LA PROVINCIA | Cuarentena | Julio Pechín | Juntos por el Cambio

Julio Pechín: "Hay que reconocer que en La Pampa se han hecho las cosas bien"

El presidente del Comité Provincia de la UCR., Julio Pechín, dialogó con LA REFORMA.

El presidente del Comité Provincia de la UCR., Julio Pechín, destacó el trabajo realizado por las autoridades de La Pampa en el marco de la crisis generada por la Pandemia. Además, cuestionó la posición adoptada de un sector de Juntos por el Cambio, en torno al homicidio del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, y de Alfredo Cornejo, titular del radicalismo a nivel nacional, que propuso separar a Mendoza de la Argentina. “No se puede hacer política con todo”, disparó.

“La diferencia en el tema de la designación del síndico de Pampetrol fue una situación un poco encontrada fuera del partido, porque el presidente del Bloque de Diputados, Francisco Torroba, pidió que el partido se expida sobre el tema y la Mesa Directiva del Comité se reunió por Zoom y determinó que, según dice la Ley, la segunda minoría es la que queda determina después del acto eleccionario, por lo tanto, le correspondía a Comunidad Organizada. Ahora, no sabemos a qué sector, porque Comunidad Organizada se dividió en dos bloques, pero eso es harina de otro costal”, sostuvo el dirigente al ser consultado sobre algunas controversias que se hicieron públicas en los últimos días.

Acotó que “permitir otra cosa da como para que un día el Bloque Justicialista, que tiene 17 diputados, se divida en dos y se transformen en la mayoría y primera minoría, y se controlen solos. En ese marco, dijimos que la segunda minoría es Comunidad Organizada, esa es la postura que tenemos nosotros y es la que adoptó el bloque radical”.

Recalcó que “institucionalmente estamos funcionando como nunca antes funcionó el partido, en diálogo permanente con nuestros diputados sobre todos los temas que tienen que ver con decisiones políticas”.

Pero Agustina García lo cuestionó...

Ella es una excelente persona, que se confundió... es muy jovencita. Pensó que se trataba de una decisión mía, personal, pero fue una decisión de la Mesa que llevaba mi firma y la del vicepresidente. El tema ya está absolutamente superado, pero a mí no me enojó nunca la situación.

Dijo que el radicalismo estaba institucionalmente mejor que nunca. ¿Tan bien están?

Estamos en una situación óptima, reponiéndonos de determinadas situaciones en las que nos vimos involucrados, como lo que le pasó a Juan Carlos Marino. En su momento hablamos con él y nos pidió que esperáramos a que se expidiera la Justicia, que no saliéramos a acusar a nadie, nos dijo lo que había ocurrido exactamente, pero nos pidió que no acusáramos a nadie.

De ahí vienen algunos enojos, que se potencian con todo lo que está saliendo ahora a luz. Yo fui muy crítico del gobierno de Macri, pero cuando veo estas cosas me da un poco más de bronca, todo esto está muy lejos de lo que es el radicalismo, son situaciones que no se deberían dar en ningún gobierno. Creo que los radicales somos los abanderados de la democracia y permitir que todo esto haya pasado, me pone muy mal. Me parece que tenemos que analizar profundamente si seguimos o no en esta alianza en el futuro.

¿Usted cree que el espionaje ilegal realmente existió?

Y..., hay que sumar. Lo de Juan Carlos Marino en La Pampa, que es el 0,8 por ciento de la población Argentina, eso sí sucedió, no hay dudas. Alan Ruiz, existe y estuvo detenido... Acá no es cuestión de lo que uno crea, sino de ver cómo están acomodadas las fichas. No es una cuestión de subjetividad, los elementos son bastante claros.

¿Qué le generaron a usted las declaraciones de Alfredo Cornejo en cuanto a separar a Mendoza de la Argentina?

La semana pasada tuvimos una videoconferencia en la que participamos los presidentes de los comités de la Patagonia y estuvo Alfredo. Yo traje el tema a la luz y él me explicó que en su provincia hay un movimiento que se llama “Mendozaexit”. Yo creo que este señor privilegió ser dirigente provincial y se olvidó que era un dirigente nacional. Hizo prevalecer su provincia en lugar de optar por su posición de presidente de todos los radicales. Tuvimos algunos cruces...

La verdad es que no conozco demasiado sobre el tema Atuel, ni Portezuelo, pero sí sé que es muy difícil hablar con alguien que cree que tiene derecho a quitarte el agua, porque ellos piensan que tienen todo ese derecho.

Me parece que es correcta la decisión del Gobierno Nacional en cuanto a volver a hacer un nuevo estudio de impacto ambiental, porque desconfío mucho, dudo cómo dudan los representantes de todas las provincias que integran COIRCO. Entiendo que el problema fundamental es que falta nieve en la cordillera, pero recuerdo que cuando este problema no existía, porque había nieve en la cordillera, nos cortaron el Atuel, porque piensan que es de ellos.

Igualmente, si Mendoza se va del país tendremos que ir a la Corte de La Haya, y tendrán que explicar por qué cortan un río y allá deben ser más duros que acá. Insisto, ellos creen que el río les pertenece y que pueden cortarlo cuando les parece.

