DEPORTE | Liga Pampeana | Independiente

"Me sumé a un equipo que sabe lo que quiere"

Después de otro año que lo tuvo como uno de los actores de la escena con verdadero rol protagónico, el plantel de Sportivo Independiente retomó ayer el trabajo en el estadio 'Roberto Petit de Meurville', en su primer día de actividad en 2020.

El Rojo afrontará la temporada con mayoría de los futbolistas que pusieron al club en la final del torneo Provincial, algo que se ha instalado desde que asumiera la conducción técnica Adrián ‘Vasco’ Hormaechea. Mantener una base, y sumar pocos refuerzos para cubrir en aquellos lugares donde se requiera.

En ese contexto, una de las caras nuevas fue la de Santiago Góndolo, el férreo marcador central que viene de transitar las canchas de la Liga del Oeste en los dos últimos años, y fuera uno de los símbolos de Unión Deportiva Vértiz, club actualmente retirado de la competencia. Góndolo ya había sido buscado tiempo atrás por la dirigencia de Independiente, y volvió a la carga tras la decisión de Matías Narvallo de dejar la práctica del fútbol. “Cuando Vértiz dejó de hacer fútbol en 2018, mantuve algún contacto y por distintas cuestiones, no se dio. Ahora, una vez que finalizó el torneo de la Liga del Oeste, se produjo nuevamente un llamado de la gente de Independiente, me manifestaron la intención de sumarme, y a los pocos días se resolvió”, contó el jugador, de 27 años.

Góndolo vistió últimamente la camiseta de Social y Deportivo González Moreno, donde disputó 48 partidos para los dirigidos por Enrique Cravero, y aceptó el convite de Independiente, afirmando su intención de recalar otra vez en la Liga Pampeana. “Tuve alguna que otra oferta pero elegí Independiente por lo que significa el club, y también por el desafío. Ellos insistieron en buscarme, y eso te genera un poco de orgullo también. El propio ‘Vasco’ (Hormaechea) me había preguntado alguna vez ‘¿cuándo vas a jugar para mí?’, y por suerte esta vez se pudo dar. Ahora habrá que prepararse bien, me sumé a un equipo armado, que sabe lo que quiere y a lo que juega, eso te brinda un poco de tranquilidad también. Además de ser el subcampeón del último Provincial. Hay una idea de juego que se mantiene, y de alguna manera eso facilita la adaptación de quienes nos vamos sumando. Los primeros entrenamientos serán importantes para adquirir lo que pretende el técnico, siento que la experiencia que pude lograr hará que esos tiempos de adaptación sean más cortos”.

Además de haber jugado en dos entidades que llevan el mismo apodo ‘Canario’, Góndolo también afrontó un Provincial con Agrario de Parera y disputó una decena de partidos con Anguilense , por lo que el Rojo de nuestra ciudad será su quinto club. “Personalmente el compromiso es siempre el mismo. Lo que me planteo siempre, más allá de la camiseta, es tratar de dar lo mejor y poder estar a la altura de las expectativas. Independiente tiene la aspiración de volver a luchar por cosas importantes, y poder consagrarse. El hecho de que los jugadores sean casi siempre los mismos, de que el grupo en su mayoría continúe, habla muy bien del club. Conozco a la mayoría de mis nuevos compañeros, y ellos resaltan siempre la sana convivencia que existe, del respaldo existente tanto dentro como fuera de la cancha. Eso es fundamental para plantearse objetivos, siempre estarán más cerca”.

“Ojalá algún día vuelva a resurgir Unión Deportiva Vértiz”

Preguntado por lo actuado en 2019, el defensor dijo que fue “un año positivo, si bien con Social no logramos el objetivo de poder conseguir algún título, estuvimos peleando tanto el Apertura como el Clausura, y perdimos en la final de la Liguilla. Tuvimos enfrente a un gran rival que nos hizo las cosas difíciles. Personalmente me sentí muy bien, jugué casi todos los partidos, por lo que el saldo es totalmente positivo. La idea siempre fue seguir jugando al fútbol, y cuando pasó lo de Vértiz, salió la posibilidad de estar en la Liga del Oeste. Agradecido a la gente de Social que me abrió las puertas. Ahora surgió la chance de volver a la Pampeana y pasó a ser primordial eso. Considero que está muy competitiva, y me atrajo a querer jugarla otra vez. Las incorporaciones que se vienen haciendo a esta altura del año confirma lo atractiva y dura que será la temporada. Eso está muy bueno”.

En el cierre de la charla, Góndolo se refirió al club que lo vió nacer futbolísticamente, y donde transcurrió gran parte de su vida. “Fue lamentable lo que pasó con Unión Deportiva Vértiz. Me crié ahí, hice todas las inferiores, jugué Sub 20 y debuté en primera división. Para quien realizó todo ese pasaje, le duele el doble. Es doloroso saber que no forma parte de la Liga, que no entra más en un torneo, que todo lo que estaba armado, se terminó. Pero también marca una realidad, era una institución que no daba para más, no se podía directamente abrir la cancha. Todos veíamos lo que iba a suceder. Ojalá algún día vuelva a resurgir y a pelear esos campeonatos, algo a lo que nos habíamos acostumbrado. Pero verdaderamente lo veo difícil, y poco probable”.

Dejá tu comentario