Palmeiras | Copa Libertadores | campeón

Palmeiras se consagró campeón de la Copa Libertadores

Cuando el encuentro parecía encaminarse irremediablemente al alargue, un cabezazo de Breno Lopes, quebró el marcador y puso en ventaja a Palmeiras.

Con un agónico gol en el octavo minuto de descuento, Palmeiras le ganó hoy 1 a 0 a Santos la final de la Copa Libertadores, disputada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, y se consagró campeón del certamen por segunda vez en su historia.

Cuando el encuentro parecía encaminarse irremediablemente al alargue, Rony lanzó un centro cruzado desde la derecha, Breno Lopes apareció por detrás de Pará y con un preciso cabezazo marcó el gol, batiendo a John, que se quedó parado.

El testazo de Breno Lopes sorprendió a propios y extraños, ya que las llegadas de riesgo fueron una excepción a lo largo de todo el encuentro.

De hecho el trámite de la final -dirigida por el argentino Patricio Loustau- fue friccionado, con permanentes faltas y discusiones, por lo que prácticamente no hubo remates frente a los arcos.

Gracias al título -su segunda Libertadores tras la lograda en 1999- el "Verdao" embolsó 12 millones de dólares y otros 3 más por asegurarse un lugar en la fase de grupos de la edición 2021.

También disputará el Mundial de Clubes en Qatar, entre el 4 y 11 de febrero, y la Recopa Sudamericana, que definirá en marzo con Defensa y Justicia -campeón de la Sudamericana-.

Hacía 15 años, con el duelo entre el Inter de Porto Alegre y San Pablo, que dos brasileños no definían la Copa Libertadores, con el condimento de que en esta edición, Santos y Palmeiras habían eliminado a Boca y River, respectivamente, en semifinales.

Primer tiempo plagado de infracciones

Santos se insinuó mejor en el inicio, pero rápidamente Palmeiras lo emparejó, todo dentro de un contexto de fricción, con reiteradas faltas de ambos lados.

Con ese panorama, la pelota parada parecía ser un arma a tener en cuenta y a los 13 minutos, el paraguayo Gustavo Gómez -uno de los futbolistas más destacados de la final- avisó con un cabezazo, desviado, a la salida de un tiro de esquina.

Tuvieron que pasar más de 20 minutos para que se produzca otra aproximación, también de Palmeiras: fue a los 36, cuando Marcos Rocha filtró un pase para Raphael Veiga y éste definió mal, con un remate mordido.

Poco y nada en el segundo tiempo, hasta el agónico gol

El complemento fue una continuidad del primer tiempo, con el agravante de que el correr de los minutos llevó a los equipos a arriesgar cada vez menos.

Apenas hubo lugar para una incursión ofensiva de Lucas Veríssimo, quien estuvo cerca de cabecear en soledad, a los 13 minutos, y un disparo desde afuera del área de Pituca, bien rebotado por el arquero Weverton.

Cerca del final, el técnico de Santos, Cuca, no permitió que Marcos Rocha saque rápido un lateral y se produjo una gresca, que involucró a varios futbolistas.

Cuca fue expulsado -se quedó en las tribunas con algunos hinchas que fueron autorizados a ver el encuentro- y el árbitro Loustau dio varios minutos de adición.

Ambos entrenadores dieron por descontado que el partido seguiría en el alargue, por lo que hicieron cambios. Pero lo inesperado se produjo en el epílogo: Rony dio muestras de su pegada con un largo y preciso centro, Breno Lopes se elevó, colocó el cabezazo y quebró el cero en el Maracaná.

Dejá tu comentario