Provinciales | Eduardo Mangas

"La obra integral contemplará sanear lo que nos preocupa a diario y, después, sanear el resto"

El gerente de Obras de la Administración Provincial del Agua, Eduardo Mangas, explicó ante la prensa los detalles del trabajo en conjunto entre el Gobierno provincial y el municipal en las obras de desagües pluviales para la ciudad.

Mangas comenzó explicando que existe un estudio hidrológico que se realizó entre los años 2009 y 2010 por una consultora que trabajó para Yaciretá. Según dicha investigación, la lluvia máxima que se podía registrar en la ciudad era de 62 mm en 38 minutos, por lo que se habla de un promedio de 48 mm en un ahora. “Lo del 20 de enero fue algo totalmente fuera de toda estadística, de toda previsión, y de todo lo demás. Tiene que ver con el cambio climático, que ocurre en esta zona”, admitió.

Según el ingeniero, el primer problema a resolver es el de la zona urbana oeste. “El nudo de la 300 y la 107, los pluviales de la Brunengo, y todas las calles que van volcando hacia ésta. El primer nudo drástico a resolver es el de la calle 300 y la 107. A partir de ahí se hace todo un estudio de cuencas y de desarrollo de desagües pluviales que resuelvan el problema de ese nudo. Significa resolver todo el problema de la calle 300 y 107 y después su salida por la calle 319 o de la 333 que coincide con la circunvalación”, describió.

“Eso en el año 2013 fue motivo de un estudio que pidió la APA, que fue realizado por una consultora comandada por el ingeniero Lorda y ahora vamos a tener que reajustarlos un poco por este evento, lo que nos permite la celeridad que nombró el gobernador de poder estar llamando a licitación en un tiempo más que acelerado. Esto arranca por sobre todas las cosas para los piquenses”, aseguró.

La obra entonces comenzará en el cruce de las calles 300 y 319 con un canal que culmina en la calle 9. “Esta obra habla de un canal de dimensiones mayores del que ya hay, que viene sorteando. Cuando el existente viene por el oeste, este va a ir por el este y viceversa. Los dos canales que se van a ejecutar por la Brunengo están revestidos de Hormigón, ya no se van a poder contemplar más los canales provisorios que estaban hechos sobre la tierra, porque el funcionamiento de los canales de tierra trae implícito en el momento del suceso extraordinario de agua, el derrumbe, la cárcava, las socavaciones y después el mantenimiento. Entonces estamos hablando de que van a ser todos canales revestidos en hormigón, parecidos a los que hay para llevar los desagües hasta el bajo La Arocena”, explicó.

Entonces, se habla de un saneamiento integral de la zona “así también va a quedar resuelto el problema de los pluviales de Pueblo Nuevo, que hoy no están resueltos como quisiéramos”, agregó Mangas.

Incluso en estos días tenemos que aprobar planos de desagüe a la estación de servicio que se está haciendo en la intersección y no sabemos para dónde decirle al dueño de la estación de servicio que saque el agua. Lo que sí tenemos en claro es que no queremos más agua en las avenidas. Esto va a resolver ese problema de fondo. El canal iría por los costados de la Brunengo”, resumió.

Consultado sobre la situación en Zona Franca, donde es conocido que el 20 de enero los trabajadores de este medio, y de otras empresas que se encontraban cumpliendo horario, tuvieron que atravesar una situación complicada, ya que el agua llegó incluso a inundar algunos vehículos y a cubrir hasta la cintura a quienes salían de trabajar, el ingeniero respondió que se trata de un proyecto integral de solución que falta terminar de desarrollar. “Ya hemos empezado a partir de este estudio que alertó el problema de la falta de sección en el cruce de la alcantarilla que termina en el ferrocarril y en el cruce de la alcantarilla que cruza la avenida circunvalación y busca el desagüe que va a El Descanso. En el canal de El Descanso vamos a tener que ampliar las alcantarillas existentes. Sobre todo las rurales, la alcantarilla de la entrada a la aceitera ya se hizo con dimensiones nuevas, pero las otras que están en la entrada a los predios se van a tener que modificar”.

“Ese cuello de botella que hoy tenemos en la 9 lo vamos a trasladar a la vía, pero la obra integral es primero sanear esto que es lo que nos preocupa todos los días a diario y después sanear el resto. El proyecto definitivo es empezar por delimitar en la 300 y la 107 y terminar en el descanso, en la alcantarilla de la ruta 102”, puntualizó.

La nota completa será publicada en la edición papel del 8 de febrero de 2020.

Dejá tu comentario