Nacionales | Pesca

Pescaron una raya de más de 150 kilos en el Paraná

Una raya gigante de más de 150 kilos de peso fue pescada en el río Paraná, a la altura del departamento San Martín, en la zona sur de la provincia de Santa Fe.

Santa Fe - Un grupo de pescadores tuvo que trabajar más de una hora para sacar de las aguas fluviales al gigantesco animal, utilizando un espinel rayero y aparejos, además de otras herramientas especificas.

En el marco de la pesca deportiva, los hombres estaban preparados para pescar rayas y de hecho habían sacado una de unos 40 kilos poco antes. ‘Pero sin dudas que nunca imaginamos una de esta magnitud‘, expresó uno de los pescadores al diario El Litoral.

El último antecedente de rayas gigantes, databa de noviembre de 2013 cuando en Puerto Gaboto pescaron un ejemplar de 155 kilos, mientras que se extrajo una raya de 150 kilos en abril del año anterior en la confluencia de los arroyos El Barrancoso y La Camiseta, cerca de la ciudad entrerriana de Victoria, frente a Rosario.

Gigantes en peligro

Las rayas de agua dulce, que habitan los grandes ríos sudamericanos y están emparentadas con los tiburones, pueden alcanzar tamaños de hasta 200 kilos y según alerta un trabajo realizado recientemente por Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET - UNaM) de la provincia de Misiones (Argentina) y publicado en la revista Biological Conservation, su población se encuentra en declive.

Con datos del ex Ministerio de Agroindustria se señaló que la pesca en sus diversas modalidades, especialmente en el río Paraná, es la causa de la menor presencia de las rayas en el ecosistema local.

Desde el centro de la ciudad de Santa Fe hasta el Delta del Paraná, la pesca comercial del sábado afecta a las rayas, las cuales al ser pescadas son mutiladas y devueltas al río.

‘Cuando los pescadores encuentran una raya lo primero que hacen es cortarle la cola, ya que allí tiene un aguijón que tiene una función defensiva. Como no es lo que estaban buscando, las devuelven al río, donde pueden sobrevivir. En los relevamientos hemos detectado un número importante de ejemplares en estas condiciones‘, señaló Luis Lucifora, investigador del Conicet que participó del trabajo.

En diálogo con el sitio Iagua, dijo en cuanto al trabajo, que ‘el resultado fue muy claro: las zonas donde hay más rayas mutiladas son las que tienen menor abundancia de estos peces‘. Mientras pidió que se libere el tramo medio de represas para preservar las rayas gigantes, sostuvo que ‘si no se toman medidas, la abundancia de las rayas en el Paraná -que es uno de los ríos de mayor biodiversidad del país- va a seguir disminuyendo‘

Temas

Dejá tu comentario