Internacionales | Cambio Climático | Crisis | Greenpeace | Recursos Hídricos

"La humanidad está enfrentando grandes desafíos y la preservación del agua es uno de ellos"

Ante la situación global actual, en la que el uso de agua aumentó considerablemente, Greenpeace difundió datos globales sobre la escasez de este recurso no renovable y remarcó la importancia de preservarlo.

El Informe Especial del Panel gubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) muestra que las emisiones globales de CO2 deben reducirse a la mitad para 2030 antes de caer a cero para 2050 a más tardar. “Si superamos los 1,5 grados centígrados, muchos recursos hídricos podrían agotarse de forma masiva, ya que el aumento de las temperaturas, las sequías, inundaciones y tormentas más fuertes y frecuentes, el derretimiento de los hielos y el aumento del nivel del mar, pueden dañar los suministros de agua dulce”, sostuvo Bruno Giambelluca, miembro del área de campañas de Greenpeace.

Por otro lado, la organización sostuvo que se hace un uso desmedido de agua en ciertas industrias, como la producción de combustibles fósiles, la minería y la ganadería. “Todas estas actividades están dejando sediento al planeta y sus habitantes”, agregó Giambelluca.

Datos:

La demanda mundial de agua está aumentando a una tasa de aproximadamente 1 por ciento por año desde 1980, aumentando en un 20 a 30 por ciento por encima del nivel actual de uso de agua para 2050.

3 de cada 10 personas no tienen acceso a agua potable.

En 17 países, donde vive una cuarta parte de la población mundial, enfrentan un estrés hídrico “extremadamente alto”.

El 25 por ciento de la población mundial enfrenta crisis inminentes con el agua en la actualidad. Para 2025, se estima que sea 60 por ciento.

Más de 2 mil millones de personas viven ahora en países que sufren un alto estrés hídrico.

Alrededor de 4 mil millones de personas en todo el mundo experimentan una grave escasez de agua al menos un mes al año. Se espera que este número aumente a 4.8 a 5.7 mil millones de personas para 2050, creando una competencia sin precedentes entre los usuarios de agua, ya que el 60 por ciento del agua dulce proviene de cuencas fluviales que cruzan las fronteras nacionales.

Para 2040, 1 de cada 4 niños menores de 18 años, vivirá en áreas de estrés hídrico extremadamente alto.

Las mujeres y las niñas son las principales responsables de la recolección de agua en 8 de cada 10 hogares.

Más de 68 millones de personas, durante 2017, tuvieron que huir de sus hogares enfrentaron dificultades extremas para acceder al suministro de agua segura.

Dejá tu comentario