LA PROVINCIA | Defensa Civil | incendio

La Pampa "muy bien preparada"

El director de Defensa Civil, Luis Clara, destacó que en materia de equipamiento el Gobierno Provincial se encuentra "muy bien" preparado de cara a la temporada de incendios en la provincia.

Lo que se considera como “época de riesgo” comenzó el 1 de noviembre. Por eso, desde mediados de este mes ya se encuentran habilitadas las tres bases: El Durazno, Chacharramendi y Cuchillo Co. “Habilitada” significa que hay cuadrillas de brigadistas equipadas como para actuar cuando la ocasión lo amerite y/o disparar los pedidos de ayuda necesarios.

Sobre el desenvolvimiento del fenómeno no puede hacerse futurología, claro, pero a priori, hay condiciones algo más ventajosas que en años anteriores: las naturales (por la escasez de lluvia no hay tanto pasto) y las que resultaron de la concientización (la proliferación de picadas).

Al respecto, Clara valoró la respuesta de los productores que -eso sí, “en su mayoría”- pusieron manos a la obra en sus campos a partir de las acciones instrumentadas desde el Gobierno y los municipios, que incluyeron desde charlas hasta infracciones.

Con relación a los elementos con los que se cuenta desde DC, Clara resaltó que en la actualidad poseen 10 camionetas -8 0km-, por ejemplo, para entrar en acción y “cada cuadrilla tiene los elementos necesarios para reponer ante algún inconveniente”. Además, en diciembre llegarán a Santa Rosa los aviones hidrantes que provee la Agencia Nacional de Manejo del Fuego para la región, que comprende también a Mendoza y Buenos Aires.

En materia de zonas en riesgo se estima que podrían incluirse cerca de 2 millones de hectáreas, aunque el número es menor si se analiza de manera pormenorizada, ya que la vegetación combustible es desigual, incluso, en campos cercanos. La zona más crítica es la del caldenal y arbustal, hacia el oeste.

Las condiciones meteorológicas son, por supuesto, el principal problema. No sólo porque dan inicio a los focos sino también porque lo propagan en cuestión de horas. Lo ejemplificó el mismo Clara: “a veces se ve por TV que en Estados Unidos se queman 3000 hectáreas al cabo de días de incendio. Acá, eso puede pasar en tres horas”.

De hecho, en el recordado (por lo malo) 2016, 50 focos estallaron el 31 de diciembre, que se sumaron a más de 20 que habían comenzado el 24.

No obstante, la sensación es que hay alguna preparación acorde para el desafío, que se reitera, no puede preverse, aunque sí minimizarse. En este sentido, la indicación es que frente al mínimo indicio de incendio rural se dé rápido aviso a la comisaría más cercana o a alguna (100 ó 101) para que se inicie el operativo.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario