DEPORTE | Racing de Castex | Sportivo Independiente

"Ojalá podamos comernos la frutilla del postre"

Está acostumbrado a momentos decisivos de nuestro fútbol. Desde que se calzó el buzo de entrenador, Edgardo Leguizamón supo construir un camino que le fue deparando varias alegrías, desde su arranque en Pico F.Club, su 'segunda casa' tal como siempre lo afirma.

Con el albinegro consiguió un bicampeonato liguista (las dos últimas conquistas del club en la Pampeana), y el Provincial 2002. En Ferro de Alvear encadenó también varios éxitos, entre ellos un segundo lauro en el ámbito provincial, y ahora, como conductor de Racing de Castex, se ilusiona con levantar por tercera vez, y con tres entidades diferentes, ese trofeo que todos quieren.

“Este momento previo lo estamos viviendo con tranquilidad, es un momento único, son horas decisivas, el hecho de poder estar en otra final en poco tiempo. Uno sabe que es afortunado en ese sentido, poder trabajar de lo que te gusta e instalarte en la cúspide de la pirámide a la que desean llegar quienes nos dedicamos al fútbol. Hace 20 años que puedo ser competitivo y eso me pone feliz, estar al frente de un grupo que aspira a quedarse con lo máximo en una competencia que incluyó a 20 equipos muy bien armados. Que se defina en mi ciudad, donde hice la base, es muy lindo también. Uno ha elegido esto que moviliza a tanta gente, estando muchos lejos de nuestras familias. Valientes son lo que intentan siempre, aún cuando las cosas salen mal. Sé lo que se siente cuando estás abajo, como me ha pasado, y bueno, siempre me esforcé para llegar a esto”, señaló Leguizamón, con la cabeza puesta en el choque a celebrarse el domingo en el Roberto Petit de Meurville.

El ‘Tuco’ habló luego de lo sucedido en la final de ida, donde el empate se terminó refrendando cuando el encuentro se moría. “La sensación fue que el empate estuvo justo, por ahí Independiente jugó un poco mejor aunque sin tener tantas situaciones. Sabíamos que tenemos enfrente a un rival que viene con un trabajo de varios años, y ese plus de que vengan buscando un título, también los hace fuertes. Ambos equipos tienen sus formas, con hombres importantes en todas las líneas. El penal y la expulsión nos limitaron un poco, aunque no hay que restarles méritos a ellos. No fue el mejor partido de Racing, no pudimos ser tan intensos y profundos. Por eso el desahogo de la igualdad sobre el final. Todo quedó abierto, insisto, los dos nos conocemos y trataremos de no dejar nada librado al azar”.

"Hay que estar lúcidos, buscar sorprender”

Leguizamón ponderó lo hecho por su plantel durante toda la temporada “son jugadores de carácter y aquellos que no nacieron en Racing se brindan como si hubiesen nacido en el club”, comentando luego sobre la expectativa que se ha generado en el simpatizante albo. “El fútbol te ofrece siempre sorpresas lindas, me encuentro con personas muy mayores que se acercan y se emocionan. Uno asume esa responsabilidad de intentar dejar marcado algo. Que el domingo sea una fiesta, deseo alzar la copa y ojalá podamos comernos la frutilla del postre. Sería hermoso coronar estas dos décadas transcurridas de esa manera”.

Finalmente, el entrenador racinguista se refirió al formato de la competencia implementada este año, y a su desarrollo, señalando en ese sentido que “resultó un certamen muy competitivo, todos sumaron refuerzos de valía, inclusive Independiente que cuenta con un gran jugador como Heber (Pedernera). Cada entidad cuenta con jugadores del club e hizo esfuerzos económicos importantes para pelear hasta el final. La mayoría de los partidos contó con mucho público, los campos se presentaron de buena forma.

Los dos equipos somos privilegiados de jugar esta instancia e hicimos lo que había que hacer para llegar a donde estamos. Es difícil lograr cosas, hay que estar lúcidos, buscar sorprender, acertar en cada momento del partido que seguramente saldrá bastante cerrado. Ambos entrenadores lo vivimos con pasión, estamos pensando dónde afinar o dónde lastimar, o cuál será el mejor equipo para poner en la cancha. En mi caso, estoy orgulloso de mis jugadores, del club, de lo que me acompaña mi familia. Si bien es fútbol, estoy convendido que nos irá bien. Habrá que hacer el mejor partido. Ganar un Provincial es lo máximo aquí”.

Dejá tu comentario