Provinciales | Veteranos de Malvinas | Islas Malvinas

"No se reclamaba como se tenía que hacer en la diplomacia argentina"

Jorge Gaitán, integrante de la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, se refirió a la continuidad del pedido de soberanía sobre las islas y la gestión del Gobierno Nacional saliente.

En el marco del comienzo del segundo tramo de la Campaña Antártica de Verano, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, participó de un acto en el cual ratificó su postura respecto de la situación de las islas: “Hoy es un día propicio para reivindicar la soberanía, porque hace 187 años los británicos invadieron las Malvinas”, mencionó.

Así mismo, Felipe Solá, quien se desempeña como titular del Palacio San Martín, fue crítico respecto de la gestión de Mauricio Macri: “Tras cuatro años de concesiones diplomáticas que significaron un retroceso claro en nuestro histórico reclamo de soberanía, la cuestión vuelve a ser una prioridad para la política exterior argentina”, apuntó.

En este contexto, La Reforma dialogó con Jorge Gaitán, quien es integrante de la Asociación de Veteranos de Guerra ‘Alberto Amesgaray’ de General Pico para conocer la postura de la institución respecto de la situación actual. “Con respecto al tema de soberanía, nosotros siempre hemos luchado y estado atentos a todo lo que pasa con los gobiernos democráticos que hemos tenido en la República Argentina”, comenzó.

Mencionó, además, que siempre han logrado mantener un diálogo con los gobiernos anteriores, cuando en las mesas de negociación se trató el tema de la soberanía. Sin embargo, “en los últimos cuatro años vimos que esto se revirtió totalmente y no se reclamaba como se tenía que hacer desde la diplomacia argentina”.

Los ex combatientes tomaron conocimiento de distintas acciones que llevó adelante el Gobierno Nacional, que fueron un disgusto para todos ellos: “Hubo actos en los que se presentaron a los integrantes del ejército inglés o los llevaron a hacer un homenaje a su embajador. De igual manera, se hicieron algunas fiestas dentro de la embajada donde participaban personas a las que no les importaba el sacrificio de nuestros hermanos en Malvinas”, afirmó.

Sin lugar a dudas que ello generó una preocupación debido a que observaban distante la posible recuperación de las islas: “Sabemos que no es fácil, que esto no es de un día para el otro y que, quizás, nosotros nunca vamos a ver la recuperación de las mismas”, añadió.

Argumentó dicha posición en que no será sencillo para los ingleses hacer entrega de las Malvinas con tantos recursos por explotar allí, aunque insistió en que el reclamo constante debe ser el camino para lograrlo. “El silencio les da la razón a los usurpadores, que dirán ‘si no lo reclaman es nuestro”, enfatizó.

Marchas y reclamos

Gaitán aseguró que el cambio de conducción política y las declaraciones que se vertieron al respecto, son vistas ‘con buenos ojos’. “Esta postura del nuevo presidente que en todos los tratados comerciales con Inglaterra va a estar la discusión de la soberanía, es bienvenida”, aseveró.

De igual manera, pidió no dejar de prestar atención a cada movimiento que se lleve a cabo debido a que “muchas veces se vende para afuera algo que luego se arregla por otro lado puertas adentro”. Ello marca la paciencia y la cautela con la que se han conducido durante los últimos 37 años.

Las movilizaciones han sido durante todo este período la herramienta de visibilización más adecuada que han hallado para exponer las problemáticas a las que se ven sometidos. Integrados dentro de la Confederación de Veteranos de Guerra del país, se han trasladado en numerosas oportunidades a otros sectores de la Argentina para reclamar por sus derechos.

“Hemos llegado a reunir entre 5 y 6 mil Veteranos de Guerra por distintos reclamos, pero uno de ellos estaba relacionado con la soberanía. Fuimos los primeros en denunciar el pacto Foradori-Duncan, que era un entreguismo tremendo por parte de Argentina, dándole la tranquilidad a Inglaterra de hacerse con los recursos que son nuestros”, destacó.

Los excombatientes creen en su reclamo y la legitimidad del mismo, afirmando que las Malvinas son argentinas “no desde el ’82 sino de hace 150 años”, tomando gran valor que más de 630 soldados hayan dado su vida por la causa. “No las podemos dejar en el olvido y tampoco dejar pasar que un presidente haya dicho que las islas son un gasto”, agregó Gaitán con un dejo de dolor.

Admitió que, pese a que han marchado con anterioridad y que están de acuerdo con la postura esgrimida por Alberto Fernández, no dejarán de expresarse públicamente. Ello entendiendo que los gobernantes se encuentran resolviendo otras cuestiones inherentes a la situación actual pero que, aún así, no deben dejar atrás sus pedidos.

Sin embargo, las medidas netamente pacíficas fueron por un momento dejadas de lado cuando se hacía oídos sordos a sus requerimientos. “Hubo un intento de toma del Ministerio de Seguridad, donde cortamos al calle y demás. Una movida que no la queríamos hacer porque a 37 años del conflicto no podemos llegar a eso, somos gente civilizada y siempre buscamos el diálogo”, explicó.

Ello permitió que logren la tan mentada reunión con el por entonces ministro del sector, donde se produjo el petitorio por el Certificado Único de Veteranos, el cual facilita que los ex combatientes puedan tener un registro de sí mismos y tengan mayores facilidades a la hora de realizar distintos trámites.

“Tenemos tres o cuatro puntos y de ahí no nos movemos. Entre ellos, salud, jubilaciones, diversas situaciones de ANSES, juicios y los Certificados Únicos”, amplió. Gracias a las constantes presentaciones consiguieron un avance muy importante en materia política.

“Gracias a Dios, se logró en el último mes del Gobierno anterior, la Oficina Coordinación de Veteranos de Guerra dentro del Ministerio de Defensa, el cual está a cargo del teniente general Jorge Zanella y estamos en gestiones tratando de conseguir reuniones con dirigentes. Sabemos que la situación no es fácil hasta que el Gobierno pueda acomodarse un poquito, pero lo vamos a seguir gestionando”, concluyó.

Dejá tu comentario