Provinciales | Teléfonos celulares | miopía

Miopía en los menores de ocho años por el uso diario del celular

Dr Juan José Penna

Alrededor del 30% de los niños menores de ocho años usa el móvil todos los días, lo que hace que su graduación en miopía se haya incrementado en 1,75 dioptrías en los cinco últimos años, ocho décimas más que las personas de entre 17 y 27 años, según un trabajo presentado en España.

Según este trabajo el 19% de los niños usa las pantallas una o dos horas al día, el doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cuando una persona es miope de manera precoz, es decir, cuando es pequeño, le aumenta la probabilidad de tener más dioptrías en el futuro.

Cuando alguien llega a las cinco dioptrías, se le eleva hasta veinte veces el riesgo de sufrir un desprendimiento de retina, y hasta cincuenta la probabilidad de sufrir maculopatías, por lo que hay que evitar que los niños estén tantas horas delante de una pantalla.

La encuesta también ha revelado datos alarmantes como que el 5,1% de los niños de entre 0 y 8 años encuestados, a través de sus padres, pasa entre dos y cuatro horas al día delante de una pantalla, el 10% mira el móvil mientras come, el 9,7% siempre lo hace en un restaurante, el 5,3% mira alguna pantalla a oscuras en la cama y el 2,5% lo hace de manera frecuente.

En cuanto a utilizar el móvil, la Tablet u otros dispositivos a oscuras, se ha explicado que estar a sólo veinte centímetros de la pantalla hace que el ojo acomode hasta cinco dioptrías.

Estar tan cerca de las pantallas no es bueno para nadie, pero para un niño menos, porque él se está desarrollando y el ser humano adapta su visión hacia una miopía para poder ver mejor de cerca.

Acomodar la visión de manera permanente puede causar irritación y cansancio, lo que puede hacer que el niño rechace formas de aprendizaje, como por ejemplo la lectura, para evitar tener que forzar su visión.

Los niños de 0 a 2 años nunca tendrían que estar en contacto con las pantallas, los de 2 a 5 un máximo de una hora, y los de 5 a 12 años dos horas como mucho.

Los expertos que han participado en la presentación de los resultados de la encuesta han coincidido en que hay evidencias de que la luz natural es un inhibidor del desarrollo de la miopía, por lo que recomiendan que los padres salgan a pasear con sus hijos o hagan actividades al aire libre.

Dejá tu comentario