LA PROVINCIA | Aborto | Ley de Matrimonio Igualitario | Municipalidad de Santa Rosa

Matrimonio Igualitario - Bonavitta: "Vivimos en una sociedad cada vez más orgullosa de la diversidad"

Bonavitta reflexionó sobre el cambio de paradigma que significó para nuestra sociedad en materia de reconocimiento de derechos, la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario, al cumplirse una década desde su aprobación el 15 de julio de 2010.

Bonavitta reflexionó sobre el cambio de paradigma que significó para nuestra sociedad en materia de reconocimiento de derechos, la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario, al cumplirse una década desde su aprobación el 15 de julio de 2010. En ese marco, señaló que “habiéndose cumplido ya una década de la aprobación del matrimonio igualitario en nuestro país, creo que sin dudas vivimos hoy en una sociedad cada vez más orgullosa de la diversidad, y me alegró mucho ver como en las redes sociales estallaban las conmemoraciones de esta efeméride tan saludable para la democracia argentina”.

Afirmó que dicha Ley fue el puntapié para otras leyes y derechos que con el tiempo devinieron, como la Ley de Entidades de Género y la posibilidad de que también matrimonios del mismo sexo pudieran tener la posibilidad de adopción de un niño.

Recordó además que en los tiempos en que se debatía la sanción del matrimonio igualitario subyacía una especie de miedo irracional o reticencia en parte de la sociedad, comparable a los miedos que se expresaban acerca de la sanción de la Ley del Divorcio. “Hay una frase en el discurso de quien por entonces le tocó promulgar la Ley de Matrimonio Igualitario, la en ese momento presidenta Cristina Fernández, que expresó: yo hoy me levanté con los mismos derechos con los que me acosté ayer. Y esa frase me pareció muy simbólica y muy valiosa para toda la sociedad, y hasta casi pedagógica. Porque siempre hay un cierto miedo de quienes no necesitan la ampliación de sus derechos, tal como pasó con la Ley del Divorcio, donde se pensaba que todo el mundo se iba a divorciar al día siguiente de aprobada la Ley, y eso la verdad es que no pasó. Lo que pasó es que se pudieron divorciar quienes necesitaban divorciarse, como todas aquellas mujeres que por entonces no tenían ni derecho a dejar una casa porque se les acusaba de abandono de hogar y perdían a sus hijes. Por eso creo que con la Ley de Matrimonio Igualitario existían también los mismos fantasmas, al igual que los que existen hoy con la Ley de Aborto que todavía no tenemos”.

La funcionaria enfatizó además en que hay que poner a reflexionar a la sociedad en esa sintonía, acerca de que la ampliación de derechos para las personas que los requieren, no significa que le va a faltar nada de lo que ya tenía a nadie. En ese sentido, expresó que “¿cómo podíamos decir que vivíamos en democracia si hace solo 10 años atrás, las personas que no respondían a la heteronorma, no podían contraer matrimonio en forma legal? Y había hasta entonces historias muy tristes, de parejas de hasta 50 o más años de relación afectiva, que al momento de morir uno o una de sus integrantes, la otra persona quedaba en situación de calle, porque civilmente, todo eso que se había construido de a dos con los años, ya no le pertenecía más. Eso es algo que en el caso de un matrimonio heterosexual, nadie se lo imaginaría jamás. Y ni hablar de la posibilidad de adopción, que para parejas del mismo sexo era inaccesible”.

Bonavitta indicó que “el matrimonio igualitario es una ley de la democracia que la necesitamos, que hay que cuidarla y que tenemos que reivindicarla y militarla todo el tiempo, porque es una forma de reivindicar también el derecho a ser lo que queramos ser. Porque sabemos que aún falta mucho para este derecho se acepte socialmente como corresponde”.

Alertó además que las cifras de casos de agresiones graves hacia personas homosexuales, travestis, trans o lesbianas en nuestro país, siguen siendo alarmantes aún a pesar de los 10 años que se cumplieron desde la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario.

En ese contexto, hizo hincapié en que es importante sensibilizar a la sociedad en su conjunto para promover un mayor respeto por las identidades de género y la diversidad sexual, con el objeto de prevenir y erradicar ciertas conductas que se ven a menudo, vinculadas con el odio y violencia hacia dichas personas, que en determinados casos hasta les termina costando su vida, por el solo hecho de ser diferentes y/o expresar de otra manera su sexualidad.

Paridad de Género y Cupo Laboral Trans

La funcionaria fue consultada sobre los recientes avances que se han dado en el ámbito de la Municipalidad de Santa Rosa, con relación al respeto de la paridad de género y al cumplimiento del cupo de personas trans enmarcado en la incorporación de nuevo personal dentro de la comuna.

En ese contexto, celebró que recientemente el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una ordenanza que establece la paridad de género en la incorporación de personal en el Ente Municipal de Transporte Urbano (EMTU), área a cargo actualmente del servicio de micros urbanos de la ciudad. De esta manera, las nuevas incorporaciones de personal a la empresa municipalizada deberán respetar la misma proporción entre hombres y mujeres.

En cuanto al cupo laboral trans, explicó que “es una ordenanza que estaba promulgada hace 3 años, y que no se había llevado adelante en la gestión anterior, y por eso estamos ahora en mitad de camino de cumplimentarlo, dado que hasta el 31 de julio inclusive, se estarán recepcionando en la Dirección de Políticas de Genero del municipio, sita sobre Av. Uruguay 1106, los currículums de las personas travestis, transexuales y transgénero interesadas en inscribirse”.

Explicó también que dicha convocatoria tiene por objetivo dar efectivo cumplimiento a la Ordenanza N° 5643/17, de inclusión y equidad de oportunidad laboral para personas travestis, transexuales y transgénero. En cuanto a los requisitos de inscripción, mencionó que los interesados deberán acercarse con el Documento Nacional de Identidad y fotocopia del mismo, en el que se acredite domicilio real en la ciudad de Santa Rosa con una antigüedad mínima de 2 años, y dentro del currículum detallar y especificar nivel de estudios, capacitaciones y antecedentes laborales, traer documentación certificada, como así también antecedentes penales expedidos por el Registro Nacional de las Personas.

Por otra parte, reflejó que “siempre hay que tratar de avanzar para convertir en realidad lo que está escrito en la ley, y además cuidarlo. Porque hay a veces una parte de la sociedad de que resiste a estos cambios socio-culturales, que se resiste a los avances en la ampliación y conquista de derechos. Pero tiene que entender que no se está hablando de otra cosa más que de garantizar los mismos derechos para todas las personas por igual, tal como lo dice nuestra constitución, sin ningún tipo de discriminación de ideología, creencia o en este caso, de identidad de género. Hoy por suerte hay un consenso social mucho más ampliado que antes, pero tendremos que seguir trabajando mucho hasta realmente conseguir que se pueda erradicar toda práctica de discriminación o violencia”, cerró

Dejá tu comentario