar del hecho y un examen antropométrico, solicitándose ruedas de reconocimientos.

Teniendo en cuenta que el ilícito en cuestión tiene una pena mínima en expectativa de cinco años, se solicitó la prisión preventiva por 90 días a fin de evitar que pueda producirse la obstaculización de la causa o un ocultamiento. La defensora Elba Pozze se opuso a dicha medida, aunque fue aceptada por el magistrado.

Cabe destacar que en el mes de febrero de 2019, el joven detenido salió en libertad y, a fines del pasado año cumplió la totalidad de pena. Más allá de esta circunstancia, de hallárselo culpable cumpliría con su condena bajo la modalidad de prisión efectiva.

La fiscal que lleva adelante la causa, aseguró que este sería ‘el sospechoso más firme que tiene la investigación’. Según afirmó, al sospechoso se le hallaron distintos elementos relacionados con este hecho, a los cuales se arribó por ‘distintas líneas investigativas y la cuestión probatoria’.

Para dar con el sujeto se procedió a realizar dos allanamientos, que derivaron gracias a un trabajo investigativo de la fiscalía. “Había compradores a los que esta persona les había ido vendiendo y que aportaron información necesaria para llegar a él”, destacó Verónica Campo.

El celular que le había sido sustraído a la pareja, se vendía de manera personal sin intermediar plataformas digitales, como las redes sociales. “No sabemos qué grado de participación tuvo, aún hay que esclarecerlo, lo cierto es que el móvil lo tenía él, lo vendió y se logró recuperarlo”, afirmó la funcionaria judicial.

Gracias al último comprador, es que se logra iniciar la investigación mediante dicha línea de trabajo. “El último comprador es de buena fe. A partir de él se comienza la investigación y se inicia hacia atrás, buscando al resto de los presuntos compradores”, dijo la fiscal. Campo aseguró que aún restan personas imputadas por el caso, aunque no se descarta que haya más que puedan estar involucradas.

Consultado por la evolución del caso aseguró “siempre se continuó trabajando al respecto, pese a la intensidad de las labores van mutando de acuerdo al tiempo”. A pesar de ello, añadió que con el desarrollo de la causa se llevan a cabo medidas que arrojan datos: “Teníamos una medida pendiente que veníamos renovando todos los meses dando que arrojaban resultados negativos y, por suerte, el 31 de diciembre nos llegó un resultado positivo”, sostuvo.

Descartó la investigadora que el detenido en la jornada del lunes esté relacionado con hechos de similares características que acontecieron en localidades como La Maruja, Rucanelo y Trenel. En estos casos, los damnificados también fueron reducidos y golpeados salvajemente.

El hecho

El salvaje accionar de los ladrones que se hicieron con una importante suma que ascendería a 30 mil dólares, joyas y otras pertenencias, tuvo lugar el 04 de agosto último en la mencionada localidad de Trenel. Allí, Ángel Barbero de 82 años e Isabel Gutiérrez de 66, fueron maniatados y golpeados durante un importante plazo.

Los malvivientes habrían ingresado a la vivienda en horario nocturno y prosiguieron con su accionar durante algunas horas. Según las primeras hipótesis que se barajaron, alguien habría brindado el dato sobre la venta reciente de un campo propiedad de la pareja.

Fue la propia policía la que descubrió a la mujer tendida en el lugar, luego que la misma pidiera auxilio durante algún tiempo hasta ser oída. Las lesiones ocasionadas produjeron importantes inconvenientes en la pareja, que aún no logran recuperar plenamente su saluda.

Dejá tu comentario