Provinciales | foodtrucks

Modificarían la ordenanza sobre funcionamiento de los foodtrucks

Una comitiva encabezada por el presidente del Concejo Deliberante, Daniel López, acompañado por integrantes del bloque del Frente Justicialista Pampeano, se reunió el viernes último con directivos de la Cámara de Comercio y Afines de General Pico. En ese encuentro los comerciantes plantearon inquietudes sobre el funcionamiento de los food trucks, la venta de comidas a través de redes sociales y, finalmente, reclamaron el acompañamiento de los ediles para lograr una modificación en la aplicación del SIRCREB.

El concejal Héctor Viola, en diálogo con La Reforma, anticipó que “si hay modificaciones para hacer en la legislación lo vamos a hacer trabajando junto con el Ejecutivo”, aceptó la pertinencia y la importancia de las preocupaciones expresadas por la CCyA, y analizó la actualidad de la actividad comercial en la ciudad.

Food trucks

“Fuimos con el presidente del Concejo Deliberante, Daniel López, y con los concejales Roberto Gómez y Mario García en respuesta a una nota que hace unos días había presentado la Cámara de Comercio de General Pico. En esa reunión estaban el presidente de la CCyA, Roberto Gutiérrez, junto con los directivos Roberto Paredes, Norma Torta y Miguel Martínez. Básicamente les interesada conversar sobre algunas actividades comerciales que se desarrollan en Pico y pusieron el foco en tres o cuatro puntos durante el encuentro, que duró una hora”, sintetizó Viola en el inicio de la entrevista.

Los directivos de la Cámara hicieron observaciones sobre el funcionamiento de las unidades móviles que expenden comidas. “Con respecto al funcionamiento de los food trukcs, ellos entienden que hay algunas cuestiones que deben ser modificadas. Coincidimos en que debe haber un mayor control”, admitió el concejal piquense.

Ese control debería estar centrado “en la aplicación de todas las disposiciones que fija la ordenanza, que existe desde el año 2018. Dicen que habría que profundizar algunos aspectos. La ordenanza fija cuestiones relativas al estacionamiento, al canon que deben pagar, cuánto tiempo pueden estar en un lugar, cómo deben utilizarse en los espacios públicos y cuánta debe ser la distancia que los separe de los centros gastronómicos. Proponen que, como se hace en otras ciudades, y dieron algunos ejemplos, estén concentrados en un solo espacio público. Entienden que podría ser el Paseo General Belgrano u otro que se eligiera oportunamente, para que no tengan que estar trasladándose”, amplió Héctor Viola.

La inquietud de la CCyA está originada por haber observado “que algunos ya no son food trucks gastronómicos únicamente, y que , además, si bien la ordenanza permite que pongan sillas y mesas, pueden hacerlo solamente en la cantidad de espacio que ocupa cada uno, que sería para aproximadamente dos mesas con algunas sillas en cada caso”, estimó el legislador local.

Además, aclaró, “cuando se instalan mesas debe considerarse la existencia de baños. Así que habrá que revisar la ordenanza”, anticipó.

Hizo notar que los concejales les transmitieron a los comerciantes que “la Dirección de Comercio del municipio, a cargo de Gabriel Martín ya estaba estudiando la normativa vigente y, además, considerando algunas cuestiones en particular. Hay que tener en cuenta que esa ordenanza no fue reglamentada y Gabriel está trabajando para que se haga. A todo lo que ellos nos plantearon, y eso ya lo habíamos adelantado, nosotros no podíamos darle soluciones en ese momento. Es competencia del Departamento Ejecutivo y, por supuesto, si hay modificaciones para hacer en la legislación lo vamos a hacer trabajando junto con el Ejecutivo”, afirmó.

Preocupación

En otro momento del encuentro realizado a mediodía del viernes último, surgió un tema “que preocupa, y no solo a los directivos de la Cámara, relacionado con la venta on line de comestibles. En las redes sociales hay mucha oferta de alimentos de parte de gente que no tiene local de venta y llevan a domicilio. Entonces en esto hay que tener en cuenta el control bromatológico y de identificar a quienes están vendiendo”.

Héctor Viola puso de relieve que se trata de una situación de cierta complejidad porque están en tensión dos temas de importancia: “Por una parte, en épocas de crisis, la venta de comestibles es una alternativa para generar un ingreso económico y, por otra parte, hay que cuidar lo relacionado con la salud de las personas, por las condiciones en que se elaboran las comidas. Seguramente muchas de las personas que hacen esas comidas toman las debidas precauciones, pero hay que evitar que pueda producirse alguna intoxicación”.

SIRCREB

Los comerciantes piquenses también informaron a los concejales sobre un tema “que no solo los afecta acá sino en toda la provincia, que es el SIRCREB (Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias). Ellos no piden la eliminación de ese sistema pero reclaman que una vez que están comprendidos en e‘l ya no pueden salir”. Cabe recordar que en una entrevista publicada oportunamente por La Reforma, la CCyA a través de su presidente -Roberto Gutiérrez- hizo públicas las objeciones hacia el sistema recaudatorio y anticipó la realización de una ronda de consultas con autoridades de diferentes niveles para lograr algunas modificaciones en su aplicación.

Anticipó Viola que los ediles y los comerciantes volverán a reunirse en la medida en que la dinámica de los diferentes temas lo requiera. “Tenemos la voluntad de reunirnos en cada oportunidad en que lo estimen necesario. Además los directivos agradecieron que hayamos ido a la Cámara y destacaron que era la primera vez que el bloque de concejales participada de una reunión dentro de la entidad. Esto, además, es lo que estamos dispuestos a hacer con todas las instituciones y, de hecho, ya nos hemos reunido con varias este año”, planteó.

Reactivación

La condición general del comercio en General Pico está deprimida y en espera del resurgimiento anhelado El concejal Viola admitió que “no hay una reactivación económica, salvo en algunas fechas puntuales. El nivel de ventas que tienen no es el que esperaban recuperar, y también hacen notar la presión impositiva” que gravita sobre la actividad, analizó.

“Las tarifas, más allá del congelamiento, siguen dolarizadas porque vienen de los tarifazos que aplicó el Gobierno (Nacional) anterior durante cuatro años. Además los costos fijos son muy altos. Se ha amesetado la crisis pero aún no se ve la recuperación que se anhelaba para estos meses”, completó.

Dejá tu comentario