Nacionales | Banco de la Nación Argentina

Imputan a ex titular del Banco Nación, por un supuesto préstamo irregular

El fiscal federal Gerardo Pollicita investiga al último presidente de la entidad durante el gobierno de Mauricio Macri y a responsables de la firma, que pidió el concurso para evitar la quiebra.

El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó y pidió abrir una investigación al ex titular del Banco de la Nación Argentina Javier González Fraga y a quienes fueron sindicados como responsables de la firma Vicentín, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, en una denuncia por supuestas irregularidades en el otorgamiento de préstamos a esa empresa.

La compañía cerealera, la principal aportante de dinero en la campaña presidencia de Mauricio Macri, atraviesa una grave crisis económica, a tal punto que días atrás solicitó la apertura de su concurso preventivo ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Nro. 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista.

"Se desprende de la denuncia la posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma Vicentín S.A.", sostuvo el fiscal.

Pollicita aclaró en su resolución que ello se resuelve "sin perjuicio de la responsabilidad penal que eventualmente les pueda corresponder a otros funcionarios y empleados del Banco Nación, funcionarios de distintos organismos del Estado Nacional e integrantes del grupo Vicentín".

En el dictamen, se explica que Vicentín "se aboca esencialmente al rubro de los cereales y oleaginosas", pero además "tiene inversiones en distintas actividades como la producción de biodisel, algodón, ganadería, hilandería, etc., ubicándose entre las primeras empresas del país como consecuencia de un notable crecimiento que habría verificado entre los años 2015 y 2018".

La investigación está a cargo del juez federal Julián Ercolini, a quien el fiscal pidió medidas de prueba. Entre otras cosas, según el dictamen, se requirió al juez que pida al Banco Nación copias certificadas de los "expedientes a través de los cuales tramitaron los préstamos solicitados por parte de la firma y del legajo del referido cliente, desde el año 2015 a la actualidad".

También se solicitó que elabore un informe sobre el monto de la deuda, su composición, fecha de cada préstamo, cuotas canceladas, vencidas o no abonadas y garantías entregadas por la empresa, entre otros puntos.

En diciembre, la principal aceitera de Santa Fe y una de las más grandes del país, informó que había iniciado un proceso de reestructuración de pagos. Según la denuncia, la deuda total de la compañía ascendía a $ 23.500 millones.

Pero enseguida se conoció que $ 18.500 millones de esa deuda correspondía a un crédito otorgado por el Banco Nación, monto que representa alrededor del 20% del patrimonio computable de la entidad.La denuncia fue realizada por un particular en base a un trabajo realizado por el ex diputado y dirigente de Unidad Popular Claudio Lozano, quien hace poco fue designado director del Nación.

Hace algunos días, cuando el tema fue tomando repercusión pública, la empresa emitió un comunicado en el que negó haber sido beneficiada por el gobierno de Mauricio Macri. "Nuestra deuda no fugó del país, sino que está invertida en bienes productivos", afirmó la compañía.

Además del Nación, hay un grupo de bancos internacionales, entre los que están la Corporación Financiera Internacional (del Banco Mundial) y Natixis y Rabobank, que también buscan cobrar sus préstamos a Vicentín. Para negociar, estas entidades contratarán a la consultora Columbus Zuma como asesor financiero, según publicó la agencia Bloomberg.

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario