Provinciales | hijo | embarazo | piquense | profesionales de la salud

Historias piquenses: atravesar el dolor de perder a un hijo y volver a gestar

Micaela Leguizamón, es una joven vecina de esta ciudad, de 23 años de edad, quien llegó a esta redacción para agradecer al equipo médico del Centeno.

Micaela Leguizamón, una joven piquense, de 23 años de edad, llegó a esta redacción para expresar públicamente su agradecimiento con profesionales de la salud, de farmacia, e incluso familiares, por la atención y el apoyo recibido durante el embarazo previo al nacimiento de su hijo, Máximo Emilio, actualmente de dos meses de vida.

Micaela explicó que un par de años atrás atravesó el doloroso momento de perder un hijo “a pocos días de nacer”, por lo que se le practicaron estudios médicos para establecer las causas. Afortunadamente atravesó sin mayores problemas la segunda gestación y ahora es “una mamá feliz”, resaltó.

“Luego de dos años, en este tiempo complicado de pandemia, vino mi segundo bebé”, por lo que previamente con su pareja consultaron a un médico, describiéndole lo ocurrido anteriormente. Así, el segundo embarazo se cursó “con todos los estudios, tratamiento y controles”, con el suministro de una medicación a partir del quinto mes, y durante dos meses después del nacimiento.

“No han sido fáciles todos estos momentos y a la vez difíciles por experimentar el temor de perder un hijo de nuevo”, apuntó Micaela; pero seguidamente resaltó que “gracias a mi médico y a Dios nació Máximo Emilio, sanito y con buen peso, muy esperado por todos. Hoy tiene casi dos meses de vida y es un bebé sano”.

“Estoy agradecida de corazón tanto con la atención que me brindó mi médico desde el comienzo, como también con el personal de Enfermería, de Ginecología del Hospital Gobernador Centeno”, añadió la joven madre.

“También me gustaría agradecer a Farmacia, la cual me brindó desde el principio toda la medicación necesaria para mi tratamiento completo, que sin su ayuda no hubiese podido hacer”, y especialmente “a mi pareja y familia que estuvieron conmigo en todo momento y me ayudaron para que mi embarazo sea llevadero y no me ganen los miedos”.

“Hoy disfrutamos a mi hijo, y soy una mamá muy feliz”, completó.

Dejá tu comentario