LA PROVINCIA | COVID-19 | La Pampa | Minibuses

Minibuses: Sin respuestas a los reclamos, los propietarios advierten sobre una reducción del servicio

Semanas atrás los propietarios hicieron saber su disconformidad porque fueron las únicas líneas excluidas del beneficio, ya que las que prestan los denominados "garantizados" y "fomento" si lo recibieron.

Agencia Santa Rosa – El secretario de la Asociación de Minibuses y Microbuses de La Pampa, Hugo Sagrado, aseguró que la situación del sector sigue siendo “critica” e “incierta” ante la negativa del Gobierno Provincial de incluirlos dentro del programa de subsidios dispuestos para el transporte como auxilio económico por las pérdidas ocasionadas por la pandemia de COVID-19.

Semanas atrás los propietarios hicieron saber su disconformidad porque fueron las únicas líneas excluidas del beneficio, ya que las que prestan los denominados “garantizados” y “fomento” si lo recibieron.

Sagrado enfatizó, en diálogo con La Reforma, que “es un problema que viene desde diciembre de 2018 cuando se cortó el subsidio al gasoil en todo el país. En el último tiempo, igualmente, equilibrábamos con los viajes especiales, entre abril y octubre, pero se fue haciendo cada vez más complicado”.

Históricamente, puntualizó, el “acuerdo” era que la tarifa de los minibuses –que llevan “puerta a puerta”- fuera un 30% más cara que el garantizado. Y si bien no hay un tope al valor que pueden ponerle “si cobramos cualquier cosa no se nos sube nadie”.

Este panorama empeoró con la llegada de la pandemia. “Nosotros estamos trabajando con el mismo protocolo que todos, pero sin subsidios”, con las consecuencias económicas que eso acarrea, remarcó Sagrado, quien ejemplificó el deterioro de la ecuación con números: “en 2018, con 3000 boletos que uno vendía comprar una combi nueva; hoy se necesitan 10.000 y no sé si llegamos”.

El propietario indicó que hay preocupación entre los colegas. “En algunos casos estamos vendiendo coches para pagar. Hemos tenido ayuda con los ATP para pagar los sueldos, pero no podemos saber cuánto más. Y nadie nos da una respuesta, esa la verdad”, se quejó.

“Estamos desorientadísimos... Si esto sigue así habrá que pensar en reducir frecuencias o en despedir personal, pero tenemos en todos los casos gente que tiene más de 10 años de trabajo, o sea que estamos hablando de indemnizaciones que son casi una unidad”, finalizó.

Dejá tu comentario