LA PROVINCIA | Marcela Paladino | Consejo Médico

Paladino reclama que "la nueva ley Policial proteja el ejercicio de la profesión médica de la manipulación"

La médica psiquiatra del Servicio de Sanidad Policial de la provincia, Marcela Paladino, quien denunció por abuso laboral a un comisario y tras ello recibió una sanción disciplinaria, le solicitó ayer a las autoridades del Consejo Médico de La Pampa que se involucre en el debate de la Ley Orgánica de la Policía que se trata en la legislatura, para que esta "proteja el ejercicio de la profesión de la manipulación policial".

La nota en cuestión fue dirigida al presidente de la institución, Jorge Ibañez, y en ella Paladino, en calidad de médica matriculada solicita “la participación de ese Consejo en el debate de Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de La Pampa que se discute en la Cámara de Diputados provincial”.

Según expuso la profesional, su pedido se basa en “la necesidad de que la nueva ley proteja el ejercicio de la profesión médica de la manipulación policial, haciendo respetar el Artículo 2º de la Ley Nacional de Ejercicio de la Medicina, Odontología y Actividades Auxiliares ( Ley Nacional 17132)”.

Agregó que “la Inviolabilidad del Acto Médico debe quedar explicitada en la Ley para garantizar el acceso a la Salud del Destinatario del Accionar Médico. Esta garantía tiene como objetivo no solo excluir cualquier posibilidad de manipulación policial del acto médico, sino también dar cumplimiento al Inciso c) del Artículo 2º de la Ley de Derechos del Paciente ( Ley Nacional 26529) que protege y preserva la Intimidad del enfermo”.

Experiencia propia

Paladino sostuvo que “me avala en la solicitud el haber trabajado como médica psiquiatra de la Policía de La Pampa durante 5 años. En mi experiencia dijo-, los primeros años pude trabajar como en cualquier otro ámbito de salud, proponiendo y tomando conductas de la especialidad sin ser cuestionada en el accionar médico”.

Pero “en los dos últimos años, con la jefatura del Médico Ginecólogo Raúl Colombato, y la incorporación al Servicio de Sanidad del jefe de personal Mayor José Mendía policía, no medico, con mayor rango en el escalafón Policial, el Servicio cambió radicalmente, al menos en lo que respecta a Salud Mental Policial”, indicó.

Denunció, como lo viene haciendo en distintos ámbitos, que “el Mayor Mendía intentó manipular los informes psiquiátricos, las conductas médicas en el área de psiquiatría y hasta se atribuyó el derecho de ordenar la forma en cómo se debía evaluar a un pacientecon problemas de salud mental en la Policía”.

Además, dijo, “con esta nueva gestión fueron corrientes las órdenes verbales, instrumento de gestión que no deja rastros y que dificulta el ejercicio de la defensa ante órdenes potencialmente conflictivas”.

“Cuando comencé a comunicar novedades, solicitar indicaciones y contestar por escrito, la respuesta que recibí fue el acoso laboral a través de gritos, arresto con privación de la libertad, se me quitaron funciones y especialmente la tarea de seguimiento de las carpetas psiquiátricas”, detalló.

“También fui perjudicada por la manipulación en la calificación anual con bajas notas sin haber tenido nunca una nota de apercibimiento, con la consecuencia de que las bajas calificaciones son equivalentes en la Policía Provincial con la ley Vigente a la casi segura pérdida del puesto de trabajo en la Institución”, expuso.

Todo esto, aclaró, “fue denunciado en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas de La Pampa y fue presentado en la Justicia en la Fiscalía Penal de Género donde desestimaron la presentación sin realizar ninguna investigación. Actualmente se presentó una ‘medida autosatisfactiva’ en el Superior Tribunal de Justicia”.

“Todo este tiempo y por este tema he sido acompañada por el abogado Esteban Torroba y la abogada María Julia Coito y el colectivo Mujeres por la Solidaridad con quienes recorrimos varios organismos del estado Provincial como el Ministerio de Seguridad, y hemos tenido también entrevistas con el secretario de Derechos Humanos y la Secretaría de la Mujer”.

“El problema que nos ocupa sostuvo Paladino-, no es un problema entre colegas médicos, es uno mucho más importante que tiene que ver con las normas vigentes de la dictadura y con la cultura que éstas han implantado en la Policía de La Pampa”.

“Cultura agregó- que le hace creer a los profesionales que por encima de la salud y los valores democráticos, esta la obediencia al superior. Obediencia que no acepta reflexión alguna, como si se tratara de una situación bélica permanente. Plantear esta cuestión como un problema entre colegas es una estrategia cuyo origen desconozco, pero tiene como una de sus consecuencias dificultar la visualización de los graves problemas que he señalado anteriormente”.

La médica psiquiatra consideró necesaria la participación del Consejo en la discusión para que “redunde en una mejora en la Ley Policial actualmente en debate, en una defensa del trabajo médico y en más salud para los trabajadores policiales”.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario