Editoriales | Día de la Madre | Administración Federal de Ingresos Públicos | IVA

La ayuda de mamá

El 20 de octubre se celebra un nuevo Día de la Madre en la Argentina, fecha que encierra un fuerte significado afectivo en las familias, y al mismo tiempo expectativas en el sector comprendido por comerciantes de pequeñas y medianas empresas.

Días atrás, a través de un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de Pequeñas y Medianas Empresas (CAME), se conocieron cifras de la actividad comercial que dieron cuenta de una nueva y fuerte caída en las ventas durante el pasado mes de septiembre del corriente año, del 14,5 por ciento, en comparación con el mismo período de 2018.

El año anterior, en comparación con lo sucedido en 2017, las ventas por el Día de la Madre cayeron 13,3% . Si bien el mercado estuvo lleno de ofertas, el año pasado se notó poco ánimo de consumo.

En 2018 hubo promociones de todo tipo: 2 x 1, cuotas sin interés, descuentos de hasta 40% por pago en efectivo, sorteos, combos, vouchers de regalo para próximas compras.Esas acciones permitieron contener las ventas, que estuvieron muy frenadas hasta último momento, y recién mostraron una recuperación en vísperas del Día de la Madre.

La CAME indicó que el sector tiene las esperanzas puestas en la fecha comercial del Día de la Madre que se aproxima, en la que las familias acostumbran a buscan el mejor regalo para ellas.

La crisis profundizada por las políticas nacionales que aplicó en los últimos años el gobierno ‘macrista’ hizo, entre otras cosas, que los consumidores perdieran un alto porcentaje de poder adquisitivo, entre inflación y recesión.

Actualmente los comerciantes viven con la soga al cuello, no sólo por una pronunciada caída en las ventas, sino también porque al mismo tiempo se incrementaron distintos gastos fijos, entre ellos el valor de las tarifas energéticas.

Por lo tanto, el venidero Día de la Madre que promete incrementar las ventas en distintos rubros, resulta un verdadero alivio para muchos trabajadores de indumentaria, calzado, marroquinería, joyería, perfumería, electrodomésticos, floricultura... Todos esperan tener buenas ventas el 20 de octubre, como también en los días previos, para afrontar distintos pagos y ‘llegar a fin de año’, cuando las Fiestas de Navidad y Año Nuevo también generarán un importante movimiento comercial.

Pero más allá de lo que suceda en diciembre, en el presente los comerciantes esperan recibir en el Día de la Madre una ayuda de la comunidad. Bienvenida sea. En el marco del tramo final de la campaña presidencial, el Gobierno Nacional, se acordó de los comerciantes y lanzó una medida buscando incrementar las ventas.

Con el fin de ‘aliviar el bolsillo de los consumidores, reactivar el consumo y luchar contra la evasión’, la Administración Federal de Ingresos Públicos anunció que pondrá en marcha un sistema para devolver ‘hasta mil pesos de IVA’ a aquellos que hagan compras por el Día de la Madre. A través del sistema SUMA, la AFIP reintegrará hasta $200 por ticket de compra con un tope de $1.000 en el mes.

El año anterior, las ventas enmarcadas en el Día de la Madre oscilaron entre 500 y 800 pesos por ticket, números considerablemente superiores a los de 2017, pero en realidad por debajo si se tiene en cuenta el efecto de la inflación.

El rubro que más vendió en 2018 fue el de ‘indumentaria’, con muchas promociones, pero igualmente las operaciones fueron un 12,5% menos que en 2017. Este año, con un clima social negativo, las expectativas de los pequeños y medianos comerciantes vuelven a estar depositadas en el 20 de octubre, esperando un mimo de mamá.

Dejá tu comentario