Provinciales | Patricia Testa | Guillermo Coppo

Patricia Testa presentó su descargo ante las autoridades del Comité piquense

La exdiputada provincial asegura que decidió no asumir como concejal de General Pico por problemas familiares, negando cualquier tipo de acuerdo preexistente con dirigentes del PRO.

Patricia Testa presentó ayer su descargo al presidente del Comité General Pico de la Unión Cívica Radical, Sergio González, documento en el que sostiene que su decisión de renunciar a la banca en el Concejo Deliberante de General Pico obedece a estrictos problemas personales y familiares, negando de plano que haya habido un acuerdo previo en el marco de la conformación de las listas de ‘Cambiemos’.

El escrito, que tiene varias páginas, “aparentemente está redactado con la asistencia de algún asesor letrado”, señaló una fuente partidaria, quien además reveló que lleva solamente la firma de la ahora exdiputada provincial. Los “problemas personales” están vinculados, según se explicó, con inconvenientes en la salud de algunos de sus familiares más directos.

De acuerdo con las normativas partidarias, la situación se tendrá que resolver antes de fin de mes en la sede de la calle 30 entre 15 y 17, en lo que seguramente será en el marco de una de las primeras reuniones partidarias del 2020. Luego de esa instancia, las partes podrán acudir a una superior, como es el Tribunal de Etica del Comité Provincia.

El caso Patricia Testa generó una fuerte polémica durante los primeros días del mes de diciembre del año pasado, cuando la entonces concejal electa presentó su renuncia ante las autoridades del Concejo Deliberante, lo que fue interpretado por los miembros del Comité local como haberse prestado para ocupar una ‘candidatura testimonial’ en las elecciones del 19 de mayo último.

Hay quienes aseguran que Testa ‘arregló’ directamente con Martín Maquieyra para acompañarlo en la fórmula que se postulaba para conducir los destinos de la ciudad, pero que en el PRO ya sabían que en caso de no ganar la elección (como finalmente ocurrió), la ex docente no asumiría su banca y ese lugar quedaría para un suplente, que en éste caso es Luis Clauzure, representante del MID en la lista formado por esa alianza electoral.

La circunstancia se tornó ‘imperdonable’ para la cúpula de la dirigencia radical piquense, ya que el centenario partido quedó con un solo concejal (Guillermo Coppo), por lo que se supone ha perdido fuerza política en el Cuerpo Deliberativo local. Por éste motivo, desde un principio hubo quienes pidieron la expulsión de Testa (en varias reuniones se abordó el tema), a quien acusan de haber sido parte de una candidatura testimonial, algo que está expresamente prohibido por la Carta Orgánica partidaria. El tema, además, se trató en la Convención Partidaria celebrada a mediados del mes pasado en Santa Rosa, donde Testa y Coppo protagonizaron un tenso cruce de palabras.

Es cierto, si, que todos saben que Patricia Testa ha tenido que afrontar, junto a su familia, serios problemas de salud de algunos de los integrantes de su entorno más cercano, pero aquí lo que se discute es el momento en el cual ella expresa su voluntad de no asumir, ya que algunos consideran (y dicen tener pruebas que lo conforman) que previo a esos inconvenientes (pero luego del cierre de las listas) ella ya había manifestado su voluntad de no asumir como concejala, y se analizaba en ese momento su pediría una licencia o directamente renunciaría, como finalmente ocurrió.

Dejá tu comentario