Agropecuarias | FADA

Más del 60 por ciento de la renta agrícola queda en manos del Estado

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, en su último reporte (de frecuencia trimestral), señaló que a partir del nuevo esquema fijado por el gobierno nacional para las retenciones agropecuarias.

En esa consideración se tiene en cuenta un promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. En resumen: de cada $100 de renta (considerada como el valor de la producción menos los costos correspondientes a ese proceso) que genera una hectárea agrícola, $60,40 quedan en manos del gobierno a través de diferentes organismos y etapas administrativas.

Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 60,4%, la participación del Estado en soja es del 64,5%, maíz 53,9%, trigo 53,5% y girasol 62%. Ese 60,4% de participación del Estado, está compuesto por impuestos nacionales, provinciales y municipales. Los impuestos nacionales no coparticipables explican el 62,1% del total de impuestos que afronta una hectárea agrícola en Argentina. La composición central de estos impuestos son los derechos de exportación, a los que se le suma el impuesto a los créditos y débitos bancarios.

Los impuestos nacionales coparticipables entre el Estado nacional y los Estados provinciales, explican el 33,4% de los impuestos medidos. Aquí tenemos principalmente el impuesto a las ganancias (neto del impuesto a los créditos y débitos) y el IVA.

Las provincias reciben parte de este 33,4% como coparticipación, y también recaudan diversos impuestos. En el Índice FADA nacional se consideran el impuesto inmobiliario rural y el impuesto a los ingresos brutos, con una alícuota reducida, ya que ni Córdoba ni Santa Fe, por ejemplo, cobran este impuesto. Así, los impuestos provinciales explican el 3,9% de los impuestos totales.

Por último, los impuestos municipales explican el 0,6% de los impuestos en el Índice FADA promedio nacional. En provincias que cobran estos impuestos, la participación es mayor. El componente central de estos impuestos municipales son las tasas viales.

Con respecto a la medición anterior, correspondiente a septiembre de 2019, cuando el índice marcó una participación del Estado en la renta agrícola del 56,4%, la actual medición de 60,4% muestra un incremento de 4 puntos porcentuales.

Si a esta medición se la compara de manera interanual, la participación del Estado en su conjunto era levemente menor, en $0,10 en el promedio, teniendo en cuenta que a nivel nacional el ponderado era de 60,5%, con niveles de retenciones del 30% como el actual. Es decir, que de cada $100 de renta (ingresos menos costos) que genera una hectárea agrícola, $60,50 se lo llevan los distintos niveles de gobierno durante diciembre de 2018.

Mientras el índice FADA nacional es de 60,4%, Córdoba registra un 59,9%, Buenos Aires 61,7%, Santa Fe 59,3%, La Pampa 62,3%, y San Luis 58,7%. En estos resultados, se conjugan los rindes, los impuestos provinciales y locales y los fletes, que generan efectos diferenciados sobre cada uno de los cultivos. Así como la participación de cada cultivo en el área cultivada de cada provincia. Así, por ejemplo, el bajo número de San Luis se explica, en parte, por la mayor proporción de maíz con respecto a soja en su área cultivada.

El informe completo de FADA puede ser consultado en la siguiente dirección web (http://fundacionfada.org/informes/el-604-de-la-renta-agricola-no-es-para-el-productor/).

Temas

Dejá tu comentario