Daniel López | Municipalidad de General Pico

En la Oficina de Empleo aumentó el número de inscriptos, pero disminuyó la oferta laboral

Las estadísticas de la Oficina de Empleo revelan que, a lo largo de los últimos años, la demanda de trabajo ha crecido paulatinamente, pero ha disminuido notablemente la oferta laboral. Prueba de ello es que hasta octubre de este año se inscribieron 1.389 personas, hubo sólo 57 solicitudes de parte de las empresas y se insertaron apenas 13 personas. Para mejorar la calificación de los postulantes desde la Secretaría de Desarrollo Humano y Social, se instrumentaron más de 150 capacitaciones sobre diferentes temas, que llegaron a 3.850 personas.

El secretario de Desarrollo Humano y Social, Daniel López sostuvo que “muchos de los cursos de capacitación en oficios y otros vinculados con la posibilidad de trabajos en relación de dependencia tienen que ver con diagnósticos que se han formulado en la Oficina de Empleo, porque es allí donde se detecta cuál es el sector donde se requiere mayor capacitación para poder incorporarse al mundo del trabajo. Hemos dado más de 150 capacitaciones, ideadas por la gente de la incubadora textil, de la Sala de Conservas municipal y otros organismos de la comuna. Allí se trabajan en cursos, capacitaciones y se hace mucho con los jóvenes, porque vemos que es cada vez más difícil para ellos conseguir el primer empleo”.

“Hoy vemos que es escasa la oferta laboral, por eso hemos diagramado capacitaciones para jóvenes a partir de los 18 años y hasta los 35, para que se califiquen y así poder acceder quizá a algún trabajo en blanco, que es lo que todos buscan. El año pasado lo terminamos con alrededor de 1.190 pedidos de empleo, y a octubre de este año estamos ya en alrededor de 1.300 solicitudes, por lo que estimamos que a diciembre vamos a llegar con alrededor de 1.500. A lo largo del año, además, hecho se han hecho vinculaciones entre la gente anotada y las empresas que requieren de personal, pero está claro que ha disminuido la oferta laboral. Hay que aclarar que nosotros solamente hacemos la vinculación entre la empresa y la persona interesada en trabajar”, acotó.

Explicó que “durante un período importante se capacitó a gente para que se incorporara a la industria textil, ya que en Pico tenía varias empresas en ese rubro. Lamentablemente, las políticas nacionales impactaron de lleno en este tipo emprendimientos, por lo que algunos directamente cerraron y otros redujeron personal, por lo que se vio muy afectado el trabajo privado en ese sector”.

“En este contexto, hemos tenido un incremento de la gente que se capacita en la incubadora textil, para así poder hacer prendas, producir en pequeña escala, o hacer arreglos. Hay quienes comenzaron con un pequeño emprendimiento, y eso hizo que haya muchos interesados en participar de los diferentes cursos. En total se han hecho 155 capacitaciones y hemos llegado a unas 3.850 personas”, añadió.

Respecto a la Sala de Conservas, otra de las alternativas laborales que se proponen desde la Municipalidad de General Pico, contó que “es una herramienta a la que le costó ponerse en marcha, porque demanda un cuidado muy especial, teniendo en cuenta que se trata de alimentos envasados. Primero logramos el tránsito provincial y hace poco tiempo el tránsito federal, lo que le permite a los productores llegar a distintos puntos del país con la certificación pertinente. Eso abre otros mercados y es muy importante para los productores locales. Ahora ellos saben que, cuando viene gente de afuera a comprar, es necesario contar con u stock importante para poder satisfacer la demanda”.

Otras alternativas y más necesidades

“Los últimos cuatro años los hemos vivido como muy difíciles desde lo macroeconómico, sobre todo el último que afectó directamente a las economías regionales y a las locales. Frente a esa situación generamos distintos dispositivos locales y provinciales con el fin de dar respuestas a las necesidades que tienen las familias. Hubo que hacer reestructuras presupuestarias para atender necesidades básicas, como debe ser desde el Estado, en este caso municipal”, sostuvo López.

Acotó que “en ese escenario difícil hemos tratado de estar acompañados por el Gobierno Provincial, con más recursos pudimos diagramar las respuestas, porque además vimos que la demanda de atención, fue aumentando considerablemente. Está claro que, por ejemplo, los emprendedores tuvieron alguna caída en sus ventas, como le pasó a todos los comerciantes, pero para ayudarlos instrumentamos distintas iniciativas como para que pudieran competir y vender”

El funcionario sostuvo que “es por eso, que se hacen las ferias y concurrimos anualmente a la ExpoPyMEs, con la primera finalidad de sostener a los emprendimientos que ya estaban en marcha. pero además se han entregado microcréditos, se ha salido a los barrios, hemos buscado nichos de comercialización, capacitaciones y demás. En lo que va de la gestión entregamos, desde la Secretaria 16 millones y medio de pesos en microcréditos a través del Programa Ayudando a Emprender, que es la iniciativa a través de la cual se entregan herramientas. Además, hay otras líneas municipales y del Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa. Con este programa llegamos a 652 emprendedores”.

“En 2016 los equipos de abordaje territorial atendieron a 7.500 familias de los distintos barrios de la ciudad y actualmente estamos en las 12 mil familias. Si bien la atención es por diversas situaciones, lo que más nos solicitan son las ayudas económicas que pide la familia para cubrir su necesidades básicas y el pago de los servicios, como gas y electricidad”, remarcó.

Dejá tu comentario