Internacionales | Hong Kong

Marcha de Año Nuevo con detenidos

Cientos de miles de personas salieron a las calles de Hong Kong para una marcha en el Día de Año Nuevo, que terminó con unas 400 detenciones.

La Policía acusó a los arrestados por asamblea ilegal y portación de armas ofensivas luego de que jóvenes radicalizados y vestidos de negro se separaron del grupo principal de manifestantes y la emprendieran en contra de bancos y cajeros automáticos con pintura en aerosol, martillos y bombas incendiarias.

Los revoltosos rompieron semáforos, sacaron ladrillos de las aceras y erigieron barricadas en las calles del distrito financiero, en el centro de la ciudad. Los bancos y las empresas a las que se relaciona con China continental han sido blanco frecuente de manifestantes radicalizados.

La Policía usó gas pimienta, bombas lacrimógenas y un cañón de agua para dispersar a los manifestantes más violentos, aunque el Gobierno señaló en un comunicado que sus agentes desplegaron ‘la fuerza mínima necesaria‘. El inspector Ng Lok-chun le dijo a la prensa que ‘alborotadores‘ se apoderaron de la marcha y en un momento dado pusieron en peligro a los agentes al rodearlos y arrojarles objetos, por lo que la Policía ordenó la suspensión de la protesta a las 18:15.

Sin embargo, miles de personas permanecieron en el área y muchas más no habían partido del parque Victoria, el lugar de donde salían todos. La manifestación multitudinaria se dio tras enfrentamientos nocturnos entre la Policía y los manifestantes en la víspera de Año Nuevo en el distrito comercial de Mong Kok.

Dejá tu comentario