Otro tema que generó controversias en Juntos por el Cambio fue el comunicado que firmaron los líderes de los tres partidos por la muerte de Fabián Gutiérrez, y también estaba Cornejo entre los firmantes. ¿Qué opinión le merece esa expresión?

Rápidamente dije que se trató de un comunicado absolutamente apresurado, sin evaluar los hechos, cuestionando a la Justicia que estaba empezando a actuar en Calafate, y yo opino que no se puede hacer política con todo. El planteo que hacen es que la fiscal es la sobrina de la actual vicepresidenta, pero hay que dejar decantar la situación. Me parece que ese comunicado es apresurado y falto de seriedad. Uno espera otra cosa de nuestra oposición, representamos a una parte muy importante de la sociedad y lo que se está haciendo es profundizar la grieta y evitar la convivencia política.

Es muy difícil continuar el trabajo en conjunto después de cosas como estas, soy de los que cree que la grieta le hace muy mal a la Argentina, quizá sea un buen negocio para Cristina y para Macri, pero es muy malo para el país. Hoy estamos en medio de una pandemia y una situación económica complicadísima, por lo tanto, deberíamos ser un poco más serios y ocuparnos más de la gente.

¿Cuál es su análisis respecto al manejo de la Pandemia y de la Economía?

Vamos a dividir. Por un lado tenemos a la provincia de La Pampa, que tiene un Comité de Crisis que está manejando la situación y ha tenido que tomar decisiones que no son gratas, a nadie le gusta que lo limiten en sus salidas, en sus trabajos, que nos manejen la vida, pero justamente lo que está en juego es la vida. Convengamos que en la Argentina tenemos un sistema sanitario que ya venía complicado y puede colapsar, como ocurrió en otros países mucho más fuertes económicamente que nosotros.

En nuestra provincia nos hemos preparado, hasta acá debemos reconocer que se han hecho las cosas bien. Muchas veces, desde la oposición, se critica todo, y yo creo que también hay que reconocer las cosas que se hacen bien. Me parece que es muy bueno el manejo de la crisis sanitaria en La Pampa.

Se ha invertido mucho dinero, y ojalá esa inversión sea inútil, que no nos haga falta, pero, si es necesaria, la tenemos, y debemos reconocerlo.

A nivel nacional uno se congratula con el nivel de diálogo entre quienes tienen la responsabilidad de gobernar, están juntos el presidente, Larreta y Kicillof y ven cómo avanzan para solucionar la situación. Ver esto me da esperanza, más allá que los números asustan, pero no son ni la décima parte de lo que hubiera sido si no hubiéramos hecho la cuarentena de manera temprana.

Pero hay sectores de Juntos por el Cambio que no opinan lo mismo y fogonean manifestaciones en contra de esta política...

Tenemos que tener en claro que no es mi enemigo quien piensa distinto, seguramente es alguien que también quiere al país, pero que opina diferente. Tenemos que terminar con esta maldita grieta, y para eso hay que ser serios, respetando las normas que nos imponemos, porque sino no tenemos destino.

Durante la campaña electoral, en La Pampa, criticamos mucho el incremento de empleados públicos en la Provincia, pero no acusábamos de infames traidores a la Patria a la gente del Partido Justicialista. Tenemos una visión distinta de provincia, pero no son nuestros enemigos por eso.

Podemos ser críticos, cuestionar, pero no tenemos derecho a descalificar. Si querés que te respeten, tenés que respetar.

Hablando de La Pampa, fueron muy críticos con la venta del Frigorífico de Bernasconi...

Creo que el Frigorífico de Bernasconi fue un error estratégico, porque se hizo una planta donde no hay agua y se necesitan 2 mil litros de agua por animal faenado. Después, se alimentó el frigorífico con agua del Acueducto, que se rompe muy seguido y, en ese marco, era muy difícil vendérselo a una empresa de primera línea y, prácticamente, hubo que regalarlo. Creemos que fue un error técnico, más allá que un error político.

¿El caso de Montenegro es distinto?

Vamos a ver a cuánto se vende, porque se hizo una obra civil a un costo extravagante. Cuando se llega a una situación semejante es que se produjo una sucesión de fallas. Creo que no se estudió profundamente a la empresa Montenegro antes de darle el crédito. No es el primer acto fallido de la empresa, ahora tenemos que ver cómo se recupera ese dinero.

¿Le gusta más el gobierno de Fernández que el de Macri?

A mí el peronismo nunca me defraudó, porque tengo diferencias y nunca los voté. A mí me defraudó Macri porque creí en él, pensé que el hombre venía para cambiar la historia y eso no pasó, si algo cambió no fue para bien, por eso me defraudó.

Espero que a Fernández la vaya bien, no por él, sino por todos los argentinos.

El año que viene va a haber elecciones. ¿Va a ser candidato?

La verdad es que no sabemos si va a haber elecciones, por la pandemia, de hecho nosotros prorrogamos el mandato de la Mesa Directiva de Comité Provincia. Hay que esperar para ver cómo sigue esto, y ya hay algunos candidatos posibles.

Lo primero que tenemos que discutir en el radicalismo es si vamos ir en alianza o no, y si nuestros socios quieren acompañarnos. Después del resultado de las elecciones, tenemos claro que el radicalismo tiene que encabezar, como también a nivel nacional, porque sino no tiene sentido seguir en esta alianza.

Dejá tu comentario