LA PROVINCIA | Adultos Mayores | controles | coronavirus | COVID-19

La otra cara del aislamiento: Cómo contener a los adultos mayores en tiempos de Coronavirus

En Argentina hay alrededor de 7 millones de personas de más de 60 años, que están en grupo de riesgo en esta época de pandemia.

En Argentina hay alrededor de 7 millones de personas de más de 60 años, que están en grupo de riesgo en esta época de pandemia. Por ello, es muy importante mantener la calidad de vida de los adultos mayores en este momento especial de aislamiento preventivo que también les afecta a ellos. Así lo confirmó el doctor Marcos Miguel, en diálogo con La Reforma.

El doctor Marcos Miguel, especialista en Geriatría y Medicina Familiar /Gral. MP 1759. ME 1350 Y 1077, explicó que es muy importante mantener la calidad de vida de los adultos mayores “en este momento especial de aislamiento preventivo que también les afecta a ellos”.

“Lo fundamental, desde lo físico, es que ellos no pierdan la rutina. Que se saquen la ropa de dormir cuando se levantan y se vistan; que puedan hacer las actividades de todos los días. Si había alguna rutina física que hacían antes, y tienen los medios para hacerla en el hogar bienvenido sea. También, que puedan planificar en el día a día para comunicarse con sus seres queridos, amigos que hace mucho que no hablan, la familia”, destacó.

En tanto, agregó que “también es fundamental que usen este tiempo como si fuera una vacación para ordenar cajones, la ropa, álbumes de foto que implican trabajar algo que se llama Reminiscencia. Es decir, van mirando y haciendo andar su cabeza. Obvio que ahí se pueden mezclar emociones de todo tipo cuando se ven los recuerdos de las fotos”, deslizó.

Asimismo, resaltó que es importante cuidar la salud y que el ‘alerta amarillo’ para los adultos son los síntomas respiratorios como la fiebre, la tos, el dolor de garganta, la falta de gusto o del olfato. “Tienen que dar el alerta para pensar en este virus que a ellos los pone en el grupo de mayor riesgo. Pero también hay que estar atentos a una subida de presión, un mareo, un malestar que no se logra resolver y eso tiene que dar el alerta de algo que hemos descuidado totalmente en estos últimos meses que son las enfermedades crónicas”, reforzó.

Prevenir

En este punto, y en línea con lo anterior, el especialista en gerontes acotó que se sabe lo riesgoso que es que los adultos mayores concurran al médico y es por ello que aclaró que si la consulta telefónica puede disipar todas las dudas, es mejor. Aunque, si es necesario concurrir a un consultorio se debe hacer con todas las precauciones necesarias para evitar cualquier tipo de contagio.

“Si es necesario concurrir, se debe hacer con todas las medidas de seguridad como es el distanciamiento, el barbijo, y las medidas de bioseguridad del consultorio”, resaltó.

Emociones

Por otro lado, el doctor Miguel puntualizó sobre la mayor preocupación en adultos mayores, que es la parte emocional y es por eso que es tan importante que se vean acompañados por sus afectos, aunque sea telefónicamente o de manera virtual a través de una videollamada.

“Una llamada, o llegar hasta la puerta y hacerles los mandados. Siempre con distanciamiento, llamadas frecuentes y no está prohibido que uno vaya a ver a sus padres a la casa, en tanto y en cuanto no tenga síntomas respiratorios ni fiebre, pero sabiendo que este bichito se puede meter en el cuerpo sin dar síntomas también”, recordó.

En cuanto al contacto de forma presencial con los gerontes, el especialista informó que se debe mantener una distancia social de dos metros y que ambas personas lleven colocado su barbijo o tapabocas. Además se debe realizar un lavado de manos antes de concurrir al domicilio y luego de volver.

“Aunque se esté un tiempo breve eso puede alcanzar para levantar el estado de ánimo. La esfera física y emocional es muy importante”, confirmó.

Esfera cognitiva

Otro de los aspectos a tener en cuenta en cada adulto mayor es la esfera cognitiva, ya que según el médico “el encierro genera un montón de ideaciones, de angustia, de cosa rara, de enroscarse con pensamientos. Es fundamental mantenerse activo haciendo lo que a uno le gusta que puede ser lectura, sopa de letras, manualidades, cosiendo, tejiendo. Si uno tiene acceso a realizar un oficio aprovechar, o buscar la manera de hacer algo que le guste”, afirmó.

“Si son una pareja de adultos mayores, se puede aprovechar para compartir las tareas de la casa y de esa manera buscar acompañarse porque también juega la cuestión de la convivencia. Que uno se mantenga activo para que no ocurran cosas que no queremos como la desconexión, la apatía, la depresión. Eso es un poco lo que uno espera para ellos”, reveló.

