LA PROVINCIA | alcoholemia | Cuarentena | Espartaco Marín

"Marín conducía alcoholizado, poniendo en riesgo su vida y la de terceras personas"

Agencia Santa Rosa – El diputado provincial justicialista, Espartaco Marín, fue interceptado en la madrugada del lunes por la policía cuando conducía por rutas provinciales y cuyo test de alcoholemia arrojó un valor muy superior al permitido.

Agencia Santa Rosa – El diputado provincial justicialista, Espartaco Marín, fue interceptado en la madrugada del lunes por la policía cuando conducía por rutas provinciales y cuyo test de alcoholemia arrojó un valor muy superior al permitido, por lo que se le labró un acta y se le secuestró el vehículo.

Ayer y sobre este tema, integrantes de la Fundación Estrellas Amarillase dijeron esperar “una respuesta contundente por parte de los legisladores provinciales, como así también de las máximas autoridades, porque (Marín) no solo estaba conduciendo con el triple del alcohol autorizado, sino que también estaba dando un pésimo ejemplo, exponiendo al peligro su propia vida y la de terceras personas”.

Además, recalcaron que el legislador “también estaba incumpliendo la cuarentena, dado que la detención fue a las 2:40 de la madrugada, cuando los horarios de circulación permitida por las resoluciones vigentes son de 8 a 24”.

Estrellas Amarillas es una reconocida fundación que nuclea a víctimas y familiares de víctimas de siniestros viales y viene realizando desde hace años un incansable trabajo de concientización sobre seguridad vial, entre otras actividades.

Sobre el caso “Taco” Marín, desde la Fundación se hizo hincapié en que a pocas horas de que el gobernador Sergio Ziliotto “nos pidió a todos los pampeanos que usemos el barbijo, tenemos a un representante del gobierno con este accionar imprudente”,

“¿Con qué autoridad moral podemos nosotros, después, manejarnos y exigirle a la sociedad, cuando nuestros propios representantes violan las normas?” se preguntó, advirtiendo que “no solamente que las violan, sino con ese accionar pueden llegar a generar siniestros y destrozar vidas”.

Larga lucha

En el mismo sentido, los y las integrantes de la Fundación expresaron que como familiares y seres queridos de victimas del tránsito “llevamos más de 15 años de lucha, para tratar de que se tome conciencia con el tema de la ‘siniestralidad vial’, con las terribles consecuencias que azotan a familias enteras”.

Recordaron que “nos fue muy difícil que ‘conducir alcoholizado’ sea considerado un delito penal”. Fue una lucha que comenzó en 2003, y recién a finales de 2017, después de 15 años, “logramos que ‘conducir alcoholizado’ sea considerado un delito penal”.

La lucha pasa ahora por “alcohol cero en todo el país”, y también “porque las personas que no han matado a nadie, y conducen con alcohol en sangre, sean también consideradas y se les inicien causas penales, porque estamos previniendo delitos de riesgo, la posibilidad de que esas personas maten y causen daños a terceros”, explicaron.

En este sentido dejaron en claro que “nuestra lucha no ha sido nada fácil, y las principales resistencias las hemos encontrado en los lugares donde se tiene que legislar, y las seguimos encontrando”.

De hecho, advirtieron que “en La Pampa no estamos logrando hacer efectiva la Ley de Victimas 27372”, y recordaron, paradójicamente, que en su momento “fuimos convocados por asesores de este mismo diputado Marín, para poder garantizar la Ley de Victimas en La Pampa, que lamentablemente aún no la hemos podido garantizar. Y esto nos demuestra por qué: porque acá hay mucha gente a la que no le interesa que los derechos de las víctimas se garanticen”.

Finalmente remarcaron que “las madres, padres y seres queridos de víctimas del tránsito estamos muy molestos, consternados, dolidos, y exigimos que se implemente la ‘seguridad vial’ como política de Estado en La Pampa”.

Dejá tu comentario