Provinciales | coronavirus | General Pico | Fase 1 | comercios

General Pico: Fuerte impacto de la Fase 1 sobre la actividad comercial

La regresión a la Fase 1 de cuidados sanitarios preventivos impactó de lleno en la actividad comercial de General Pico.

La regresión a la Fase 1 de cuidados sanitarios preventivos impactó de lleno en la actividad comercial de General Pico. Menor circulación de personas en las calles y numerosos comercios cerrados fueron las percepciones inmediatas de la situación colectiva. Con marcada aprehensión por las posibilidades crecientes de contagio de coronavirus, la población local tuvo –en términos generales- un registro inmediato del nuevo contexto.

Ya antes de la medianoche del miércoles las calles volvieron a mostrarse silenciosas y despojadas. Y el tráfico de vehículos de diferente porte fue, en las primeras horas de actividad de ayer, sensiblemente menor y más tardío que en las mañanas precedentes. El decreto gubernamental que impuso la vigencia de la Fase 1 detonó un contraste notorio con respecto al movimiento y al ruido que había en las calles hace apenas tres o cuatro jornadas.

Ayer los comercios del rubro de alimentos fueron asediados por un público tan numeroso en su cantidad como precavido en sus desplazamientos. Niños, jóvenes y adultos usaron –casi sin excepciones- tapabocas, gorros, anteojos e incluso guantes de látex en algunos casos. Largas filas se formaron frente a los accesos de los supermercados céntricos y otros comercios de menores superficies pero de prestaciones similares.

En contraposición con ese paisaje de aparente apogeo comercial, docenas de locales comerciales de otros rubros permanecieron a puertas cerradas.

Sobre las 17:00, empezó a menguar notablemente la cantidad de peatones y de vehículos en circulación. Y a las 18:00 ya se podía cruzar las calles caminando, sin riesgo alguno de tener que esquivar o ser esquivado por algún auto. Recorrida por el viento frío de fin de julio, con las primeras sombras del primer día de la Fase 1, Pico era una postal pálida y triste.

Mercados

Los comercios de grandes superficies concentraron la mayor cantidad de clientes. En las filas, dos temas convocaron, casi con exclusividad, los intercambios entre el público, a saber, las sorprendentes diferencias de precios para productos de similares características que pueden hallarse en las góndolas de la ciudad y, por otra parte, la confusa superposición de noticias oficiales y oficiosas sobre la sucesión de contagios virales.

En diálogo con un cronista de La Reforma, personal de uno de los mercados céntricos confirmó el brusco aumento de la clientela en la mañana posterior a la instauración de la Fase 1. Y admitió que ya se notan faltantes de algunos productos, por ejemplo, en el rubro de los lácteos.

En cuanto a los horarios de funcionamiento, si bien ayer se siguió con el mismo esquema de los días inmediatamente anteriores, se considera que en las sucursales ubicadas en los barrios el límite para ingresar pasará en breve de las 20:00 a las 18:00. “Esta Fase 1 no es como la anterior”, remarcó la fuente consultada, con marcada preocupación.

Dejá tu comentario