La víctima sospecha de connivencia policial y judicial

Virginia Luz Valcarcel, la joven que fue abusada sexualmente por Eduardo Ros, quien se encuentra prófugo de la Justicia, aseguró que "sospecho que tiene ayuda en la justicia y la policía" para mantenerse en esa condición.

De acuerdo a lo que determinó la Justicia, Ros abusó de la chica tenía 16 años en ese entonces- en 2012, a la salida del boliche “Babilonia”. Para eso, durante la noche, le dieron bebidas alcohólicas que “disminuyeron su capacidad de oposición física”, falló la Justicia, en una sentencia que luego de ser apelada ante la Corte Suprema de Justicia quedó firme a fines de 2017.

En ese entonces, hubo una demora de 10 días para notificar de la resolución al imputado. Cuando lo hicieron ya no lo encontraron. Desde entonces (enero de 2018) se mantiene prófugo y en las últimas horas el Gobierno Provincial aumentó el monto destinado a recompensar a quienes aporten datos que permitan dar con su paradero.

Ahora, a través de un llamado telefónico Valcarcel habló con el noticiero de CPE TV. Allí afirmó que “la Justicia no actuó como corresponde, para nada. En primer lugar, previo a su fuga, erróneamente consideraron que no era necesaria la prisión preventiva. Incluso cuando mi abogado le transmitió al fiscal nuestra preocupación sobre que eso podía llegar a pasar”.

Profundizó que “no están haciendo nada para buscarlo” e incluso “sospecho que puede llegar a tener alguna ayuda desde adentro de la Justicia o de la Policía”, porque, contó, “el día del hecho, lo recuerdo perfectamente, sonó el teléfono y él, desesperado, me dijo que agarre las cosas rápido, que me suba al auto, porque la policía estaba viniendo”.

Además aseveró que “resulta muy difícil creer que no haya pistas sobre el paradero de una persona, aun habiéndole secuestrado el teléfono a sus familiares, a su novia, y también con todos los recursos con los que cuenta la policía para una búsqueda”.

“Su posición económica y social tiene mucho que ver. Porque él es muy conocido, tiene muchos contactos, muchos amigos, muchas personas que piensa como él y como su familia. Creo que la ayuda no viene solamente por parte de los padres”, estimó.

La última información que tuvo su familia de parte de la justicia se remonta más de un año y medio atrás: “Nos dijeron que la Policía, incluso la Interpol, lo estaba buscando. Eso es lo último que sabemos”, cerró.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario