Provinciales | ferreterías | insumos | comercios

Faltan insumos en las ferreterías locales

Preocupa la falta de productos indispensables para la construcción, la industria e incluso materiales tan simples como un clavo o un tornillo. Hoy son prácticamente imposibles de conseguir en General Pico.

Los faltantes de productos impactaron en todos los rubros y las ferreterías no fueron la excepción. En una recorrida que realizó La Reforma por los distintos comercios de la ciudad, se pudo conocer cual es la situación que vienen atravesando desde hace un tiempo y que parece no tener una salida todavía. El sector encendió la alarma ante la falta de alambres, clavos, tornillos y chapas. Todos estos insumos de fabricación nacional son esenciales en la industria, la construcción y hogares.

Si bien por la pandemia y la cuarentena la gran mayoría de los fabricantes de productos ferreteros tuvieron que alterar el ritmo de la producción, la gran demanda del sector de la construcción y refacciones impactaron en la oferta.

La falta de stock llevó a los ferreteros y los actores del sector a tener ciertos inconvenientes a la hora de enfrentarse a las necesidades de sus comercios. De este modo se registraron fuertes pérdidas económicas, ya que el comerciante no pudo afrontar los gastos fijos al no tener ingresos por la falta de stock de los productos.

En uno de los comercios visitados, su dueño manifestó que “en este momento están faltando repuestos sanitarios y grifería, sobre todo la línea económica, también pintura; ni hablar de clavos, tornillos, arandelas, hay que buscar muchos precios” y continuó “alambre de fardo hace meses que no hay, y es algo indispensable para la contrucción”. Consultado sobre a que atribuye estos faltantes, respondió que “seguramente debido al gran consumo, en el caso de las ferreterías chicas como la nuestra, dependemos de lo que le sobra a los demás”.

image.png

El comerciante destacó también un importante faltante de caños de chapa para los calefactores, y en cuanto a productos importados, aseguró que “hay que saberlos elegir porque es todo chino, hay importado barato que no sirve para nada”.

Así mismo, contó que las ventas se vienen desarrollando bastante bien, “yo abro de lunes a lunes, la gente me responde, a pesar de lo que no tengo en mercadería, puedo decir que he vendido un 50 por ciento más que otros años”.

En otra ferretería consultada, el encargado aseguró que “falta todo lo que es derivado del acero, bulonería, alambre, clavos, mechas, a veces te da vergüenza decir que no tenes algo tan común como un clavo, creo que además del gran consumo que ha habido también hay un poco de especulación por parte de todos los sectores”. Sobre los precios que se manejan actualmente, indicó que “aumentan todas las semanas, trabajó directamente con la lista del proveedor porque sino tendría que cambiar los precios constantemente, no me sirve de nada actualizar”. Con respecto a las ventas, definió al mes de marzo como 'caótico' y agregó “abrí en marzo del 2015 y este mes que pasó fue el peor de todos, esperemos que abril pueda remontar”.

image.png

Por último, en un comercio del rubro ubicado en el corazón del barrio Indios Ranqueles, su dueña dijo que “no se consigue cadenas, alambres, vástagos, clavos, herramientas de todo tipo, pedís a los proveedores y no te entregan; también llaves comunes y combinadas”. A pesar de estar en un barrio donde viven tantas personas, sostuvo que “las ventas están muy bajas, desde octubre a esta parte, no se vende casi nada y si a eso le sumamos los faltantes que hay, es imposible reponer. Yo no compro nada importado, prefiero el nacional, pero es totalmente insuficiente”.

En líneas generales, todos los negocios pusieron en conocimiento la situación actual de la industria, informando también del enojo de los clientes en algunos casos, y de los mismos ferreteros que no llegan a comprender cómo pueden faltar insumos básicos como los clavos, un producto que nació mucho antes que estos comercios.

Dejá tu comentario