Provinciales | APPA | Colegio Médico Veterinario | General Pico | hotelería canina

Hotelería canina: "No estará al lado de un basural"

El director de Zoonosis y Vectores del municipio local, Matías Calmels, dialogó con La Reforma sobre el avance de la hotelería canina, y desmintió algunos de los dichos del doctor en ciencias veterinarias Juan Enrique Romero, divulgados recientemente por algunas protectoras de animales.

En primer lugar y sobre el comienzo y la puesta en marcha del proyecto, Calmels indicó que “en este momento se está terminando la instancia del armado de proyecto de obra, se está tramitando la declaración de impacto ambiental para trabajar acorde a la nueva ley provincial. Son todas tareas previas al trabajo administrativo para luego dar comienzo a la obra”.

Seguidamente, añadió que “todavía no hay una construcción concreta, sí el proyecto de obra que fue presentado hace un mes atrás a APPA y a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLPam”.

Consultado por la respuesta puntualmente de las proteccionistas de animales, Calmels respondió que “principalmente manifestaron sus diferencias, y les dimos nuestra opinión al mencionarles que este es un proyecto que no solo cumple la tarea de alojar a los animales sino con la de trasladar al refugio porque tenemos un problema puntual con la ubicación del actual”.

Y continuó. “En General Pico no existe un lugar concreto en el cual instalarlo, por eso lo planificamos ahí, porque además podemos tener canileras individuales para los animales que ingresan post quirófano o para aquellos con problemas de conducta, para no generar problemas en otros perros”.

Están planteadas canileras grupales, de cuatro a seis perros de capacidad, para que sean usadas para perros más calmos y que puedan convivir con otros perros. También están planificados distintos pozos ciegos para la materia fecal, uno para las canileras, otro para el sector de quirófanos, que además está planteado, y otro para uso común de los profesionales que van a estar trabajando

Calmels remarcó que “el proyecto contempla la existencia de un salón de usos múltiples en el cual se puedan dictar clases de la Facultad de Ciencias Veterinarias, es decir, que los alumnos puedan asistir a tomar una clase determinada, y salir al campo y realizar las prácticas pertinentes a la clase en cuestión”, dijo.

“Esto fue planteado a las representantes de APPA que asistieron a la reunión, y ellas mencionaron las dudas que tenían al respecto. Las mismas fueron aclaradas, lo mismo con las diferencias que teníamos”.

La conclusión, finalmente, “fue seguir trabajando en conjunto como hasta ahora y desde hace muchos años”.

Consultado por los plazos en los que estará funcionando la hotelería, dijo que “la intendencia estableció su deseo de que el proyecto pueda estar en marcha para fin de año. Pero esto depende de los plazos de administración de la obra, luego de ejecución y demás”, puntualizó.

Protectoras en desacuerdo

Calmels consideró que los animales estarán en mejores condiciones que en el refugio actual, “sin dudas”. En este contexto, La Reforma le consultó, entonces, por qué motivo aún hay organizaciones en total desacuerdo con la medida, haciendo alusión al video que se difundió del veterinario Romero.

“El proyecto no solo beneficia la salud de los animales sino también de la población, que es a lo que apunta principalmente. Es muy importante preservar siempre la salud de los vecinos, y en este caso puntual la de quienes viven en frente. No solo es una cuestión de olores, sino contaminación y ruidos molestos”, explicó.

Y siguió. “Se les explicó por qué no se realiza en General Pico en dos oportunidades, y siguen difundiendo un video del doctor Romero. Ahí hay dos cuestiones con este video, y es que él dice que la hotelería estará ubicada al lado de un basural, y eso no es cierto, es totalmente erróneo. No estará al lado de un basural y nosotros también estuviésemos en contra si esto fuese de esa manera, lo hubiésemos modificado en origen”, sostuvo.

“Los fundamentos de APPA se basan en la preocupación de que se vaya el refugio a otra localidad. Pero nosotros les damos todos los fundamentos y la tranquilidad de que se irán a mejores condiciones de las que se encuentran ahora”, señaló el funcionario.

Capacidad y localidades participantes

Al respecto de la capacidad de la hotelería y las localidades que participarían, Calmels dijo que “el proyecto está destinado hacia la microrregión de la provincia. Hay que entender que este plan cubre la necesidad de varias localidades menor a General Pico, por lo tanto la capacidad de ir construyendo refugios en las localidades. Entre otras las localidades pueden solucionar, de esta manera, la problemática que existe en todos lados”, contó.

Plan de acción

Sin embargo, el funcionario destacó que “vale aclarar que todo esto es parte de un plan de acción, por lo cual nosotros no vamos a dejar de castrar ni vamos a dejar de ir a las escuelas a visitar los grados. Estamos en contacto con el programa Cabildo XXI para coordinar todas las charlas que se van a dar durante el año en las escuelas”.

Al mismo tiempo, expresó que “seguimos con las campañas puerta a puerta en los diferentes barrios de la ciudad y continuamos presentando el quirófano móvil. También estamos vacunando en el Sector Canino, ubicado en calle 40 y 5”.

Además, subrayó que “a principio de año se renovó el convenio con el Colegio Médico Veterinario, por lo que ya hemos efectuado más de 350 castraciones en el año. Tenemos diez meses más por delante y muchas acciones que siguen abonando a prevenir la superpoblación canina”.

Y antes de finalizar, recalcó que “lo único que necesitamos es que el vecino se haga carne de la acción y empiece a prevenir el abandono. Todos tenemos que tener una actitud de tenencia responsable, buena alimentación, buena salud, castración y con eso de a poco comenzarán a verse los resultados en cuanto a la estabilización de la superpoblación canina”, concluyó.

Dejá tu comentario