DEPORTE | Liga Pampeana | campeón | fútbol

La Liga Pampeana tiene que sacar el campeón antes de noviembre

Mientras no hay señales de que vuelva el torneo de fútbol mayor en la Liga Pampeana, los interrogantes se suman al principal que tiene que ver con saber esa fecha de regreso.

Mientras no hay señales de que vuelva el torneo de fútbol mayor en la Liga Pampeana, los interrogantes se suman al principal que tiene que ver con saber esa fecha de regreso. Esta necesidad de volver a jugar, no sólo pasa por la economía de los clubes, de los planteles y de todos los que, en mayor o menor medida, dependen laboralmente de que vuelva a haber fútbol en las canchas de nuestra provincia.

Todos entendemos la situación sanitaria que se vive, entendemos que las duras medidas de restricción sirvieron para reducir los contagios por Covid 19, pero están también las responsabilidades asumidas que van de los clubes con sus planteles y de la dirigencia de la Pampeana con el Consejo Federal. Esto último pasa por tener que consagrar un campeón este año (no se pudo en el 2020) ya que tiene el torneo homologado y por lo tanto el Consejo Federal esperará la comunicación de quién es el campeón y a la vez nuevo representante en el Regional Amateur que está anunciado para el mes de noviembre.

Es cierto que todavía quedan varios meses para esta fecha, pero en la medida que se siga postergando la reanudación, es sabido que se acortan las chances de sacar fechas para llegar a tiempo con la definición del campeonato.

En el ámbito de la Pampeana se apunta al mes de agosto, como una fecha posible para que vuelvan los torneos, con público, que es lo que la mayoría de las instituciones exigen para seguir en competencia.

Si en el octavo mes del año se reanuda el certamen, se contaría con el suficiente tiempo para llegar a la definición antes de noviembre que es el mes que se remarca para terminar la temporada liguista.

Por ahora todo está muy quieto. Los clubes están cerrados para el fútbol, los planteles desarmados, más allá de que en algunos casos siguen trabajando grupalmente con rutinas que entrenan los preparadores físicos. Esto también lleva a pensar que todos exigirán, cuando vuelvan las habilitaciones, de un tiempo para volver a entrenar y así estar en condiciones de competir.

Otra gran pregunta que surge en medio de tanta incertidumbre es, si en ese regreso van a estar todos en la línea de largada o detrás de "Pescar" por usar un término automovilístico que aparece en las neutralizaciones de las carreras. Las reglas indican que todos tendrían que estar en esa reanudación, pero también es cierto que a algunos se le va a hacer imposible rearmar plantillas y en ese caso se espera que puedan descartar sin recibir sanciones.

También uno se pregunta, si la vuelta al fútbol solamente se puede dar sin público en los estadios, qué se va a resolver, siempre teniendo en cuenta el compromiso asumido con el Consejo Federal de consagrar un campeón en este 2021…

Todo parece estar en calma, algo que puede vincularse al convencimiento de que, tarde o temprano, se va a volver a jugar o directamente hay una total resignación a que este 2021 va por el mismo camino que el año anterior, donde sólo se jugaron dos fechas y nada más, sumado a las deserciones pampeanas en torneos nacionales que hicieron todo olvidable para el historial de la Pampeana.

A seguir esperando, no queda otra, y deseando que las condiciones sigan mejorando y se encuentre la salida a un parte muy doloroso, que nos dejó sin lo que cada domingo siempre quisimos tener, la pelota rodando en la cancha y todo el folklore futbolero instalado en las mismas.

Dejá tu comentario