DEPORTE | Pablo Roselli | clubes | Fútbol

Pablo Roselli, entrenador: "Siento la misma pasión que cuando atajaba"

La pasión por el fútbol no se abandona fácilmente. Hay casos de futbolistas que dejaron la actividad y no se supo nada más de ellos. Pero la gran mayoría de los fanáticos de este popular deporte buscan la forma de seguir vinculados a él, profesionalmente o como forma de "despuntar el vicio".

Pablo Roselli fue arquero de varios clubes del ascenso porteño (Yupanqui, Claypole, San Martín de Burzaco), sólo en una oportunidad dejó el Gran Buenos Aires para atajar en el interior del país, San Martín de Monte Comán (Mendoza). Y, si bien a una edad temprana dejó de pararse bajo los tres palos, su pasión por el fútbol y por el arco lo llevó a hacer docencia buscando la forma de ser parte de cuerpos técnicos donde necesitara de su servicio.

La primera experiencia la tuvo en Victoriano Arenas, donde el DT era el periodista Luis Ventura, también pasó por algún otro club de la divisional hasta que surgió el llamado de Ferro de Pico, en el tiempo que dirigía ‘Toti’ Arias, que buscando un entrenador de arqueros hizo que Roselli se sume a su equipo.

"Siempre tuve mi propio centro de entrenamiento, servicio que le presenté a los clubes, caso Ferro, pero también haciéndolo por mi cuenta. Está claro que yo no conocía este lugar, pero ese recuerdo tan lindo que tuve de la vez que fui a jugar al interior, me ayudó a venir y no me arrepiento, ya que en lugares como ese vivo mucho más tranquilo que Buenos Aires", confesó.

"Obviamente extraño a mi familia -aclaró- más que hace desde enero que no los veo, porque me quedé aquí desde que arrancó la cuarentena. Pero los que me conocen saben que soy un apasionado de lo que hago y ojalá lo pueda seguir haciendo en Ferro".

Pablo Roselli ok
Peloteando arqueros, actividad específica de su rol en el cuerpo técnico.

Peloteando arqueros, actividad específica de su rol en el cuerpo técnico.

Pablo fue parte del cuerpo técnico de ‘Toti’ Arias, pero después llegó Prisejaniuc y siguió en el club, como también con ‘Buli’ Giganti. "Fueron tres técnicos distintos que me permitieron crecer muchísimo profesionalmente. Los tres valoraron mi trabajo, porque si bien sé que nosotros estamos en el último lugar de la conformación de un cuerpo técnico, yo sentí que se me tuvo siempre en cuenta. Y eso creo que tiene que ver con las ganas que uno le pone, con la responsabilidad y el apasionamiento, porque si bien uno también extraña atajar, puedo asegurar que haciendo este trabajo siento la misma pasión que cuando atajaba. Y hoy esto es mi vocación", resaltó.

Trabajo seleccionado por AFA

El trabajo de Pablo Roselli no sólo lo valoraron los técnicos y dirigentes de Ferro, sino que llegó a la AFA, donde hoy fue seleccionado y se puede observar en la plataforma AFA - Desarrollo. <EM>"Siempre me gustó poner en redes sociales comentarios o videos de lo que hago como entrenador de arqueros. Y hace unos meses se lanzó en plataforma virtual el Departamento de Arqueros en AFA, a través de Martín Tocalli y el ‘Monito’ Herrera. Yo subí mi trabajo y entre todos los que se enviaron seleccionaron siete, y uno de ellos es el mío", expresó con satisfacción Roselli.

"Se pusieron en contacto conmigo, me dijeron que les gustó hacia dónde apuntan mis métodos y así aparece lo mío junto a gente muy importante como Gustavo Piñero, de la Selección de México, o Esteban Pogany, en las inferiores de Lanús", mencionó.

"Es una enorme satisfacción la que siento, porque se está valorando lo que se hace, pero también porque aparece el nombre de Ferro de Pico entre la Selección de México o nombres como Lanús, River, Racing, todos grandes del fútbol, donde también hubo trabajos seleccionados", acotó.

Sobre las puertas que se abren, Pablo comentó que "está en la idea de llevar los trabajos a través de las redes, pero también en jornadas, congresos donde me anticiparon que tendré que participar, algo que será un honor".

"Por ahora estoy disfrutando de la repercusión que ha tenido esto, porque recibí llamados de gente de AFA, pero también de lugares donde me conocen de la época de arquero y, otros, porque quisieron interiorizarse sobre lo que estoy haciendo. Es impactante a la cantidad de gente que ha llegado mi trabajo con esta página", comentó.

"Me parece que es muy bueno todo esto -insistió- porque todos queremos que se nos reconozca en lo que hacemos, pero en este caso me gusta que pase por Ferro, porque se lo incluye al lado de una Selección de México, o de un grande del fútbol argentino, me parece que suma", opinó.

"Es un puesto que exige personalidad"

Analizando su trabajo en particular, por dónde pasa y hasta dónde llega, Pablo narró que ‘se hace de todo’. "Por ahí lo que se ve es el peloteo a los arqueros, pero como cualquier técnico trabajamos en la parte anímica, más allá que todo se hace en forma coordinada con el resto del cuerpo técnico. Por ejemplo, en la parte física uno sigue los lineamientos del "profe" en la distribución de tareas hasta llegar a la parte específica que es el trabajo con pelotas".

"Pero es clave que confíen en uno, trabajando con el que juega y el que va al banco o directamente no juega. El puesto de arquero es muy especial, es el que vive situaciones límites en un partido, más que ningún otro jugador. Y uno tiene que estar ahí para recibir a un arquero después de cada partido, donde no es lo mismo si el equipo ganó el día anterior, su arco no recibió goles, como si ocurrió lo contrario", comentó.

"Es un trabajo completo el que se hace. Muchas veces al margen de lo que hace el resto del plantel. Es un puesto que exige condiciones físicas, técnicas, pero ante todo mucha personalidad", dijo.

Pensando lo que puede pasar con él a partir de esta novedad en AFA, pero también sobre su futuro en Ferro de Pico. "Yo sigo pensando de la misma forma que lo hacía antes. Quiero seguir trabajando en Ferro, me siento muy cómodo en el club y viviendo en esta ciudad, pero habrá que ver lo que pasa: primero con la vuelta del fútbol, la forma en que se da y también lo que va a pasar con Ferro en el Federal", finalizó.

Dejá tu comentario