Informarse sólo lo necesario

En otro punto de la entrevista, el doctor explicó que no hay que exponerse de más a la información que brindan los medios de comunicación, es decir, que se debe regular el tiempo en que uno se informa de noticias relacionadas al Coronavirus. “Esto va un poco en contra de los medios, pero hay que escuchar poquita información sobre el coronavirus y cultivar la lectura de otras cosas, ver canales que tengan que ver con el entretenimiento, o una película. Porque, si todo el día te están diciendo que sos parte del grupo de riesgo, genera mayor terror y miedo”, sostuvo.

Realidad

En otro punto de la entrevista, el doctor Marcos Miguel puntualizó sobre el riesgo de que los gerontes se desconecten con la realidad por no salir afuera. “Por eso la persona tiene que tratar de vivir lo más parecido a su realidad que se pueda. Pero también hay algunas cosas que no podemos evitar, como la persona que vive sola pero que es autónoma. Habitualmente se haría sus compras, y eso no tiene prohibido hacerlo, lo que sí tiene que saber es debe cuidar el distanciamiento social. Que cuando llegue a su casa se quite el calzado y ropa, que se lave las manos, que no se toque la cara, que limpie la mercadería con lavandina al 1% y después enjuagar con agua”, expuso.

“Otra cosa que es importante con los controles médicos, sean de manera presencial o telefónica, es importante que lleguemos a este invierno vacunados por la gripe y la neumonía, eso es clave. Es fundamental que sepamos que la medicación no nos puede faltar. Hoy tenemos la suerte de que Pami está haciendo la receta en el consultorio, es por tres meses, y no hay que ni siquiera llevar papel. Automáticamente figura en la farmacia y hay que llevar solo la credencial”, sintetizó.

Contención

El doctor sostuvo que hay que garantizar que la gente mayor no se aterrorice con la información sobre el COVID-19 y por ello se debe acompañarlos, llamarlos y asegurarles que esto va a pasar. Asimismo, recordó que los espacios donde concurre la gente como son oficinas del estado, supermercados o remises cuentan con medidas de prevención y desinfección constante para garantizar la salud de todos los que asistan.

“Asimismo, hay que saber que cuanto más nos quedemos en casa, haciendo cosas que nos hagan bien, saliendo lo necesario hasta que esto pase, porque está ocurriendo. Hay que esperar a ver cómo se porta el virus con nosotros a nivel país. Pero sí tenemos que cuidar a los adultos no solo por el coronavirus sino por su esfera física, emocional y cognitiva”, recordó.

Asimismo, contó que algunos de sus colegas con especialidad en adultos mayores dan ejercicios en video a través de las redes sociales que son aprovechados por aquellos que tienen contacto con la tecnología.

Situación de geriátricos

En este punto, Miguel explicó que le ha tocado ingresar a varios geriátricos en las últimas semanas y que su recomendación es que cada familia tenga contacto con los dueños del establecimiento para garantizar que las medidas de seguridad e higiene se cumplan.

“Que haya una buena disposición de los residuos patológicos. Que no nos falte jabón e higiene en el geriátrico. Que el personal se vista allí en su lugar de trabajo y que la ropa de calle se deje apartada. No tenemos que llevarle enfermedades a los adultos mayores en el geriátrico”, sostuvo.

Por otro lado, afirmó que es importante que tengan una buena alimentación porque eso garantiza inmunidad. “Si hay un paciente enfermo hay que aislarlo de manera inmediata y tomar las medidas necesarias. Todos los geriátricos tienen un médico, por lo cual esa persona se debe articular con el sistema de salud, para que se la evalúe de manera constante”, enfatizó.

Seguidamente, recordó que la prevención debe ser reforzada al momento de manipular los alimentos. Esta tarea se debe hacer con guantes y siempre tomar la temperatura a los abuelos para descartar posibles casos.

“También hay que hacer una buena higiene de los utensilios. Es decir, luego de lavarlos con agua y jabón desinfectarlos con lavandina al 1%. Dejarlos reposar 5 minutos y de nuevo enjuagarlos con agua”, manifestó.

Estímulos

Por otra parte, el doctor puntualizó sobre la estimulación emocional y física de los adultos mayores que se encuentran en un hogar de ancianos. “El arte del cuidado tiene que ver sobre todo con los cuidadores y enfermeros que hay en el geriátrico y distintos agentes que acompañan a los adultos mayores en esta prevención con juegos, con actividades. No tenemos que hacer menos actividades, sino bajo protocolos seguros porque no queremos personas enfermas, tristes o con depresión”.

“Hay que apelar a la responsabilidad de los dueños de los geriátricos. Yo me saco el sombrero con el Hogar de Ancianos ‘Don Bosco’ donde se trabaja a todo pulmón”, deslizó.

Por último, el entrevistado ratificó que “hay estrategias a tener en cuenta para mantener la situación epidemiológica y para garantizar que los que estaban sanos no se enfermen ahora”, cerró.

Dejá tu comentario