Provinciales | COIRCO | Alberto Fernández | Argentina | La Pampa | La Reforma | Mendoza | Pérez Araujo | Portezuelo del Viento | Recursos Hídricos | Río Colorado | Río Negro | Sergio Ziliotto

Expectativa en distintos ámbitos por la designación de Schlegel

El exprocurador general de Rentas y hoy diputado nacional Hernán Pérez Araujo, y el presidente de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez, mostraron su satisfacción por la designación del exsecretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, como nuevo presidente del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO).

Ambos entendieron el nombramiento como un fortalecimiento de la aspiración pampeana de modificar las condiciones bajo las que Mendoza pretende construir Portezuelo del Viento.

Pérez Araujo -cara visible de la estrategia judicial desarrollada por Provincia en torno al tema- calificó el nombramiento como “un éxito de las gestiones que llevó adelante el gobernador de la provincia”, Sergio Ziliotto, y se esperanzó porque “venimos de cuatro años de un funcionamiento absolutamente parcial y tendencioso de la presidencia en favor de la postura de Mendoza, pese a que eran rionegrinos”.

Desmintió que el nombramiento del pampeano, realizado por el presidente Alberto Fernández a través de un decreto, signifique “un intento de copar COIRCO” como lo caratuló el gobernador mendocino Rodolfo Suárez porque “Schlegel es un especialista en la materia. A eso se refería el exgobernador Verna cuando dijo públicamente que podría designarse a un pampeano” al frente del organismo de cuenca.

También desmintió que la llegada del exsecretario de Recursos Hídricos deba entenderse como una suerte de premio consuelo de parte de Nación luego de haber girado hace un par de semanas un nuevo envío de fondos -14 millones de dólares- para la construcción de la represa.

“Soy de los que piensan que con respecto a esas cuestiones se habló bastante sin hilar demasiado fino. A mí no me gustó, pero hay que entender que es una emisión de deuda en dólares que dejó el gobierno de Macri y Argentina está en plena negociación por ese tema y si no pagaba defaulteaba. No lo justifico, pero sostengo que pese a los casi 20 millones que se le giraron Portezuelo no avanzó. Es una cifra sideral, claro, pero insignificante dentro de los 1023 millones comprometidos. Schlegel no va para frenar Portezuelo, va para hacer cumplir la ley”, sostuvo.

En este sentido, insistió en la necesidad de que, ante los cambios en la situación del Colorado dese 1976 -cuando se proyectó Portezuelo- y la actualidad, se realicen nuevos estudios para definir la factibilidad de la construcción.

“Ese es un tema que fue planteado por la delegación de La Pampa en una de las últimas reuniones de COIRCO y no fue rechazado por las demás provincias, de manera que sigue en estudio. Pensemos que el Tratado de 1976 está realizado cuando el río tenía un módulo de 148 metros cúbicos por segundo, cuando hoy en día es de 98. Está claro que el programa de obras debe ser revisado, porque hay un caudal que bajó en un 40% por año. Saquemos el nombre Portezuelo, cualquier obra de esta magnitud no puede hacerse sin un nuevo estudio”, avisó.

Finalmente, consideró que el nuevo posicionamiento observado en provincias como Neuquén y Río Negro “es el resultado de la germinación de la semilla que plantó Verna desde diciembre de 2015, porque ambas cambiaron su posicionamiento pese a que no cambiaron los signos políticos de sus gobernantes. Eso demuestra la barrabasada que significa Portezuelo tal como está planteada hoy. Además, en un mundo que avanza hacia el desmantelamiento de represas y la generación de energía por otras vías, acá estamos atrasando”.

‘Gobierno ecuánime’

En la misma dirección opinó el presidente de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez. En diálogo con La Reforma, saludó la incorporación de Schlegel por el ‘aporte técnico‘ que pueda hacer al COIRCO.

“Cada vez que La Pampa tuvo a su cargo la presidencia se actuó contemplando los intereses de todas las provincias que integran la cuenca del río Colorado, no de una en particular”, aseguró.

Al igual que Pérez Araujo, el ambientalista llamó la atención sobre la necesidad de un estudio de impacto ambiental que contemple las consecuencias que la construcción de la represa acarreará para toda la región y no exclusivamente lo que sucederá en territorio mendocino.

“Eso es lo que venimos sosteniendo. Eso y el tema del manejo de la presa. Mendoza quiere, que sea suyo y que COIRCO tenga solamente el rol de control. Y los pampeanos sabemos, por experiencia propia, lo que significa que Mendoza tenga el control de los ríos”, afirmó.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario