Trenque Lauquen | femicidio

Milagros Robledo murió a raíz de "asfixia por ahorcamiento"

La adolescente Milagros Robledo, que recientemente fue hallada sin vida en General Villegas, tras permanecer varios días desaparecida, falleció al ser atacada por otra persona que la ahorcó con un cordón. Indagan al principal sospechoso.

Así lo reveló la autopsia que se practicó al cuerpo de la joven de 17 años de edad que fue hallado, semienterrado y en estado de descomposición, en cercanías de Cementerio Municipal de la ciudad bonaerense.

A Milagros se la vio por última vez hace dos semanas, circulando en bicicleta junto a un joven que practicaba running, que fue detenido por la Policía en el marco de la investigación que se sigue por el “femicidio”, en la que entiende el fiscal Fabio Arcomano, de la Unidad Funcional de Instrucción 6 del departamento judicial de Trenque Lauquen, que hoy indaga a principal sospechoso.

Ahorcamiento

El resultado de muerte como consecuencia de “asfixia por ahorcamiento”, fue confirmado por una autopsia que practicó un médico forense. No se hallaron signos de abuso sexual, pero igualmente se realizan otros estudios al respecto.

Si bien la investigación de Milagros se radicó varios días después de su desaparición, porque su madre pensaba que la joven se encontraba con su novio, un dato revelador para la investigación fue el contenido de cámaras de seguridad del Municipio y de comercios de Villegas, que permitieron reconstruir los movimientos de la joven y establecer que a la adolescente se la vio por última vez circulando en bicicleta por las calles de General Villegas, junto a un joven que realizaba la práctica atlética de running.

El corredor y Milagros salían de la zona urbana, hacia el Cementerio Municipal de la ciudad, donde recientemente se intensificaron los rastrillajes y se hallaron los restos de la joven.

La investigación judicial estableció también que Milagros había salido de su casa en bicicleta, sin dinero y con dos teléfonos celulares que estaban inactivos. El rodado fue hallado en un local de ventas de artículos deportivos; al tiempo que los elementos de comunicación fueron secuestrados en poder del “sospechoso”.

"Milagros participaba de un grupo de running informal que tiene un circuito en la zona del cementerio de Villegas. El día de su desaparición, la chica quedó filmada junto a uno de los corredores de ese grupo. Él corriendo y ella en bicicleta", reveló a la prensa el fiscal Arcomano.

Reconstrucción

La investigación reconstruyó que Milagros salió a las 18.30 del 13 de noviembre de su casa, se encontró con el ahora detenido Adrián Cristian Almirón en la plaza Islas Malvinas, cerca de la estación de tren, de allí se dirigieron al Parque Municipal y luego a la zona del Cementerio.

Almirón, un changarín que hace dos años se instaló en Villegas, reconoció el recorrido que realizaron con Milagros haciendo ejercicios físicos, pero afirmó en su defensa que dejó a la joven junto a una tercera persona, en un sitio determinado.

El fiscal del caso apuntó que “esa tercera persona es un empleado municipal que tenía una coartada firme, ya que estaba trabajando al momento de los hechos”; y añadió que “eso, sumado a una serie de contradicciones que había cometido, hizo que Almirón quedara aprehendido como sospechoso”.

Respecto a los teléfonos celulares que tenía Milagros al momento de su desaparición, se conoció que uno habría sido vendido días atrás por el “sospechoso” a un conocido, y que el otro lo tenía la madre del propio Almirón.

También explicó a la prensa que "se ordenó rastrillar el lugar donde él dijo que dejó a Milagros con ese hombre y a 50 metros apareció el cadáver".

La víctima estaba vestida con la mismas ropas con las que había salido a hacer ejercicio: remera lila, calza corta gris, zapatillas rojas y una mochila beige, a la que pertenecía el cordón hallado en el cuello de Milagros.

Almirón es indagado este viernes por el fiscal Arcomano, en la ciudad de Trenque Lauquen.

Dejá tu comentario