DEPORTE | Santa Rosa

"Palacios y Capaldo son jugadores de selección"

El entrenador de los seleccionados argentinos de fútbol sub 20 y sub 23, Fernando Batista, elogió el nivel de los pampeanos Nicolás Capaldo y Matías Palacios, a los que auguró un futuro en la selección mayor.

Batista estuvo ayer en Santa Rosa participando de una capacitación para entrenadores y dirigentes que organizó el club Mac Allister, y en diálogo con La Reforma definió a ambos como “dos grandísimos jugadores”.

“En el caso de Capaldo ya está asentado en la primera y Matías (Palacios) está dando sus primeros pasos, o sea que tienen mucho que aprender. Siempre les digo que mantengan los pies sobre la tierra, la cabeza tranquila, porque son chicos de un recorrido enorme. Deben aprender muchas cosas, pero eso se los va a dar el tiempo y los partidos. Sin dudas, son dos jugadores con proyección de selección”, dijo el ‘Bocha’.

En ese sentido, no dudó en destacar a Palacios como “un distinto, de esos jugadores que antes se veían mucho pero ahora no tanto. Es un enganche, con un panorama de cancha muy importante, con buena pegada y la inteligencia para darle velocidad o pausa cuando el juego lo necesita. Es un proyecto a futuro de muy buen jugador”.

Luego de la disertación, mostró su alegría porque “siempre es lindo charlar con colegas. Yo estuve del otro lado, así que me pone contento poder brindar la experiencia que uno tiene en el juvenil”.

Aseguró que encuentros de esta naturaleza sirven para “debatir, charlar y sacar el misterio y el dramatismo que hay en juveniles a veces. Es un juego y todos queremos ganar, pero no podemos olvidarnos de que estamos en una etapa de formación, en donde hay que inculcar valores en el trabajo día a día con los chicos”.

En este sentido, marcó que “siempre es necesario entrenar para mejorar. Un futbolista alcanza su madurez a los 26, 27 años, cuando ha tenido un recorrido de 5 ó 6 en primera, pero siempre que juegue podrá entrenar y mejorar. Pensemos en que Messi consideraba que no hacía tantos goles de tiro libre y practicó hasta lograrlo ahora. Y si lo hace él, de ahí para abajo es algo que le cabe a todos”.

Con respecto a su trabajo en la selección, confió que se siente “cómodo. Estoy disfrutando este momento, disfrutando cada torneo más allá de la responsabilidad que tengo como entrenador de la selección cuando voy a algún torneo. Estamos detrás de una idea que apunta a 10 años y que, más allá de los nombres que estén, ojalá se pueda cumplir, porque para que lleguen los éxitos hay que mantener los procesos”.

En la misma dirección, avisó que “aún con la inestabilidad que reina en el fútbol del país, en juveniles no tendríamos que estar pensando en tanto cambio. Sabemos lo que pasa si no salís campeón, pero nos tenemos que abocar a que el día de mañana el entrenador de la selección pueda contar con una camada de jugadores a los que pude citar. Si hacemos hincapié en el resultado empezamos a retroceder de nuevo”.

En este sentido, graficó como un método a seguir lo hecho por José Pekerman y Hugo Tocalli hace años. “Hay que valorar ese orden, los objetivos que había que tener. Lo más importante, más allá de las medallas o alguna copa, que te posiciones bien, es ir dejando una base”.

Valoró también el hecho de que actualmente, exfutbolistas de selección estén a cargo de los planteles juveniles porque “todo es un conjunto. Indudablemente, la capacidad que tiene después de haber estado en selección, saber lo que es estar en el predio, haber jugado con esta camiseta ayuda, porque se les pueden decir cosas importantes. Y es importante también saber trabajar en juveniles, porque cuando estás acostumbrado a entrenar con mayores no es lo mismo”.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario