LA PROVINCIA | Alberto Fernández | coronavirus | Cumelén | Estado | Intendente | La Reforma | Luciano Di Nápoli | Municipalidad | Salud | Salud Pública | Santa rosa

La comuna no suspende los comedores pero la comida se entregará en viandas

Agencia Santa Rosa – El intendente municipal, Luciano di Nápoli, confirmó esta mañana que se ampliaron las medidas restrictivas que se habían tomado el viernes en el marco de las acciones nacionales y provinciales por el coronavirus, entre ellas la de disponer un sistema de entrega de viandas en los comedores municipales, para evitar la conglomeración de gente en espacios cerrados.

En una entrevista que brindó a La Reforma, el jefe comunal detalló hoy que en horas de la mañana encabezó una reunión de gabinete en la que se analizó la situación a partir de la resolución que se adoptó el viernes, con el objetivo de hacer un diagnóstico y avanzar con otras medidas a partir de lo anunciado por el presidente Alberto Fernández el domingo.

“Hoy a la mañana hemos decidido el cierre de algunos servicios que tiene la Municipalidad, como los jardines maternales, los Cumelén, los talleres de Cultura, Acción Social y de Género, que es donde se aglomera mucha gente”, dijo di Nápoli.

En cuanto a los comedores escolares el intendente dijo que al tratarse de un servicio esencial, se seguirá prestando pero con la modalidad de viandas, para lo cual se tomarán algunas acciones para evitar que el retiro de los alimentos implique que se reúna mucha gente en los comedores, y apelando también a la responsabilidad y conciencia social ante la situación que se vive.

Luego, en virtud de la disposición que se puso en marcha el viernes, en la que se intimó a los boliches bailables, al Casino y salones de evento, hoy los inspectores municipales salieron a notificar a los gimnasios para que procedan al cierre hasta el 31 de marzo.

También se notificará a los hoteles, restaurantes, cafés, bares pub para que trabajen al 50 por ciento de su capacidad para cumplir con la disposición de una persona cada dos metros cuadrados.

“Estamos tomando distintas medidas que muchas veces son antipáticas y perjudiciales para el sector económico, y que perjudican también al Estado, pero que tienen que ver con proteger la salud pública de toda la población”, indicó di Nápoli, remarcando que “entre la salud pública y los intereses económicos, nos van a tener siempre del lado de las mayorías y de la salud”.

Dejá tu comentario