Internacionales | Australia | incendios

Miles de personas dejaron sus hogares para huir de los incendios en Australia

Miles de personas abandonaron ayer sus hogares debido que se espera que las condiciones climáticas empeoren los incendios forestales en el sudeste de Australia donde se declaró el estado de emergencia.

Desde el pasado jueves millares de kilómetros cuadrados de la costa de Nueva Gales del Sur y Victoria fueron evacuados a raíz de los incendios mientras que hay comunidades aisladas sin cobertura.

Además, según informaron medios internacionales, el combustible es escaso en algunos puntos del país mientras que los camiones de suministros no pueden reponer las estanterías de los supermercados.

Como consecuencia de los incendios murieron 21 personas, diez esta semana, y, en cuanto al clima, las condiciones serán extremas con vientos cálidos y rachas superiores a los 80 kilómetros por hora provenientes del desierto, con temperaturas que alcanzarán los 40 grados.

Los servicios de emergencia solicitaron la evacuación de 14.000 kilómetros cuadrados mientras que, según se indicó, sólo en Nueva Gales del Sur se quemaron unos 1.365 hogares, 449 en lo que va de 2020.

En tanto, los turistas y habitantes del sudeste del país se fueron del lugar y en las autopistas que conectan las ciudades costeras con Sídney y otras localidades, hay importantes embotellamientos.

La autopista nacional A-1 entre Perth y Adelaida estaba cortada por el alto riesgo de incendios en la zona sur de Australia del Oeste mientras que en Norseman, 700 kilómetros al sur de Perth, unos 140 bomberos luchaban contra ocho frentes de fuego en condiciones extremas por las altas temperaturas.

El primer ministro, Scott Morrison, llamó ayer a 3.000 reservistas militares para su despliegue, una movilización sin precedentes y señaló: ‘Permite tener a más hombres en el terreno, más aviones en el cielo, más barcos en el mar‘.

‘Tenemos que hablar de crisis climática, la situación de los incendios en Australia ha cambiado para siempre‘, afirmó el ex comisionado de fuego y rescate Greg Mullins, quien luchó contra el fuego durante 47 años.

Dejá tu comentario