Provinciales | peloteros | General Pico

La difícil situación de los peloteros de la ciudad: "Las deudas aumentan y contamos con ingreso cero"

A pesar de que La Pampa avanzó a la fase de 'distanciamiento social', muchos rubros aún continúan sin poder brindar sus productos o servicios. Tal es el caso de los peloteros, quienes no ven un horizonte en esta complicada situación.

En una de las tantas recorridas de las cámaras de LA REFORMA, un paisaje desolador se ve en varios sectores de la ciudad. Donde antes solía haber música, colores y niños, hoy reina el silencio, con sus portones cerrados y luces apagadas. Estamos hablando de los peloteros, esos espacios de juegos que desde hace más de 100 días bajaron las persianas.

Por ello, este medio dialogó con Diego Lucero, propietario del pelotero Cosmos, ubicado en la calle 32 de General Pico, donde se solían festejar cumpleaños de niños y niñas de hasta 10 años. Reconfirmando la acertada decisión, Diego comenzó la entrevista comentando que, por suerte, este verano decidieron no cerrar sus puertas, contrario a lo que suelen hacer sus colegas: “Nos benefició un poco porque si nos encontrábamos con esto en marzo iba a ser un gran problema”.

Todo esto nos sirvió para hablar más con los dueños de los peloteros y tratar de llevar una misma línea. Decidimos posponer los cumpleaños, mantener el mismo precio y no devolver la seña, porque la seña también es plata que uno va gastando para cumples a futuro. Devolver la seña en la situación que se venía iba a ser una complicación. En el caso nuestro, en particular, se decidió posponer por un año y mantener el mismo precio para los que ya tenían reservado para esta fecha

En cuanto al personal que trabaja en el lugar, sostuvo que en el rubro la mayoría de los trabajadores son eventuales. Y en el caso de la única empleada 'fija' que tienen, han recibido ayuda para cubrir el 50% de su salario. Además de ello, el dueño de Cosmos sostuvo que no han recibido otro beneficio que realmente les sirva. “El que tenemos nosotros es el mismo que tienen todos los comercios, los $50.000 más tres meses de gracia a tasa cero. Pero la realidad es que nosotros no sabemos cuando vamos a poder abrir. Y endeudarse, para algo que por más que te den meses de gracia… No tenemos esa certeza”, reflexionó sobre los créditos brindados por el gobierno municipal.

En cuanto al mantenimiento del espacio, Diego sostuvo que es difícil ya que las deudas aumentan y cuentan con “ingreso cero”. “Los alquileres son de $30.000 o $40.000 y ya llevamos tres meses y encima no se ve el horizonte”, sostuvo y agregó que entienden que su rubro está estrechamente ligado al regreso a clases.

pelotero ok
Los peloteros, uno de los rubros sin fecha de reactivación.
Los peloteros, uno de los rubros sin fecha de reactivación.

“Ayer fui. Hacía bastante que no iba y hay algunas cosas de servicio de salado que se vencían, así que tuvimos que consumirlas nosotros mismos. La situación es complicada. Otros peloteros han dado de baja los servicios para tratar de abaratar los costos lo más posible porque es caja cero, no hay un ingreso de absolutamente nada”.

Así como han hecho otros rubros, se le consultó si tenían en mente reconvertir el negocio, tal como lo hicieron algunos gimnasios, por ejemplo, los cuales alquilaron sus elementos. En respuesta a ello, el joven sostuvo que “uno no está preparado para convertirse de la nada en otro rubro. No tenemos la posibilidad de alquilar elementos. Pensamos en hacerlo con una Play Station, por ejemplo, pero son cosas que se desmejoran y no tiene mucho sentido”.

Por otra parte, el pasado 1° de junio, los dueños de los principales salones de eventos de la ciudad se reunieron con la intendenta Fernanda Alonso, para evaluar el panorama del sector. Haciendo referencia, Diego sostuvo que “estamos agradecidos de que nos haya recibido pero no tuvimos ninguna respuesta. Nosotros presentamos un protocolo para reducir la cantidad de personas pero no llegamos a nada. En el caso nuestro la capacidad es de 70 personas y la idea era bajarlo lo mínimo posible, para tener un ingreso”.

Por último, y mostrándose consciente por la difícil situación epidemiológica que vive el país, el empresario sostuvo que “tratamos de tener ese compromiso de que todo vuelva con las clases pero nosotros estamos al final de la cola, esa es la realidad. Si aparece un caso y la fase empieza a retroceder, nosotros seguimos al final de la cola, no es que avanzamos. Uno sabe en la situación en la que estamos y no es que uno quiere abrir ‘de prepo’. Pero es muy difícil”.

Dejá tu comentario