LA PROVINCIA | Facultad de Ingeniería | Inscripción

Las facultades de General Pico reciben nuevos ingresantes a partir de diciembre

Desde el 19 de noviembre abrió la preinscripción para algunas carreras de las facultades pertenecientes a la Universidad Nacional de La Pampa. En el caso de General Pico, la Facultad de Ingeniería cuenta con una pre-inscripción que se puede realizar con un formulario on-line y en la Facultad de Ciencias Humanas (sede) los aspirantes a estudiantes de carreras universitarias pueden anotarse a partir de diciembre y en febrero.

Sobre este tema, La Reforma dialogó en primer lugar con el decano de la Facultad de Ingeniería, Hernán Prieto, quien explicó que la preinscripción es una oferta para el alumno del secundario que, indistintamente de que deba o no materias de la escuela, se pueda inscribir en carreras como Ingeniería electromecánica; Ingeniería electromecánica con orientación en automatización industrial; Ingeniería industrial; Ingeniería en sistemas; Ingeniería en computación; y Analista programador.

El formulario ya se puede completar ingresando a la página www.ing.unlpam.edu.ar y luego a partir de la primera semana de diciembre se debe llevar impreso a la sede ubicada en calle 7 y 110. “A partir de ese paso los aspirantes tienen una entrevista, en el marco del sistema de ambientación que tiene la facultad, donde van a ser asesorados por la residencia, el estudio, y van a ser consultados por algunas inquietudes”, mencionó el decano.

Asimismo, Prieto explicó que actualmente en la facultad hay muchos preinscriptos a partir del mes de agosto ya que se inició el módulo de matemática pre-universitaria, que es la primera asignatura que se puede aprobar en diciembre para ingresar el año siguiente a la facultad. “Si no han transitado ese camino y no han hecho el modulo de matemática, tienen la posibilidad de empezar el primer día hábil de febrero la asignatura preliminar de matemática que es una copia del matemática preuniversitaria ahora. Con ese módulo tambien pueden ingresar a la carrera que han elegido”, destacó.

“Es una asignatura de nivelación obligatoria que está en los planes de estudio de la facultad. Es una materia que empieza en febrero y que se extiende hasta fin de mes porque son los que acreditan el nivel de matemática”, agregó.

Consultado acerca del promedio de inscriptos a la facultad en los últimos años, Prieto admitió que “nos cuesta superar la barrera de inscriptos que en los últimos diez años, que no superan los 150 ingresantes. Lo interesante es que con este método de matemática pre-universitaria estamos reteniendo a los alumnos. Esto hace que hoy tengamos mucha mas promoción, graduación y retención en los años superiores. Esto hace que la estrategia que usamos pueda funcionar”.

“Desde la Facultad estamos haciendo un gran esfuerzo para promover la inscripción, tanto en redes sociales, charlas en los colegios, y evidentemente eso ayuda un poco. También hay una cierta mística de que la facultad es difícil, y yo quiero desmitificar eso, porque las carreras de ingeniería son similares a las del resto del país. Seguramente requieran de un esfuerzo mayor que el que traen del secundario, pero no es imposible de cursarlas”, puntualizó.

Facultad de Ciencias Humanas

La Reforma dialogó con la vicedecana de dicha institución Verónica Zucchini acerca de las inscripciones tanto en la sede de Santa Rosa como la de General Pico. En la Facultad de Ciencias Humanas, la inscripción a las carreras se puede realizar a partir del mes de diciembre y en febrero. En la sede de General Pico, se pueden inscribir quienes estén interesados en estudiar carreras como Profesorado de Educación Inicial y de Educación Primaria; Profesorado y Licenciatura en Ciencias de la Educación; y la licenciatura en Ciencias a distancia.

En el caso de la sede de Santa Rosa, la oferta es el Profesorado y licenciatura de Lengua y Literatura; Licenciatura en Comunicación Social; y profesorado en Geografía e Historia.

Entrevistada por este medio, Zucchini comentó que en el caso de algunos alumnos de la sede de esta ciudad, sucede que eligen esta alternativa por no poder estudiar fuera de la provincia y en el transcurso de la carrera comienzan a descubrir que su vocación está ahí. En el caso de la educación a distancia que ofrece la sede de esta ciudad, hay estudiantes provenientes de el sur de Córdoba, de San Luis, pueblos de La Pampa, de provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Consultada sobre la decersión de estudiantes que abandonan las carreras, la vicedecana manifestó que “es cierto que es una problemática de las universidades nacionales que desde distintos programas, como el de ambientación a la vida universitaria, tutores académicos, desde los distintos equipos de cátedra se trata de abordar la problemática. También tiene que ver con que los profesores nos vayamos formando en las mismas juventudes porque no son los mismos que nosotros cuando comenzamos a estudiar. Nosotros como profesores tenemos que ver como resignificamos esto y pensamos al alumno como futuro profesional de la educación”.

Siguiendo esta línea, la docente además destacó que en el caso de la carrera de Profesorado en Nivel Primario e Inicial, la matrícula de los últimos años ha aumentado y en el caso del Profesorado y la Licenciatura en Ciencias de la Educación se mantiene ‘pero siempre es menor la cantidad de graduados’.

Si uno tiene que analizar las causas de este fenómeno, son múltiples, pueden ser los motivos de la elección, lo que implica ser un estudiante universitario que también implica abordar nuevos temas con complejidad, la situación económica es fundamental. Como vicedecana participo del Consejo Superior y dentro de las comisiones está la ’Comisión de extensión y acción social’ donde desde Rectorado se plantean las problemáticas de los estudiantes, y sabemos que la situación económica se ha agravado por lo que hay gente que llega a la universidad con mucha vulnerabilidad económica y social

“Como docentes tratamos de emplear mecanismos para analizar cada situación, en el caso de quienes tienen que trabajar y estudiar. Lo que sucede es que en esos casos no se corre el plan de estudio de manera regular, la carrera le lleva más años pero no se abandona el estudio. Al ser una facultad chica, los docentes tenemos contacto más directo con los alumnos y podemos analizar las situaciones particulares”, cerró.

Dejá tu comentario