POLICIALES | robo

"Hubo más de 200 llamados"

El hecho ocurrió en pleno centro de la ciudad. A la mujer la llamaron por teléfono para exigir el pago de un rescate porque "le habían secuestrado al hijo y le estaban pegando". La víctima accedió y entregó pesos y dólares.

Una vez más, la delincuencia pegó en uno de los sectores más desprotegidos, la gente mayor. Ayer, a las 6:00 de la mañana, en una vivienda situada en pleno centro de General Pico, en calle 13 entre 18 y 20, una mujer recibió al hombre que había ido a cobrar “el rescate” y le entregó todos los dólares y los pesos que tenía para que liberaran a su hijo, que totalmente ajeno al hecho dormía en su casa.

Todo había comenzado un rato antes, con un llamado telefónico donde los supuestos secuestradores exigían el dinero, mientras detrás se escuchaban gritos y quejidos, producto de la “golpiza” que los falsos raptores le estaban dando al presunto retenido.

Todo duró muy poco, el tiempo suficiente como para que el ladrón, sin ejercer ningún tipo de violencia física, se llevara lo que había ido a buscar. Minutos después, la mujer se pudo comunicar con su hijo, que estaba sano y salvo, durmiendo en su casa, como cada una de las noches.

Poco más tarde, los damnificados dieron aviso a la Policía. En el lugar se hicieron presentes el fiscal General, Armando Agüero, y la titular de una fiscalía temática de delitos contra la Propiedad, Verónica Campo, quienes ofrecieron algunos detalles sobre el hecho, pero muy pocos, escudándose en que la investigación recién había comenzado.

Reconocieron sí, que el monto robado era importante, pero evitaron precisarlo, así como también el nombre de la víctima, que se encontraba en la casa y había dado a los investigadores todos los datos que recordaba en ese momento.

A la vivienda ingresaron, además de los fiscales, efectivos de la Brigada de Investigaciones encabezados por la comisario inspector Vanina Fileni, e integrantes de la Agencia de Investigación Científica, que “levantaron” rastros con la intención de identificar al delincuente.

Agüero, además, reveló que en la zona hay “muchas cámaras de seguridad”, las que están siendo revisadas para tratar de identificar al malhechor y al vehículo en el cual se desplazaban.

“Hubo más de 200 llamados”

Anoche, el fiscal General Armando Agüero reveló, en contacto con La Reforma, que “entre la medianoche del miércoles y las 7 de hoy (por ayer) en Pico se recibieron alrededor de 200 llamados de características similares a las que afectó a la víctima”, agregando además que “tres personas, en ese tiempo, se comunicaron con el Comando Radioeléctrico para informar sobre la situación”.

Acotó que “todos los llamados se hicieron a números fijos, por lo tanto, es de suponer que utilizaban una guía telefónica para elegir a las potenciales víctimas”, informando además que “creemos que es gente que no es de La Pampa. Llamaban desde Buenos Aires y uno de los cómplices estaba en la zona, y era el encargado de buscar el dinero cuando la víctima accedía a pagar el supuesto rescate”.

“En todos los casos decían que tenían secuestrado a un familiar, y que iba a ir un amigo de éste a buscar el dinero para pagar el rescate. Estamos hablando de un delito de extorsión, o en su defecto, de estafa”, remarcó.

Explicó que “la mujer, en esa situación, confundió la voz del delincuente con la del familiar que decían tener secuestrado, por eso accedió a la entrega del dinero”.

Como en tantas otras oportunidades, Agüero remarcó que “ante un llamado así, lo que hay que hacer es informar a la Policía, comunicándose con el 101. No se debe dejar entrar a nadie a la casa, ni ir a los cajeros, ni pasar ningún tipo de clave. Hay que llamar a la Policía”.

Temas

Dejá tu comentario