DEPORTE | Martín Ferrari | ciclismo adaptado

Martín Ferrari: "Vivía en una vorágine y de pronto tuve que tirar el freno de mano"

La pasión por el ciclismo despertó cuando pibe, y transcurrido el tiempo se transformó en un referente entre los entrenadores en nuestro país.

El piquense Martín Ferrari es el Director Técnico del seleccionado argentino de ciclismo adaptado, y toda la experiencia acumulada en los últimos años sirve de importante bagaje. El “Pampa”, como se lo conoce en ámbito que viene transitando, ha tenido una vasta agenda en los últimos tiempos, con permanentes presencias en el exterior, y hoy la pandemia de coronavirus ha frenado toda esa actividad.

“En un comienzo subestimé bastante la situación, pensaba que serían 15 o 20 días, y volvería al ruedo. Eso fue lo que me pasó. Desde hacía bastante no tenía dos fines de semana seguidos en Buenos Aires, viajé a distintos lugares del mundo para diferentes torneos y campus, recorrí las provincias, los certamenes nacionales, charlas por doquier. Vivía en una vorágine y de pronto tuve que tirar el freno de mano”, contó el piquense, en diálogo con este medio.

Ferrari aseguró que disfruta la posibilidad de estar mucho más tiempo con su familia, sosteniendo que “creo que me humanicé, es decir, soy un ser humano, pero me humanicé familiarmente. Puedo disfrutar de cosas que otras veces, debido a mi pasión por el deporte, no disfruto, si bien mi señora y mis hijos suelen acompañarme bastante seguido, pero claro, con la mochila que llevan de acompañantes. Ahora es otro tipo de disfrute, estoy feliz. Extraño a mis viejos, no sé cuándo volveré a verlos, ya que estimo que en Buenos Aires la situación irá para largo. Es la realidad que nos toca”.

En otro momento de la charla dejó en claro que no le ha ganado la angustia, pero se mostró con deseos de volver a subirse a una bicicleta y salir a andar. “En este momento debería estar en Europa, para el Mundial de ciclismo adaptado que iba a realizarse en Suiza. Tengo a cargo la cuestión ciclismo en el plan llamado “Transición al alto rendimiento”, que pertenece al Enard, estoy con BMX Racing, BMX Freestyle, Mountain Bike y Ruta. Arrancaba en mayo viajando a Barcelona para estar con Agustina Roth, después viajaba a Suiza para encontrarme con Agustina Cavalli y Agustín Durán, y después del Mundial regresaba al país, pensando ya en Tokio”.

“Mucho compromiso y responsabilidad”

Ferrari habló de los métodos de entrenamiento surgidos en plena cuarentena, señalando que “tuvimos que reinventarnos, seguir trabajando a full, y en ese sentido el ciclismo encontró una nueva modalidad que nos acerca al Primer Mundo. La plataforma online Zwift nos permite poder entrenar con cualquier atleta y en cualquier lugar del mundo, seguir de cerca cada tarea. Algo inimaginable para nosotros si no pasaba esto de la pandemia, aunque las grandes potencias la vienen usando desde hace años”.

A cargo de las nuevas Escuelas de Iniciación Deportiva, Ferrari viene trabajando también junto a los remeros Santiago Lange y Cecilia Carranza, quienes obtuvieron medalla de oro en Río 2016 y están clasificados para los Juegos de Tokio. “Vengo colaborando en la parte física, que hacen en bicicleta. Estoy mucho también con Maximiliano Richeze, entrenando juntos sin perder el sueño y la perspectiva. Y tengo la suerte de acompañar a ocho atletas de ciclismo adaptado que están clasificados para los Juegos. Estamos muy esperanzados que se realicen en 2021, no sé cuánto es ese porcentaje, pero por más mínimo que sea nos otorga ganas, además de mucho compromiso y responsabilidad. Santiago (Lange) decía el otro día algo que me emociona: “en el país vivimos momentos duros con el coronavirus, y el año que viene serán duros en lo económico, y mucha gente no sé si será feliz. Si se hacen los Juegos, tenemos el compromiso de dejar la bandera argentina en lo más alto posible”. Por eso no queda otra, hay que entrenar a morir”, concluyó.

Dejá tu comentario