Provinciales | piquenses | ventas

Con un clima agradable, los piquenses nutrieron el centro de la ciudad

Jóvenes, adultos y familias piquenses regresaron a la zona comercial que, después del Día de la Madre, había quedado anémico.

Jóvenes, adultos y familias piquenses regresaron a una zona comercial que, después del Día de la Madre, había quedado anémico. Algunos comerciantes resaltaron que si bien se incrementó la circulación, las ventas continúan bajas.

El gobernador Sergio Ziliotto brindó el último día viernes una conferencia de prensa en la que realizó anuncios importantes y que afectaron directamente a las ciudades de Santa Rosa, Toay y General Pico. Indicó que las mismas continuarán en Fase 2 hasta el próximo día 9 de noviembre.

Esta disposición de índole sanitaria se corresponde con la cantidad de casos que se han registrado en los últimos y que mantienen en alerta a las autoridades gubernamentales. El mandatario provincial admitió que la provincia cuenta ya con circulación comunitaria como consecuencia del desconocimiento del nexo epidemiológico de muchos casos positivos.

Sin embargo, hay que retrotraerse hasta el viernes 16, momento en el que se dio comienzo a esta disposición provincial. Hasta allí, los comerciantes gozaban de mayor comodidad para desempeñarse y los vecinos se movilizaban por distintos sectores de la ciudad, con total libertad obviando, por momentos, la implementación del protocolo sanitario.

La imagen en la zona comercial, incluso antes del Día de la Madre, mostraba una zona centro con poca afluencia de piquenses lo que significaba una pérdida para los propietarios de comercios, sino también para otros rubros que se ven beneficiados con una mayor apertura, como los comerciantes.

En aquel entonces, diario La Reforma realizó consultas en distintos negocios de la ciudad y varios de sus encargados manifestaron que la falta de circulación de dinero en la calle como el temor por la exponencial crecida de contagios, atenuó las voluntades de los consumidores que decidieron resguardarse.

De hecho, fue la propia directora de Epidemiología, Ana Bertone, quien se encargó de resaltar que usualmente no se toman las medidas correspondientes para evitar la propagación del coronavirus, sino hasta que se registra un nuevo caso positivo en un sector determinado o aumentan desmedidamente en la ciudad.

Ello parece haber empujado a los piquenses al resguardo, vaciando las arterias céntricas generando consecuentemente, una baja en las ventas de los distintos rubros que se ofrecen, sobre todo, en ese espacio de General Pico.

Las desnutridas calles volvieron a florecer en la jornada del sábado con el acompañamiento de temperaturas primaverales que llevaron a los ciudadanos a disfrutar de un breve paseo o la degustación de distintos productos de época. Heladerías, restos y bares sumaron clientes con el transcurrir de la tarde.

Aunque no fue esta una típica visual de verano en la que las veredas se atiborran de personas, sí parece haber traído cierto alivio por un aumento del tránsito peatonal que se pareció al habitual de cada fin de semana. Jóvenes, en mayor medida, y familias se acercaron a los comercios para disfrutar de una agradable jornada.

Suerte dispar

Para conocer cómo impactó este movimiento, diario La Reforma consultó a algunos emprendedores locales que vieron en la calurosa tarde una oportunidad de ofrecer sus productos. Un comerciante de comidas, situado en una de las esquinas características, fue el primero en dar su punto de vista.

“Está malísimo. Viene muy mal hace rato, ya desde el Día de la Madre que hay poco movimiento. Ahora es fecha de cobro de los estatales y por ahí hay más gente, pero lo que se consume no es tanto”, manifestando explicando la situación.

El hombre se lamentó, además, por el aumento de contagios registrado y los efectos que ello ha producido en la ciudadanía: “La gente también se guardó, creo yo, por temor a la pandemia. Eso afecta”, dijo.

En este sentido, apuntó contra aquellos que no respetan el protocolo sanitario provocando más casos positivos, pero también insinuó que en determinados comercios la acumulación de gente no es percibida.

Las libertades se han restringido en otras ciudades cercanas, generando un impacto económico también aquí: “Pico no es una ciudad que se llene por sí misma. Nosotros dependemos mucho de las personas que vienen al médico, a hacer trámites y demás, pero que también consumen”, dijo.

Las realidades son distintas para todos y otro emprendedor, en este caso un pochoclero, manifestó: “La tarde fue muy mala para mí, estoy desde las 14 que no había nadie y desde las 18 recién comenzó a llenarse. Me voy a quedar un rato más, para ver si consigo para cenar”, dijo. La frase, reflejando una crítica situación, contrastó con un comercio de golosinas cercano en el que ingresaron jóvenes constantemente.

image.png
Sillas ocupadas y buena circulación de piquenses. Por la noche, los bares se vieron repletos.

Sillas ocupadas y buena circulación de piquenses. Por la noche, los bares se vieron repletos.

La Plaza Seca fue el núcleo comercial. No sólo se vio en las inmediaciones a los tradicionales vendedores ambulantes foráneos, sino también artesanos artistas como Pablo. “Para nosotros la tarde fue muy buena. Junto a mi pareja vendemos líquidos para burbujas”, manifestó caracterizado con clásica vestimenta circense.

“Antes de la Fase 2, veníamos trabajando muy bien, haciendo varios cumpleaños, teníamos muchas fechas que debimos suspender. Vimos que había mucha gente que estaba saliendo a trabajar y decidimos hacerlo porque ya lo necesitábamos”, aseguró en diálogo con La Reforma.

Comentó, mientras su niña reposaba en un carrito de bebé, que siempre se atuvieron a las normativas sanitarias, no sólo para protegerse a sí mismos sino para salvaguardar la salud de familiares y terceros. En consonancia con ello, hasta llevaron los materiales para seguir la trazabilidad.

Con la caída del sol, los grupos familiares y los adolescentes fueron abandonando el centro para dar lugar a otros clientes. Las mesas dispuestas al aire libre en los comercios nocturnos se llenaron rápidamente para ofrecer una perspectiva que a muchos beneficia y que a otros preocupa.

Dejá tu comentario