Provinciales | Ingeniería Biomédica | UNLPam | CONEAU

Ingeniería Biomédica reforzará el perfil de General Pico como ciudad universitaria

La CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) recomendó el reconocimiento oficial del título de la carrera de Ingeniería Biomédica a dictarse en General Pico. Tras esa señal positiva, se abre en la Facultad de Ingeniería de la UNLPam una etapa de búsqueda de financiamiento para respaldar una iniciativa que reforzará el perfil piquense de ciudad universitaria, estimulará la economía local, e incorporará a la comunidad provincial graduados con alta calificación profesional en un área que registra creciente demanda del mercado especializado.

Financiamiento

“Lo que ya tenemos es el paso final del reconocimiento oficial a la carrera de Ingeniería Biomédica. Ahora viene una búsqueda de financiamiento. Lo gestionaremos ante el Ministerio de Educación de la Nación y también iremos en busca de apoyo del gobierno pampeano”, sintetizó el Decano de Ingeniería, magíster Hernán Prieto.

Los cálculos están hechos con anterioridad pero los vaivenes de la economía nacional implican la necesidad de reactualizar las cifras. Si Ingeniería recibe señales claras favorables al respaldo económico que se necesita estará “en condiciones de afrontar 1° y 2° años, por lo tanto podemos pensar en iniciar la carrera en 2021”, anticipó el Decano.

No obstante, tanto por la necesidad de contar con los fondos –que serán destinados en forma preponderante para los salarios de la planta docente específica de la carrera- como por la falta de certeza con respecto a la evolución de las actividades posteriores a la pandemia, aún no es posible definir si será en mayo del año que viene o un poco más tarde, en el mes de julio.

Flexibilidad

El planteo académico de Ingeniería permite afrontar esa incertidumbre con flexibilidad. “Tenemos un ciclo común, por el cual un estudiante puede empezar, por ejemplo, con la carrera de Electromecánica y después pasar a Biomedicina, porque los dos primeros años son muy similares para todas las propuestas de nuestra Facultad”, alentó el Decano.

Las expectativas por el inicio de dictado de la nueva carrera universitaria en General Pico también deberán aguardar un panorama claro sobre los calendarios académicos, que actualmente son discutidos por el ministro Nicolás Trotta con las universidades nacionales. Hay versiones que indican la posibilidad de que el año académico 2020 recién termine en el primer trimestre de 2021, como consecuencia de los desplazamientos causados por la pandemia de coronavirus. En consecuencia, ese ciclo comenzaría recién en mayo.

Más allá de algunas repercusiones negativas, ese margen de tiempo extendido ayudará a Ingeniería de la UNLPam en la búsqueda del financiamiento para la nueva carrera, sobre la cual ya existe una marcada expectativa.

Las posibilidades de contar con apoyo económico nivel provincial, por otra parte, tienen un contexto favorable. “Ya se dictan carreras con esa modalidad las carreras de Enfermería en Santa Rosa, y la de Hidrocarburos en 25 de Mayo. Además el ministro de Salud, Mario Kohan, impulsa la telemedicina, que va de la mano con biomedicina. Y una nueva carrera, técnica y de grado, en el área de medicina, sería muy interesante”, remarcó el Decano.

Ciudad universitaria

“Una oferta de grado como esta genera un movimiento de estudiantes en el interior de la provincia, la llegada de otros desde distintas provincias, y evita la migración de jóvenes pampeanos hacia otras regiones. Quedan recursos económicos muy importantes en la comunidad, no solo por el gasto promedio de los alumnos universitarios, sino también por el aporte proveniente de Nación que se inyecta a nivel local a través de la masa salarial de los docentes de la nueva carrera. Y también deben tenerse en cuenta los recursos que no se van de la provincia como sucede cuando hay estudiantes que están en otras universidades”, puntualizó Prieto al exponer los réditos que se desprenderán de la próxima carrera de nivel superior.

Los beneficios no terminan ahí, porque no son solo económicos. “Se logra un importante posicionamiento de la provincia y de la ciudad. Y en tercer lugar –prosiguió analizando el Decano- el día en que haya graduados habrá una importante impronta en desarrollo, investigación y emprendimientos tecnológicos orientados a la biomedicina”.

Ubicación

Aspiramos a que lleguen alumnos de todo el país, pero fundamentalmente tenemos en cuenta que esta será la única oferta para toda la Patagonia, porque las demás Facultades que ofrecen la misma carrera, que son 12 en Argentina, están en Buenos Aires y desde allí hacia provincias del norte

El carácter distintivo que tendrá la carrera de Ingeniería en Biomedicina dictada en General Pico estará dado por “un factor diferenciador, como siempre hacemos con las propuestas de nuestra Facultad –continuó el Decano- . Encontramos que hay dos puntos muy interesantes que, si bien hacen más compleja y más larga a la carrera (con plan de 5 años y medio), le dan un atractivo mayor. Básicamente, una orientación hacia el conocimiento, la instalación, reparación, mantenimiento y desarrollo de equipos biomédicos” (tomógrafos, ecógrafos, otros aparatos de diagnóstico).

“Esto es hoy una necesidad en La Pampa que, para satisfacerla, hay que importar recursos humanos de otras provincias para reparar los equipos de salud pública y de salud en el ámbito privado”, advirtió.

Acreditación

El otro factor que potenciará el atractivo de la carrera a dictarse en Pico, será “la capacidad que tendrán nuestros graduados para desempeñarse en instalaciones médicas (ingeniería clínico/hospitalaria). Definición de instalaciones, distribución de los equipos, normas de resguardo entre pacientes y áreas de servicio, distribución de espacios, más las instalaciones de infraestructura orientadas específicamente al área de la salud”, continuó explicando el ingeniero Prieto.

Para lograr competencias en todas esas áreas, Ingeniería de la UNLPam superará “el estándar de acreditación” de carreras, con un total que supera las cinco mil horas-cátedra. El promedio de las carreras en Argentina está en 4200 horas, aproximadamente. Biomedicina en General Pico será una carrera muy fuerte en términos de capacidad y conocimiento de los graduados. Esto es también una característica de nuestra Facultad; un ciclo común para las distintas carreras y una diversificación en los años superiores con alta capacidad para desarrollar distintas orientaciones”, argumentó el Decano.

Esa cuota extra de exigencia para Biomedicina implica un factor diferencial muy positivo ya que los graduados no deberán recurrir a instancias de posgrado para completar especializaciones adicionales, que siempre son rentadas. “Esto hay que hacerlo notar explícitamente porque los estudiantes, inicialmente, no comprenden el sentido de esa mayor carga horaria”, fundamentó el académico pampeano.

Más cátedras

Para una oferta de formación superior como la de Biomedicina, será necesario recurrir a docentes provenientes de otros lugares del país. Al cabo de algunos años, esas contrataciones redundarán en la formación de un plantel local.

“En todas nuestra carreras siempre empezamos con recursos propios en todas las materias posibles. Hay muchas, en las distintas propuestas, que en 4° y 5° años requieren especialistas en algunas áreas, que vamos a buscar fuera de la provincia porque acá no están. Para Biomedicina abriremos 22 nuevas cátedras, con un movimiento de recursos humanos muy alto, con el consecuente financiamiento. Es un número anual muy importante e implica también un desafío buscar docentes-viajeros. Pero, por otra parte, como política histórica de la Facultad, luego viene la formación, a la par de esos docentes-viajeros, de los recursos humanos propios”, definió Hernán Prieto.

Dejá tu comentario