Provinciales | Coronavirus

Lucía Curti es la científica pampeana que integra el grupo que detecta el Coronavirus

En los últimos días se conoció la noticia de que un grupo de científicos había creado un kit portátil para detectar Coronavirus en sesenta minutos.

Dentro del conjunto, se encuentra Lucía Curti, una pampeana oriunda de Caleufú quien forma parte de la creación de este método que originalmente se había utilizado para detectar también Dengue, Zica y Hantavirus.

La Reforma tomó contacto con la joven pampeana quien explicó que hace unos años integra el grupo de investigación del doctor Pereyra Bonnet junto a otros profesionales. El kit de diagnóstico se emplea con la técnica Crispr. “Pensamos en dar un salto y que las cosas no quedaran en lo que era el ambiente de nuestra mesada de laboratorio.

Había una necesidad de aplicar lo que estábamos haciendo y salir a la sociedad con un producto que pueda causar un impacto. Así es como conocimos a Franco Goitía, que es nuestro emprendedor de negocios, se sumó con nosotros, y nos metimos en un camino de emprendedurismo de la mano de él. Entonces conformamos Caspr Biotech, que es una pequeña empresa de base biotecnológica que requiere de capital privado en las primeras instancias. En enero del año pasado fuimos invertidos y, casi en simultáneo, fuimos invitados a IndiVaio, que es una aceleradora de Estados Unidos. Nos fuimos cinco meses allá a poner a punto la técnica”, especificó.

Durante el desarrollo de la técnica, se colocaron los primeros objetivos pensados en función de la región donde se estaba desarrollando. Fue así que las primeras metas fueron detectar Dengue, Zica y Hantavirus. “Nuestro prototipo más avanzado fue con Dengue. Tuvimos acceso a muestras humanas, reales gracias a una colaboración con un laboratorio de Misiones, entonces, pudimos acceder a esas muestras, testear nuestra herramienta ahí, y los resultados fueron un éxito. En julio nos volvimos a Argentina y seguimos trabajando desde acá. Fuimos a hacer validaciones a Brasil y ahora viendo esta necesidad, casi mundial, con respecto al Coronavirus readaptamos este kit de diagnóstico en tan solo cuatro días”, comentó sobre la técnica Crispr.

Consultada sobre cómo funciona la herramienta, especificó que “funciona como un buscador de Google. En un tubo se coloca la muestra, que hace las veces de web. Crispr tiene una guía configurada en idioma biológico para que busque algo. Nosotros configuramos con Coronavirus, entonces, rastrea toda la muestra hasta que encuentre ese rastro de coronavirus. Después de una hora de estar en contacto, ponemos una tira reactiva de papel de 5 cm, si aparece una raya es negativo y si aparecen dos es positivo. Es igual que un test de embarazo”, argumentó.

Sobre el objetivo de aplicación de esta herramienta, Lucía aseguró que quedará disponible para todo el mundo y para quienes necesiten utilizarla, porque podrán obtener el desarrollo de manera abierta. “Queremos publicar nuestro desarrollo para que quede abierto y para que todo el mundo lo pueda tomar para acelerar más los tiempos, porque una vez que esto está ya puesto a punto se puede reproducir. Si yo publico mi desarrollo, en cualquier otro lugar del mundo se puede llevar a cabo”, acotó.

Por último, Lucía se refirió a su vida personal, comentó que pasó su infancia y adolescencia en la localidad de Caleufú y luego se fue a estudiar a la UNOVA (Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires) la carrera de licenciatura en genética. “Para hacer mi tesis final de grado vine a Buenos Aires, al grupo del doctor Pereyra Bonnet, hice mi tesina ahí y me presenté a la beca doctoral del Conicet y me salió ese mismo año, así que con el mismo grupo estoy trabajando desde ese entonces. Ahora me encuentro cursando el tercer año de doctorado”, cerró.

Dejá tu comentario