La Pampa | COVID-19 | aisladas

Más de 4000 personas se encuentran aisladas en La Pampa por COVID-19

Más de 4000 personas se encuentran aisladas en La Pampa por COVID-19, según el informe del Ministerio de Salud provincial.

Desde el inicio de la pandemia, en La Pampa, se registraron un total de 18.722 casos positivos para COVID-19, de los cuales 873 permanecen activos, 287 han fallecido y 17.562 se han recuperado, según el último reporte del Ministerio de Salud de la provincia.

Al día de la fecha se encuentran aisladas un total de 4.171 personas en toda la Provincia.

Los casos confirmados activos están distribuidos de la siguiente manera en:

209 en Santa Rosa, 204 en General Pico, 80 en General Acha, 44 en Macachín, 35 en Toay, 31 en Eduardo Castex, 30 en 25 de Mayo, 29 en Victorica, 28 en Uriburu, 26 en Realicó, 21 en Catriló, 18 en Doblas, 11 en Intendente Alvear, 11 en Guatraché, 11 en La Adela, 9 en Ingeniero Luiggi, 7 en Colonia Barón, 7 en Miguel Riglos, 7 en Lonquimay, 6 en Trenel, 4 en Bernasconi, 4 en Miguel Cané, 4 en Dorila, 3 en Rancul, 3 en Jacinto Arauz,3 en La Maruja, 2 en Anguil, 2 en Parera, 2 en Alpachiri, 2 en Ingeniero Foster, 2 en Algarrobo del Águila, 2 en Metileo, 2 en Winifreda, 2 en Rolón, 2 en Quemú Quemú, 1 en Ataliva Roca, 1 en Santa Isabel, 1 en General San Martín, 1 en Alta Italia, 1 en Telén, 1 en Mauricio Mayer, 1 en Santa Teresa, 1 en Agustoni, 1 en Villa Mirasol y 1 en Embajador Martini.

Personas internadas

Se encuentran internados 46 pacientes confirmados para COVID-19. En General Pico 15 pacientes, 12 de ellos en modulares y 3 en terapia intensiva. En (CEAR-Modulares) de Santa Rosa 13 pacientes, 5 de ellos en UTI CEAR, 7 en clínica médica y 1 en modulares. En Terapia 2 del Hospital Lucio Molas 2 pacientes internados. Y en el interior de la Provincia se encuentran internados en clínica médica:

Hospital de General Acha: 3 pacientes; de Colonia Barón: 1, de Lonquimay: 1, de Macachín: 3, de Doblas: 1, de Toay: 2, de Victorica: 1, de Eduardo Castex: 4.

Es importante aclarar que los pacientes internados en Terapia Intensiva que se han negativizado para COVID-19, son trasladados a los servicios de UTI del subsector privado. Esta estrategia permite al subsector público tener una mayor disponibilidad de unidades de terapia libres para la atención de los casos activos de COVID-19 que lo requieran.

Dejá tu comentario