Nacionales | Economía | Mar del Plata | Precios

Los precios de Mar del Plata invitan a no asustar a los turistas

La ciudad de Mar del Plata ofrece este verano una gama de precios que pueden considerarse accesibles si se la compara con Capital Federal y marca una diferencia respecto de otros centros turísticos del país.

‘Mar del Plata es una ciudad en la que se puede vivir y comer bien con poca o mucha plata, tiene una gama de propuestas que pocas ciudades del mundo ofrecen’, le dijo a NA el empresario Augusto Di Giovanni.

En la ‘Ciudad Feliz’, por ejemplo, se puede conseguir con pocas cuadras de diferencia una docena de facturas en una de sus tradicionales confiterías por 360 pesos mientras que otra cadena (Rincón Dulce) ofrece la docena más media de regalo por $160.

Para almorzar en la zona de playas los negocios que bordean los balnearios bajaron los precios respecto a diciembre y ofrecen, por ejemplo, superpanchos con una pequeña porción de papas fritas a 70 pesos.

También para comer en la playa, depende las zonas, se pueden conseguir hamburguesas por valores que varían entre los 170 y 250 pesos (depende qué se le sume), pizzas por 220 pesos o porción de rabas a 200 pesos. En el centro de Mar del Plata la mayoría de los restaurantes ahora ofrece también comidas para llevar y hay ofertas de todo tipo: una de esas ofrece una pizza grande de muzzarella y seis empanadas por 370 pesos, por ejemplo. O una milanesa con papas fritas por 180 pesos.

Los valores en las carnicerías son similares a los de Capital Federal, pero llevando en cantidad se pueden conseguir buenas ofertas. En las carnicerías de los mercados comunitarios el kilo de asado en oferta, de buena calidad, cuesta 190 pesos. La fruta y la verdura en Mar del Plata llega a costar, en algunos productos, hasta un 60 por ciento menos que en Capital Federal y alrededores.

A la hora de hacer el fuego en la parrilla la bolsa de carbón que en las grandes cadenas de supermercados valen, como oferta, 140 pesos, en cualquier verdulería o mercado de la ‘Ciudad Feliz’ se consiguen por 65 o 75 pesos. Los precios de las galletitas, dulces y saladas, en Mar del Plata cuestan un promedio de 30 por ciento menos que en Capital Federal.

Lo más caro para los que eligen veranear en el centro de Mar del Plata es el estacionamiento: la mayoría de las cocheras pasaron de cobrar entre 300 y 350 pesos el día en diciembre a valer en enero 500 pesos la jornada. Además, en un amplio radio del centro marplatense el estacionamiento es medido: la hora cuesta 15 pesos y corre entre las 8:00 y las 23:00 (225 pesos costaría dejarlo en la calle todo el día).

Balnearios con precios al nivel del alquiler de un departamento de dos ambientes

Los precios de las carpas en la ciudad de Mar del Plata igualan en muchos casos al valor del alquiler de un departamento o casa de uno o dos ambientes, con diferencias muy grandes entre lo que ofrecen cada uno de los distintos balnearios.

En la ciudad de Mar del Plata se puede pagar el mismo precio por un balneario que ofrece un servicio solo de carpa y cuatro sillas con uno que propone en sus instalaciones lo mismo que se podría conseguir en un hotel 5 estrellas.

Una carpa entre las playas del norte de Mar del Plata y Punta Mogotes varía entre los 1.500 y 1.800 pesos el día mientras que en la zona sur se puede llegar a pagar hasta el doble.

En tanto, en la zona del centro, en Las Toscas, por una sombrilla fija, con una mesa y 4 sillas de plástico de poco aguante se pide hasta 1.200 pesos. En Punta Mogotes las carpas varían entre los 1.500 y 1.800 pesos el día (la semana, quincena o mes tienen otros valores) y son para seis personas, aunque este verano eso se flexibilizó. Todos los balnearios de Mogotes ofrecen piletas, pero no todas son climatizadas y no en todos está bonificado el valor del estacionamiento.

Ir a la playa pública y comer puede salir caro: una hamburguesa, un pancho o sandwich cuesta 100 pesos mientras que una gaseosa, agua o cerveza sale 150 pesos. La comida saludable también llegó a la playa y se venden ensaladas para una persona por 200 pesos la unidad. Si hay mucho sol y el turista se olvidó la sombrilla las mismas se venden en la playa, con el artefacto para hacer el agujero en la arena, por 750 pesos.

Dejá tu comentario