LA PROVINCIA | General Pico | pandemia | Pesca

Esparcimiento: Pescadores volvieron con gran entusiasmo al Parque Delfín Pérez

Una decena de personas se acercaron durante la mañana del martes para disfrutar de las instalaciones con las que cuenta el lugar. La pesca, como actividad principal, fue el mayor atractivo de los visitantes.

Una decena de personas se acercaron durante la mañana del martes para disfrutar de las instalaciones con las que cuenta el lugar. La pesca, como actividad principal, fue el mayor atractivo de los visitantes.

Las constantes habilitaciones que se dispusieron en la provincia y, consecuentemente, en General Pico permitieron a los vecinos poder disfrutar de agradables momentos en espacios públicos con amigos y familiares. Las ansiadas excepciones fueron esperadas luego de numerosos días de aislamiento.

Entre esas posibilidades, este martes reabrió el parque recreativo Delfín Pérez, un lugar más que solicitado por todos los amantes del ocio al aire libre y, por supuesto, la pesca. Fue tan esperado el regreso a la actividad, que los primeros pescadores ingresaron a este espacio verde desde el primer minuto en que se levantaron las barreras.

En horas del mediodía, un total de doce personas se habían registrado en el acceso aunque otras tantas realizaron consultas sobre la modalidad de acción dentro de las instalaciones.

Pero para poder ingresar, se deben respetar una serie de normativas dispuestas en el protocolo confeccionado a tal fin. En primer orden, el horario para poder usufructuar las instalaciones es el de 09 a 18, por lo que los interesados no tendrán otra posibilidad de lunes a domingo.

Corresponde informar que seguir rigiendo las medidas preventivas habituales, como la utilización de barbijos y alcohol en gel, no sólo en el trato con el personal sino el desenvolvimiento dentro del Parque Recreativo. Además, tendrán que respetar dos metros de distanciamiento obligatorio.

Otro de los puntos a tener en cuenta y que constituye un detalle no menor, es poseer el carnet habilitante para ejercer la pesca. El mismo puede ser requerido y retirado desde la oficina de Recursos Naturales, situado en calle 13 y 22. De manera alternativa pueden comunicarse telefónicamente al 02302-427319.

Por otra parte, hay que destacar y los visitantes deben tener presente que evitar el aglomeramiento resulta fundamental en tiempos de pandemia, que los interesados se verán obligados a concurrir de manera particular en sus vehículos.

Luego de recorrer el predio, diario La Reforma logró recabar testimonios de algunos fanáticos que estuvieron presentes allí con caña y carnada en mano. Todos ellos mostraron gran satisfacción por poder retomar su hobbie, después de largos meses de inactividad.

"Por suerte se pudo volver. Mientras tanto, no podíamos hacer nada, debíamos aguantar. Esto lo podríamos haber hecho sin problemas, es un deporte tranquilo. Como todos saben, no hay contacto en esto. Lamentablemente, no hay pique", mencionó uno de ellos.

En ése mismo sentido, deseó que la ciudadanía tome conciencia respecto de la situación actual que se atraviesa en el marco de la pandemia para evitar más contagios como el conocido días atrás en Realicó. De esta manera podrían continuar con su pasión sin que se vuelva atrás en las fases de aislamiento.

"Desde la hora 09 estoy aquí, siempre con tapaboca, alcohol en gel y otras medidas sanitarias pertinentes. Por suerte, trabajo de noche y pude venir a disfrutar un poco de este día", recalcó. A su lado, el matero como fiel compañero estuvo cerca del vecino piquense.

En otro sector, un poco más alejado, dos compañeros disfrutaron de la agradable mañana con la conservadora y una charla entretenida. Uno de ellos, más efusivo, señaló: "Es impresionante lo que se extrañaba, para uno que es pescador se siente muchísimo. Pensábamos que iban a salir más pescados, pero no hay nada de pique", recalcó al igual que el anterior entrevistado.

Llegados a las 11:30 horas del martes, ambos disfrutarían de un almuerzo en el lugar intentando revertir la mala racha sufrida durante las horas en las que permanecieron allí. "Uno está acostumbrado a esto y le hace bien para venir a despejarse un rato. Es un momento de relajación", apuntaron.

Preocupación

Otros de los piquense allí presente, fue más allá y solicitó mayor atención para las personas que van disfrutar del sitio. "Hoy el pescador está muy abandonado. Si bien acá viene gente de Forestación a hacer limpieza, faltarían algunas otras comodidades, como mesas y cestos de basura", indicó.

La falta de pique y, por ende, de alegrías para los fanáticos de este hobbie, se condice con un reclamo realizado por la misma persona. "Aquí, aunque lleve muchos años, debería hacerse una siembra de pejerreyes. Hay que limpiar la laguna y luego hacer crecer la población de peces", añadió.

En ello, afirmó debería suspenderse la actividad y aplicar medidas relacionadas con la pesca deportiva. "Tendría que permitirse sacar sólo un pescado y el resto devolverlo con la delicadeza que ello requiere, como hacen en otras partes del país", concluyó deseando pueda llevarse a la práctica prontamente.

Dejá tu comentario