Provinciales | SITRAJ

Molestia por el despido de un trabajador

El Sindicato de Trabajadores judiciales de La Pampa (SITRAJ) realizó una asamblea en el hall de Tribunales en repudio del despido de un trabajador que oficia de escribiente.

La situación es compleja ya que al parecer la jueza Manuela Rosales fue quien realizó tres evaluaciones al empleado y en la última argumentó el despido. En este marco, la secretaria general del SITRAJ, Susana Funes, le comentó a La Reforma que esto se trata de un caso de violencia institucional.

“Cuando nos anoticiamos de estas evaluaciones que se hacen con criterios poco claros, muy raros, donde argumentan inasistencias de este trabajador que están justificadas, nos preocupa y eso fue lo que planteamos en la asamblea de Pico y en la de Santa Rosa. Todos los trabajadores de la provincia tenemos licencias de las cuales podemos gozar y son un derecho para nosotros”, explicó.

Consultada acerca de la situación particular del empleado explicó que ingresó en noviembre del año 2018 a través de un concurso en el Superior Tribunal de Justicia. Al obtener un alto puntaje, el trabajador ingresó como escribiente, aún siendo abogado. “A él le hicieron una evaluación a los tres meses de ingreso cuyo resultado fue favorable con notas muy buenas. Después le hicieron otra a los cinco meses donde le prorrogaron el contrato y ahora la última vez la evaluación dio un resultado desfavorable para su situación”, sostuvo la secretaria.

Además, mencionó que el trabajador nunca fue notificado de las evaluaciones que se le estaban realizando. “Siempre él se manejó con sus compañeros de manera correcta. De hecho sus propios pares manifestaron que tiene una buena conducta con ellos, siempre predispuesto a aprender. No hay mucho más que aprender porque convengamos que este trabajador es abogado, no desconoce la mecánica del Poder Judicial”, expuso.

La evaluación es discriminatoria, no tiene fundamentos, carece de lógica porque ella (Rosales) lo que aduce en esta evaluación es que el trabajador tenia muchas inasistencias justificadas por recursos humanos

“Nos preguntamos cuales son los criterios que tienen para evaluar a los trabajadores. En este caso estamos hablando de un abogado que trabaja en el cargo más bajo que es escribiente. Sabemos también que ya estaba por ser nombrado como empleado judicial pero resulta que lo notificaron de que el 22 de noviembre tiene que dejar de trabajar”, lamentó.

Según informó la entrevistada, Manuela Rosales fue quien lo evaluó en las tres oportunidades realizando un informe donde se argumentó acerca del buen desempeño del empleado escribiente al comienzo, pero que en esta oportunidad decayó. “Convengamos que trabajando en un juzgado siempre está la posibilidad de dialogar con los empleados para ver qué está pasando, no hay mucho más que aprender si se ingresa como escribiente siendo abogado, porque ya se tiene conocimientos”, reforzó.

“La evaluación es discriminatoria, no tiene fundamentos, carece de lógica porque ella (Rosales) lo que aduce en esta evaluación es que el trabajador tenia muchas inasistencias justificadas por recursos humanos. En recursos humanos consultamos por esas faltas, de las cuales tiene 56 inasistencias. De esas hay 18 que son por asuntos particulares y las otras son por atención familiar con capacidades diferentes, que es su hijo quien lógicamente depende de su progenitor”, sentenció.

Seguidamente la secretaria general de SITRAJ mencionó que como parte de la averiguación de las causas del despido, también se pidió un informe que diera cuenta de la cantidad de inasistencias de Rosales, quien cuenta con 150, valor que triplica la cantidad del empleado despedido en cuestión.

Temas

Dejá tu comentario